5 comercios de éxito que han conseguido vender más con ideas únicas

Distintos sectores, un mismo enfoque: apostar por un nicho muy, muy concreto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
MOODELLI: Muebles con diseño ecopráctico para niños

Muebles diseñados por arquitectos. Eso es lo que confiere a la oferta de Moodelli una especialización que los hace únicos: productos funcionales, con diseño, materiales eco y que buscan la adaptación al crecimiento de los niños (por eso, lo de evolutivos).


Multifuncionalidad
“Que el producto tenga muchas funciones hace que el diseño sea muy básico, pero muy creativo. Trabajamos, además, mucho la seguridad, es lo primero, y la calidad. Sólo utilizamos materiales sostenibles”, comenta Moisés García, uno de sus fundadores.
Evolutivo significa que una cuna se puede adaptar a las distintas etapas de crecimiento de un bebé hasta los tres años. Con lo que los padres se ahorran comprar una segunda cuna. O que una hamaca, que se utiliza desde el primer mes, se pueda transformar en trona, útil hasta los tres años y finalmente como silla infantil adaptable a todo tipo de mesas, incluso a las barras de cocina americana. “Un concepto de muebles que se puede adaptar muy bien a otros segmentos de mercado. Líneas juveniles y para adultos. Siempre con la idea de funcionalidades básicas, uso sencillo, diseño, calidad y seguridad”.


Calidad europea
Aunque apenas lleva tres años en el mercado, se ha hecho un hueco enseguida en España, con distribuidores como El Corte Inglés, y fuera, en Europa. De hecho, han vendido más fuera que en España. Y ahora se preparan para llegar más lejos, adaptando el producto a las normativas de cada país. “Las europeas son de las más exigentes, pero luego cada mercado tiene sus matizaciones y hay que pasar el visto bueno de las autoridades. Ya estamos preparados para las chinas, australianas, y en 2017 lo estaremos para las americanas. En China hemos hecho un contrato muy interesante. Están demandando productos europeos y la marca se enfoca como producto de calidad, con solera, y made in Spain. Se fabrica todo en España cien por cien. No tenemos fábrica, lo subcontratamos a tres fábricas de Alicante, Valencia y Murcia. Y ahora la idea es darnos a conocer por el entorno online, que los consumidores reconozcan la marca y la pidan a los distribuidores y los profesionales. Un poco al revés de lo que se hace habitualmente. Dentro de esta estrategia está la apertura de la tienda online”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
HOLEDECK: Ahorro en construcción

Esta es una empresa que demuestra que se puede ser superinnovador en un sector muy muy maduro. Holedeck ha ideado unos moldes de plástico que permiten crear estructuras de construcción que ahorran un 20% del coste de edificación y un 15% de altura. “Son unos moldes que se utilizan como el que se emplean para hacer un bizcocho. En lugar de echar masa, colocas hormigón. Haces una planta con esos moldes, los retiras y los utilizas en las siguientes. Los moldes son para hacer estructuras que contienen perforaciones o agujeros por los que pasan todos los conductos de electricidad, agua corriente, aire acondicionado... Así se ahorra mucho espacio en cada una de las plantas ya que se evitan los falsos techos. Es un sistema que hemos patentado y que ha recibido ya varios premios”, explica Alberto Alarcón, CEO de la empresa.


Modelo de negocio
“Podemos decir que es el sistema más sostenible del mundo porque además del ahorro de materiales y espacio, permite ahorrar también durante el mantenimiento del edificio. Se consume menos energía térmica y otros elementos”, explica Alarcón,  para quien “el negocio está en alquilar esos moldes. Son reutilizables, es otro factor por el que somos una empresa sostenible. Imagina que un constructor tiene que hacer una torre en México, pues le mandamos un contenedor o dos de nuestros moldes y los utiliza para ir haciendo los diferentes pisos. Cobramos por el número de metros cuadrados ejecutados con nuestros moldes, por el desgaste”, comenta.
“También damos toda la asistencia técnica necesaria tanto a los ingenieros que calculan la estructura como a los constructores que la ejecutan. Queremos controlar la calidad por completo”.
Una innovación brutal que ha sido muy bien acogida en mercados internacionales. “Hemos tenido que salir fuera porque aquí está todo paralizado, pero no nos ha costado mucho. Somos muy activos internacionalmente. Estamos en EE UU, Latinoamérica, Europa... Y eso que somos una empresa muy joven. La creamos en el verano de 2012”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
ARTISTIC METROPOL: Cine de barrio con cartelera alternativa

En plena crisis del sector de exhibición cinematográfico, el emprendedor Ángel Mora ha sido capaz de desarrollar un nuevo concepto de cine que funciona. Artistic Metropol propone funciones de formato pequeño, con una sala de 70 espectadores y proyección de películas que a veces exhiben ellos en exclusiva. “Más de la mitad del cine español no se estrena en salas. Van a festivales y al DVD, sin llegar a exhibirse. Había un hueco que no está cubriendo nadie. No nos planteamos competir con el resto de salas porque no tendría sentido. Nos hemos especializado en cine pequeño, independiente, cortometrajes, reposiciones...”, explica.
Es una forma de entender la exhibición cinematográfica totalmente innovadora. “En la mayoría de los cines, si un fin de semana no hay suficientes espectadores, se retira la película. Nosotros la aguantamos más tiempo. Las programamos de forma espaciada, a veces un pase diario y otras un pase a la semana, porque aquí no hay grandes figuras detrás y funciona mucho el boca-oreja”.
Una sala pequeña y que no soporta un alquiler altísimo al estar en una calle poco transitada de un barrio de Madrid le permiten mantener esta fórmula. “No necesitamos tantos espectadores como otras salas para que sea rentable. Además,  hacemos otros servicios que complementan las proyecciones: pruebas de checking para las productoras, pases de prensa, premiers, presentaciones... incluso una persona de la calle puede alquilar la sala para un evento privado. Somos un poco hormiguitas. El resultado de taquilla es la suma de todo lo que hacemos cada mes y no exclusivamente las entradas que vendemos”.


¿Cine de barrio?
Que estén en un barrio no significa que sea cine de barrio. Todo lo contrario. “No nos nutrimos de la gente del barrio. Damos a conocer la programación en redes sociales y tenemos 3.500 suscriptores. Viene gente de todo Madrid, pero también de fuera porque hay películas que sólo proyectamos nosotros. El 50% de nuestra programación no se puede ver en otro sitio”.


Tendencias
Para Mora, “es un concepto que se puede adaptar a otras ciudades, aunque hay que ver una por una si cuentan con público suficiente para ver cine independiente y en versión original (la mitad de nuestra programación es en VOS), qué competencia existe... Pero también hay hueco en los reestrenos, los musicales interactivos, las películas antiguas remasterizadas, etc. Se trata de desarrollar un concepto de sala polivalente: cine y tapas, cursos de cine... el objetivo es que la sala tenga mucha vida”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
BAJO EL VOLCÁN: Discolibrería enfocada al vinilo actual

Quien haya leído la novela de Malcolm Lowry que da nombre al local pensará automáticamente que está ante una librería para un público selecto, pero Bajo el Volcán es más una tienda de discos que de libros: el 80% de su facturación procede de la venta de vinilos.
En sus orígenes, Fernando Velasco la ideó para vender conceptos de cultura en todos los formatos: libros, discos y DVD con una oferta muy cuidada. Pero son los discos los que realmente la hacen diferente en el mercado actual. “Hubo un momento en el que los vinilos parecía que iban a desaparecer. Y cerraron muchas tiendas especializadas. Hoy se mantienen algunas, pero con una oferta de los 60 y 70 y compra-venta de segunda mano. Aquí nos hemos especializado en música actual. Lanzamientos en vinilo de grupos de hoy y reediciones de los 50, 60 o 70. Tengo mi sección de segunda mano, pero la mayoría de mi catálogo son novedades. Más de 6.000 vinilos traídos de todo el mundo y que me ocupan el 80% de mi tiempo. Títulos que no vas a encontrar habitualmente en ninguna otra tienda”, explica Velasco.
Este posicionamiento es el que lo convierte en algo nuevo, a pesar de tratarse de una tienda basada en un concepto clásico: local cuidado, horario comercial, sin eventos ni nada parecido a lo que se lleva en el madrileño barrio de Lavapiés. Además de una cuidada oferta amenizada por la labor de asesor de su propietario.


Vinilo de actualidad
Velasco reconoce que es un mercado complejo. Hay que conocerlo. Pero la falta de competencia lo puede hacer atractivo para ciudades grandes, como Barcelona y sobre todo Valencia, donde dice que apenas hay ofertas de vinilo. Otra ventaja del disco frente al libro es que te “permite buscar proveedores en Holanda, en EE UU, y negociar más el precio. Y no va a morir. En Gran Bretaña se venden ya más discos que CDs. Es un producto de lujo, de sibaritas. Hay chavales que han crecido con el mp3 y cuando quieren un formato físico, compran vinilos”, explica Velasco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
MELTDOWN: Bares para jugones

Un local en el que se reúnen los aficionados a los juegos para hacer competiciones. Es el concepto que está introduciendo en España el emprendedor Carlos Teschendorff, gerente de Meltdown Valencia, el primero de este tipo en nuestro país. “Formamos parte de una reconocida franquicia francesa que nació en 2012, ya está implantada en toda Francia y ahora se están expandiendo en otros países, empezando por capitales como Londres, Berlín, Lisboa, Toronto, Portland, Colonia... Es un formato nuevo que se conoce como eSport, competiciones en las que se juntan aficionados a un videojuego concreto como League of Leggens, que es el que más se está jugando ahora, y en las que suele haber premios muy altos, económicos y en especie”, explica su promotor.  
El bar desarrolla una actividad que ya se hace en todo el mundo, pero en formatos gigantes. Con decenas de miles de personas que se reúnen en estadios y en las que se juegan millones de dólares. “Pero no todo el mundo puede acudir a estos macroeventos. Para ellos, la alternativa es juntarse en nuestro bar y participar en las competiciones tomándose una cerveza. En el segmento de eventos ya hay mucha competencia. En este formato somos los primeros”, añade Teschendorff.


Modelo de ingresos
El juego es una excusa para atraer aficionados de forma recurrente, ya que no se cobra por el uso de los PC. Los ingresos están en la venta de bebidas, como en cualquier bar. Y los premios corren a cargo de los patrocinadores del local, que son muchos: Need for Seat para las sillas de gaming, Steelseries para los periféricos, Monster como bebida energética y Ericsson para los monitores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo