7 casos de éxito que unen la creatividad con la tecnología

Deseo; trabajo; técnica; creatividad y éxito. Por favor, no alterar el orden si lo que se persigue es brillar con luz propia en un área, la que sea. Así lo hicieron, al menos, los 7 casos de éxito que intervinieron en el evento de Cooltura Lab sobre tecnología y creatividad celebrado en pasado 15 de octubre en Campus Madrid. Un acto coordinado por Jesús Vega, autor de La empresa sensual, que contó con la intervención de Javier Sirvent, Mago Mor, Fernando Romay, José Luis Llorente, Dani Digest, Rafa Gutiérrez y Anxo Pérez. Estas fueron las claves de su éxito que revelaron a los más de 200 asistentes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Javier Sirvent: El futuro está a la vuelta de la esquina

Conferenciante y Technoly Evangelist, Javier Sirvent es un visionario que se esfuerza en unir el mundo de la ciencia, la tecnología y la creatividad. Empeñado en advertir a la sociedad de los cambios que se avecinan, habló de la inminente sustitución de las personas por robots en los puestos de trabajo. Destacó, asimismo, que cada vez son más las máquinas que superan el Test de Turing (habilidad para exhibir un comportamiento inteligente similar al humano) algo que hará tambalear industrias como la automoción y servicios como los de vigilancia, contact center o, incluso, la docencia o la sanidad citando, en este último caso, ejemplos como el del robot Da Vinci que utilizan ya en algunos quirófanos sin requerir la presencia del cirujano. En definitiva “todo lo que pueda ser sustituido por máquinas, lo será”, dijo Sirvent.

La genética es otro de los campos llamados a la revolucionar a la sociedad en pocos años. En este caso citó la tecnología Crispr (herramienta molecular capaz de corregir el genoma de cualquier célula) “capaz de crear superalimentos, superanimales y superhombres” hasta el extremo de mencionar vaticinios que anuncian que, si no nuestra generación, la siguiente, verá morir a la muerte.

El descubrimiento de nuevos materiales, la aparición de coches autodirigidos que permitirán la conducción a personas ciegas, niños o ancianos o la transformación de los modelos de negocio son realidades que ya están aquí y que, nadie que quiera sobrevivir debería ignorar, porque son imparables.

Claves:

Adaptación a la transformación digital: Nadie podrá escapar a la transformación digital. Ni las industrias, si quieren seguir existiendo, ni los equipos ni las personas. Locutorios que han desaparecido desde que Whatsapp permite hacer llamadas gratuitas o la venta de CDs son sólo una muestra de los muchos casos referidos por Sirvent de empresas que caen por no anticiparse a los cambios. Una revolución que afectará, también a las estructuras empresariales que deberán desprenderse de la jerarquización, igual que los trabajadores tendrán que acostumbrarse  a ser demandados sólo cuando de verdad se les necesite y valorados, no por los títulos acumulados, sino por su capacidad real de hacer cosas.

No vale sólo con ser el líder, tienes que mantenerte: Para ello es preciso estar atento a los cambios y anticiparte a los demás. Casos como el ya referido de los locutorios podrían afectar a otros negocios. Sirvent mencionó, entre otros, el consumo de la televisión que, en el caso de los jóvenes, está siendo sustituido por Netflix y YouTube o la desaparición de los bancos como única fuente de financiación de las empresas.

La unión de todo: Estar preparados para un futuro donde la creatividad, la ciencia y la tecnología deben confluir no sólo como unidad de conocimientos sino también como la unión de las personas. “Compartir pasiones, alegrías y sueños es algo que tiene futuro” dijo Javier Sirvent antes de terminar parafraseando a Kun Fu Panda: “El ayer es historia, el mañana es un misterio, pero el día de hoy es un regalo. Por eso se llama presente”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Las cuatro palabras mágicas del Mago Mor

Decía el escritor británico Arthur C. Clarke que “toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”. Mago Mor no exhibió mucha tecnología, pero sí un sentido del humor tan ágil como sus manos. El mago, que empezó a los 6 años mostrando sus trucos en el Retiro (Madrid) hasta que le descubrió la policía, continuó su carrera en el Hospital Niño Jesús donde estuvo asistiendo durante 12 años. Ahora es un profesional mundialmente reconocido que, además de espectáculos de magia, participa en conferencias motivadoras habiéndose marcado como propósito “colaborar en el desarrollo del talento de las personas a través de la motivación, técnicas artísticas, humor y neoromagia”.

Claves:

Trabajar las emociones: “Creo que hace falta en este mundo un poquito más de pasión, un poquito más de risa y un poco más de trabajo en las emociones y las actitudes de las personas”. Contó que nunca en la escuela le preguntaron “¿Cómo estás?, porque no les importaba. “La solución a todo era, tú estudia más”. Trabajar sobre el conocimiento y el manejo de las emociones es una de las carencias educativas que él sigue echando de menos.

Amor, inspiración, futuro y pasión. Son las cuatro palabras mágicas que ayudarán a gestinar el día a día hasta conseguir resultados mágicos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El espíritu de remontada de José Luis Llorente

Fue jugador de baloncesto y vistió la camiseta de la selección nacional en más de un centenar de ocasiones. Acaba de lanzar su libro titulado “Espíritu de remontada” donde recoge una serie de pautas para superar momentos difíciles. “Creo que a los emprendedores es un libro que les puede gustar mucho, porque la vida de un emprendedor es muy similar a la de un deportista, con trabajo constante, continuos cambios del entorno y un camino lleno de altibajos”, dijo.

Claves

Cómo plantearse la remontada: Hay que partir recordando que generalmente los fracasos son más numerosos que los aciertos. Incluso en aquellos que consideramosmás grandes, como por ejemplo Kobe Bryant que, aunque sea un genio, es el jugador que más veces falló en la NBA. El emprendimiento, como el deporte y como la vida, es una carrera continua. Esto tiene una cosa mala que es que no puedes parar y siempre tienes que tener afán de mejora, pero otra cosa buena, y es que tienes partido todos los días y que lo mismo que un día pierdes otro día ganas.

Cerrar la puerta: “Todos pasamos por malos momentos, lo que hay que hacer es cerrar esa puerta cuanto antes, aprender de lo que hemos hecho mal y pasar adelante. No es un proceso fácil porque entran muchas emociones, pero se aprende".

Cultivar los valores: Si apoyamos nuestra existencia en otros valores que no sean sólo el éxito será más fácil salir del atolladero. Valores como la generosidad, la humildad, la constancia, respeto al rival, “son los que distinguen a los grandes de los mediocres”.

La automotivación. ¿Cómo hacer para que cada día que empieza parezca el más importante de tu vida? Le preguntó Jesús Vega. “No es sencillo pero es importante disfrutar con lo que hacemos, No siempre es posible pero hay que intentar amar lo que se hace porque el trabajo te lleva a la competencia y la competencia, a veces, a la vocación”. 

El entorno: "Conviene rodearse de personas que te ayudan y te protegen, pero también que sean críticas. Rodearte de personas siempre complacientes en un error grave, sobre todo cuando eres jefe".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Fernando Romay: La creatividad es lo que hace al genio

Compañero de Llorente en las canchas, también Fernando Romay le acompañaba esta vez en el escenario. “Ya me hubiese gustado a mí tener zapatillas con cámara de aire o pabellones climatizados como tienen ahora”, dijo el jugador refiriéndose sólo a algunas de las ventajas aportadas por las nuevas tecnologías.

Mencionó Jesús Vega que en, un momento determinado, Fernando Romay cambió su carrera de baloncestista por la de jugador de fútbol americano. ¿Cuándo se da cuenta uno de que tiene que cambiar de carrera?, se interesó el moderador. “Cuando dejas de mirarte el ombligo y analizas con sinceridad lo que tienes alrededor”, contestó el jugador. Más adelante añadiría que, en su caso, fue decisivo el día que reconoció estar más motivado por el dinero que por la pasión. “Mis padres siempre decían que había que irse un minuto antes de que te echaran y yo creo que lo hice, aunque fuera por los pelos”.

Claves:

El talento no exime del trabajo: “El entrenamiento y el trabajo son fundamentales para dominar una técnica. Hay que echar muchas horas de aprendizaje para dominar una técnica antes de convertirte en un buen profesional. 

La creatividad llega con el dominio de la técnica: Una vez que te has convertido en un gran profesional, es la creatividad lo que te permite distinguirte del resto. Sin creatividad no puedes evolucionar ni destacar sobre la mayoría.

Luchar para ser cada día mejor, no el mejor: Contó Romay que solía preguntar a los chavales de su club de baloncesto para qué entrenaban. “Algunos contestan, yo para ser el mejor. Error, digo yo, lo que debes es luchar para ser mejor. Ese es el verdadero éxito, una enseñanza que debo a mis compañeros. No hay que poner puertas al campo, pero lo gratificante es mejorar todos los días, tampoco se necesita mucho, basta que cada día regreses a casa haciendo la cosas un poquito mejor”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dani Diges: El enorme resultado de una crisis personal

Tras representar a España en la Eurovisión del 2010, “esa que nadie ve”, Dani Diges es referente nacional en musicales y en estilo lírico. Nunca soñó, sin embargo, con ser cantante sino actor, una carrera que inició a los 15 años y donde ascendió de manera vertiginosa. Igual que subió, cayó sumiéndole en una depresión y le tuvo 3 años encerrado en casa. Así es como empezó a componer. “Lo pasé fatal pero me sirvió para descubrir mi verdadera vocación”. 

Claves:

¿Suerte o talento?: “Yo creo que se junta todo, pero la suerte la buscas tú, la suerte no te viene sola, tienes que estar preparado y haber trabajado mucho para cuando llegue”.

Aprender de los fracasos: “A mí lo que me motivó fue el miedo a no caer de nuevo en esos 3 años que pasé tan malos. Te sale una especie de rencor que te viene hasta bien para superarte en cada reto”.

Seguir creciendo: “Yo saco la motivación de donde sea, porque siempre hay cosas que aprender. No puedes pensar que lo tienes todo hecho, sino que cada día tienes el techo más alto e intentar superarlo para no decepcionar a nadie. Aunque creas que eres el mejor hay que seguir creciendo”. 

Cuidado con lo que deseas: “A mí me pasan cosas muy extrañas con la ley de la atracción y es que suele cumplirse lo que deseo, pero no debo de concretar demasiado”, dijo tras comentar varias anécdotas personales. “Mi sueño ahora era componer un disco con temas latinos para hacer una gira a lo David Bisbal, y lo que me ha salido es un contrato de un año en Latinoamérica para hacer un musical en portugués”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rafa Gutiérrez: la democratización de la música con las tecnologías

Fue el primer guitarra el grupo Hombres G, pero no ha dejado el negocio de la música porque es un mundo que le apasiona, “más ahora, con la incorporación de las nuevas tecnologías”. Dijo no añorar la industria discográfica de antes, siempre a merced de que te descubriese una productora. “A veces pienso, cuanto talento se habrá perdido por vivir en un pueblo”. Nunca quiso cegarse a los cambios, ni pensó que la piratería fuese el fin. “Yo compongo canciones, no hago discos”, pensaba.

Claves

No estar siempre pendiente del mercado. Al contrario de lo que sucede en la industria, piensa que la creatividad no debe estar siempre sometida al mercado, porque puede coartar la creación artística y su evolución.

Aliarse a las nuevas tecnologías que, en su opinión, han democratizado la industria. “Ahora, con internet, puedes componer y dar a conocer tu obra desde cualquier parte del mundo, hay programas informáticos que te ayudan a producir y montar de forma mucho más barata que antes, puedes aprender a tocar nuestros instrumentos desde casa, trabajar en equipo con artistas que no conoces…a mí me parece increíble lo que han aportado las nuevas tecnologías, más que dañar el talento artístico”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La teoría del descarte de Anxo Pérez

Creador del método 8belts para el aprendizaje de idiomas y autor de Los 88 peldaños del éxito, Anxo Pérez hizo gala de sus momentos atrévete interpretando al piano temas que desconocía a petición del público. Uno de ellos el “Soy un Gnomo” que solicitó Fernando Romay.

Trató de resumir Anxo Pérez en pocas palabras la lógica que subyace en su método de enseñanza y el secreto donde radica parte de su éxito. Es la teoría del descarte consistente en cómo no obstruir el cerebro con información que cuesta mucho retener, pero que aporta muy poco. 

Claves:

Si quieres aprender mucho, aprende menos pero mejor: “Si yo quisiese aprender cualquier cosa aplicaría la teoría de la cara de Gandhi", dijo. Imaginemos que tenemos un puzle con miles de piezas que representan el rostro de Gandhi envuelto en un inmenso cielo. Podemos empezar por probando a juntar las piezas de cielo, “pero la forma más rápida y sencilla de hacerlo sería empezar por la nariz, hacer una espiral ascendente y con muchas menos piezas tendríamos mucha más información de lo que se representa. El coste de la pieza del cielo es exactamente igual que la pieza de la nariz pero ésta es mucho más útil...tanto cuesta hacer algo que no aporta valor como algo que sí lo aporta, el esfuerzo es el mismo, pero los resultados son radicalmente distinto”. Descubrir esas piezas clave es el descubrimiento revolucionario de su método basado en algoritmos matemáticos y que, dijo, puede aplicarse a aprender “cualquier destreza de manera acelerada”.

Si ves que diluvia, vende canoas. Este es uno de los peldaños de su libro pero entiende que es el punto de partida de cualquier emprendedor dado que implica detectar un problema y actuar en consecuencia para solucionarlo. “Los problemas son terribles para quienes los sufren y geniales para quienes los resuelven”.

El grado de avance es directamente proporcional al grado de esfuerzo: Hay dos maneras de enfrentarse a un camino, esperar a tener suerte y que alguien te lleve o empezar a andar y ver que cada paso que das estás más lejos del inicio y más cerca de la meta. “Esto significa que no avanza más millas quien más suerte halla, sino quien más millas camina. Por tanto yo, cuando alguien me pregunta por la suerte, le digo que no me interesa, porque no la puedo controlar lo que me interesa es cómo reacciono”.

No vivir pendiente del éxito: “El riesgo al fracaso está siempre ah,í por eso yo no vivo pendiente del éxito, porque el día que no lo tenga estaré muerto. Yo vivo pendiente de otra cosa que me interesa mucho más que es saber ¿qué sucede en mi mente cuando hay éxito? y ¿qué sucede en mi mente cuando no lo hay? Eso es lo que me interesa porque yo quiero ser feliz cuando las cosas me van bien y cuando me van peor. El éxito es secundario, lo que importa es el máster de aprendizaje que haces por el camino”.

Explota  tus virtudes: "Yo no soy un crack, sino una persona que hace muchas cosas mal. Pero un día me di cuenta de que eso que me pasa a mi le pasa a todos, que hacemos muchas cosas mal, ese es nuestro océano, y poquitas muy bien. El éxito no está en mejorar nuestros defectos sino en explotar nuestras virtudes”. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casos de éxito