¿Quieres saber cómo puedes tener una oportunidad en Silicon Valley?

¿Es oro todo lo que reluce en Silicon Valley? Para saber cuánto de mito y cuánto de realidad hay en la aventura californiana, hemos preguntado a cinco emprendedores que han vivido muy de cerca esta experiencia y lo han hecho de formas y con resultados diferentes. Éstas son sus conclusiones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Eneko Knörr. Fundador de Ideateca y Ludei

Su primer contacto con el valle californiano fue a través de un viaje organizado por el ICEX y Banesto. “Fue una semana en Silicon Valley en el que visitabas las típicas empresas e ibas a varios congresos. Al tercer día, pensé ‘qué estoy haciendo en España’. Yo estaba en Bilbao con Ideateca, pero quería montar una empresa internacional y entendí que me tenía que instalar en Silicon Valley. Las cosas han cambiado, pero en aquel entonces, hace unos seis años, en España prácticamente no había inversores potentes en tecnología y pensé que era la opción”, explica.

Así que en 2011 desembarcó allí. Tres años después, en 2014, creó Ludei, ya como compañía americana. “Y volvimos hace un año, después de cinco en Silicon Valley. Mantener la empresa y vivir allí es carísimo, al igual que contratar gente local. Teníamos siete personas y era una barbaridad. Ahora bien, gracias a eso tenemos clientes muy grandes como Disney o Nickelodeon, y seguimos manteniéndolos”.

Pros y contras

¿Merece la pena ir a Silicon Valley? “Hoy por hoy, creo que no es necesario. En España hay muchos inversores y fondos de hasta 50 y 60 millones de euros, y en Europa de hasta 200 millones. Es más fácil levantar dinero aquí que en EE UU. Además, en España hay mucho talento más asequible. Está bien ir allí para posicionarte y ganar visibilidad, pero creo que no es una buena idea”, afirma.

¿Qué errores ha cometido? “Creer que te van a aceptar sin más. Aunque al principio Silicon Valley acoge muy bien a los extranjeros, en realidad es muy cerrado. Si hay dos startups que hacen lo mismo, pero uno es de un tío de Palo Alto o que ha estudiado en Stanford o similar y la otra es de París, la de allí lo va a tener más fácil”.

Consejos

1. Entra en el ecosistema. “Para eso debes contar con un cohunter americano y mejor si él ya ha montado alguna empresa antes. “Nosotros, al principio, nos resistimos. Pensaba que las cosas iban a ser más fáciles porque estaba convencido de que la empresa valía mucho y no quería meter a alguien de fuera, pero es imprescindible. Otra manera de entrar en el ecosistema es integrándote en una aceleradora americana, porque tienen contactos. Ahora bien, si vendes a Google, también te ven como uno de los suyos”.

2. Conviértete en relaciones públicas. “Una realidad de allí es que a poco que te muevas, cada día hablas con alguien interesante. Allí están las principales compañías y puedes conseguir más visibilidad para tus proyectos. Pero hay una pelea grandísima por conseguirla y al final pasas más tiempo buscando atención que en tu trabajo”.

3. Networking y networking. “Hay que estar en todos los sitios, congresos, reuniones y demás”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sira Pérez de la Coba. Fundadora y CEO de Shazura

"Desembarqué por primera vez en mayo de 2014, un año después de fundar la compañía española Shot & Shop. Un advisor que teníamos de Google nos organizó la agenda de reuniones con varios venture capital, inversores y clientes del valle. Nos animamos porque allí tienen la visión, valentía, conocimiento y experiencia para invertir en compañías como la nuestra, basadas en tecnologías punteras y con retornos y rentabilidad más tardías. Pero, además, cuentan con el músculo financiero necesario para acompañarnos en múltiples rondas”, recuerda Sira Pérez de la Coba, fundadora y CEO de Shazura.

En diciembre de 2014 fue elegida como Endeavor Entrepreneur en el 56 th International Selection Panel y, en junio de 2015, “los panelistas inversores de Endeavor realizaron una ronda puente de 1.250.000 dólares para trasladar la compañía a Silicon Valley, fundando Shazura en San Francisco”.

Aprovechar la oportunidad

Sira destaca varios errores en su desembarco: por un lado, pensar que lo que vale en otras partes de Estados Unidos es aplicable a Silicon Valley: “Es un mundo aparte, una burbuja en medio de EE UU, con sus propias reglas del juego. Otro error es creer que, al traer algo de valor, te van a recibir con los brazos abiertos. Si no demuestras que detrás hay un negocio potencial o un mercado, no se mojan”.

También cita algunos aciertos: “Haberme mezclado desde el principio con gente de otras culturas, pensamientos, orígenes... No haber dejado de creer en mí y en mi proyecto. Aprovechar el tiempo al máximo y la oportunidad que tienes de conocer gente brillante de la que aprender muchísimo. No hay sentido del ridículo y la gente se ayuda: se juega limpio con competencia feroz.

Consejos

1. Ármate de fondos. “Para desembarcar, precisas un millón de dólares, mínimo, y una media de un año para enterarte de cómo funcionan las cosas allí y pasar sus filtros”.

2. Finánciate con fondos de allí. “No lleves tu negocio a EEUU con inversión hecha en España o Europa: te va a costar tres o cuatro veces más y también vas a necesitar un embajador que sea o viva en Silicon Valley desde como mínimo dos años, no sólo por los contactos sino porque entenderás antes cómo funcionan las cosas”.

3. Equivócate en local. “Los errores allí salen muy caros así que equivócate y aprende antes en tu país o ciudad y, cuando estés listo, te vas allí”.

4. Aprende a comunicarte. “No son más listos que nosotros, sino que saben hacer las cosas en equipo y comunicarlas mejor. Has de ser estratega”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Xavier Verdaguer. Fundador de Innovalley

Me fui en 2009 para estudiar un año en Stanford, después de haber vendido la empresa que tenía en España, TMT Factory. La idea era volver. Pero me gustó tanto el entorno que decidí quedarme y crear mi empresa en 2010, Innovalley, que buscaba aunar el talento de Barcelona con la tecnología californiana”, recuerda Xavier Verdaguer.

Hasta entonces había estado con visado de estudiante, pero al crear la compañía e invertir 120.000 dólares consiguió el visado de inversor que le permitía trabajar en el país durante cinco años y gestionar visados para traerse a otras personas a su proyecto. Un año después, en 2011 fundó Imagine Creativity Center, un centro de innovación que ya tiene proyectos en 10 países distintos “y es ahora mi principal actividad”.

El mejor entorno del mundo

Hoy cuenta con la Green Card, “que me permite residir y trabajar durante diez años, pero debo vivir seis meses al año allí”. Lo mejor de Silicon Valley es que “me permite apostar por un entorno que es el mejor del mundo en mi tipo de negocio y en el que puedes aprender muchísimo: pasan tantas cosas y hay gente tan buena, tan talentosa y tan generosa con su conocimiento que aprendes muchísimo”.

Aunque, es “un entorno muy competitivo, hay las mismas oportunidades para todos: da igual cómo vistas, si vienes de la India o Italia o cómo te apellides. Pero no es fácil triunfar: sólo lo consigue uno de cada 10. El índice de fracaso alcanza el 80%. Todo el mundo se conoce y hay que cuidar mucho la reputación y la red de contactos. Uno de los mitos que más me ha sorprendido es el de que todo es moderno y muy avanzado: son 12 pueblecitos con unas infraestructuras mucho peores que las españolas y con un entorno muy rural.

 Consejos

1. Hazte un checklist. “Debes saber si tu empresa encaja en Silicon Valley. Ellos buscan una tecnología o modelo que nadie más tenga y en sectores como las nuevas tecnologías, las biotech, social media, gaming y wearables/iot."

2. Realiza un periodo de exploración previo de tres meses. “Sólo necesitas la visa turista, tiempo suficiente para saber si funcionará. Prepárate un fondo de entre 50.000 y 100.000 euros y márcate una agenda muy apretada de contactos”.

3. Sé realista con los tiempos. “Es cierto que todo, incluso montar una empresa, es muy rápido, pero es muy difícil trabajar legalmente en el país y conseguir visado para ti y para la gente que te quieras llevar. también es complicado contratar ingenieros porque hay poca oferta y muchísima demanda. yo perdí mucho tiempo con esos procesos. Fui muy optimista con los tiempos”.

[SEGURO QUE TE INTERESA... LOS NUEVOS NEGOCIOS DE LOS GIGANTES DE SILICOM VALLEY. ¡INSPÍRATE EN ELLOS!]

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pilar ManChón. Directora de Interfaces Cognitivos en Amazon

Hoy Pilar Manchón es directora de Interfaces Cognitivos en Amazon, pero comenzó su carrera como International Fellow en SRI International mientras trabajaba en su tesis doctoral en Stanford con una beca Fulbright. De regreso en España, en 2003 cofundó Intelligent Dialogue Systems (Indisys). En 2013, y tras varias rondas de financiación cerradas con éxito, Intel adquirió la compañía.

Fue entonces, en el mes de junio de ese año, cuando se mudó a Silicon Valley: “Intel me transfirió a su cuartel general en Santa Clara, California. El objetivo era liderar el desarrollo de nuestra tecnología desde Silicon Valley. Todo el proceso fue muy acelerado. Apenas 48 horas después de la firma final en Sevilla, ya estaba en California”, señala Manchón.

Desde el punto de vista profesional, el cambio fue drástico –continúa–, “ya que pasas de una pequeña startup a una multinacional de más de 100.000 personas. Una de las partes fundamentales del proceso fue la transición del equipo y su integración en la nueva infraestructura. Y en lo personal, una mudanza intercontinental no es un proceso sen- cillo para una familia monoparental. Mi principal preocupación era pasar de un entorno conocido, donde tenía el apoyo necesario para cuidar de mi hijo y trabajar, a uno nuevo donde partes de cero”.

El valor del equipo

“Entre los mayores aciertos de mi experiencia destacaría el foco en las personas. Para mí era muy importante que el equipo se sintiera seguro, inspirado y lleno de energía para afrontar la nueva etapa. Tener metas y objetivos concretos, ser muy transparentes con respecto al proceso, gestionar las expectativas debidamente y, sin duda, ser un punto de apoyo”.

Consejos

1. Pide consejo. “Es positivo, si el tiempo y las circunstancias lo permiten, cotejar datos y pedir consejo a alguien que haya pasado por circunstancias similares. Cada aventura es distinta, pero lo que es común a todas ellas es que en muy poco tiempo tienes que tomar muchas decisiones transcendentales con información muy limitada y sobrecarga en los circuitos”.

2. Prepárate muy bien. “La calidad de los proyectos y emprendedores es muy alta, de manera que debes dominar con soltura los aspectos técnicos diferenciales de tu proyecto, el contexto, el mercado, la competencia y tener un plan concreto, creíble y escalable”.

3. Sé ambicioso. “Es tan importante ser prudentes como ambiciosos, crear proyectos factibles, pero globales y, aunque parezca obvio, dominar el inglés”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
David Boronat. CEO de Multiplica

Llevo casi 12 años liderando la internacionalización de Multiplica, consultora especializada en UX y conversión, en el continente americano en ciudades como Santiago de Chile, Bogotá, Medellín, Lima, Buenos Aires, Miami o Ciudad de México y, para un internetero como yo, no experimentar la meca digital no era una opción”, explica David Boronat, cofundador y CEO de Multiplica.

“Tras iniciar el desarrollo en Estados Unidos desde Miami, decidí cambiar de costa y vivir la experiencia de Silicon Valley. Fueron dos años interesantes, aunque no del todo acertados porque, más allá de la ilusión de estar cerca de Google, Facebook o trabajar en Palo Alto, no pensé muy bien cuál debía ser mi estrategia de comercialización y, especialmente, de consolidación en un lugar del mundo donde competir por el talento es muy complicado.

Y ese es el principal reto: atraer y, sobre todo, retener talento en Silicon Valley es una locura. Compites con las grandes techs, con los startups que –aunque incipientes– más llaman la atención. Todo ello hace que los salarios para alguien que viene de España sean indigeribles”, afirma Boronat.

A la búsqueda del oro digital

“Lo mejor de Silicon Valley es lo electrizante y estimulante que es acercarte a las empresas y startups más hot del panorama digital. Sus ganas por ser verdaderos unicornios realmente se contagian. Lo peor pasa por contemplar a tanta gente inmersa en esa loca búsqueda del oro digital. Todas las relaciones sociales cumplen un cometido: acercarte a tu objetivo y uno siente una extraña sensación de por el interés te quiero Andrés. Conectar con la gente y más siendo español no es nada fácil”, añade.

Consejos

1. Define muy bien tus objetivos. “Cuando llegas, o tienes las ideas muy claras o es muy fácil distraerte. no faltan eventos o gente interesante que conocer, pero ¿con qué propósito? Es vital saber muy bien qué esperas conseguir”.

2. Concreta tu oferta de valor. “Uno de mis errores fue dispersar demasiado la propuesta de valor que podía ofrecer. Hubiera sido mucho más inteligente definir un servicio muy concreto para crear mayor interés y deseo. Los norteamericanos van siempre al grano. Tener un discurso demasiado amplio te hace perder oportunidades. Probablemente, me faltó confianza en mí mismo y eso se paga en las distancias cortas”.

3. Separa la viga de la paja. “Cierto es que Silicon Valley es el lugar donde talento, dinero y riesgo crean las condiciones para que las mejores ideas nazcan... Pero no es oro todo lo que reluce. Hay muchos proyectos sin sentido que alcanzan grandes cifras de inversión”.

[SEGURO QUE TE INTERESA... LOS NUEVOS NEGOCIOS DE LOS GIGANTES DE SILICOM VALLEY. ¡INSPÍRATE EN ELLOS!]

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Habilidades