10 pioneros que crearon las grandes marcas actuales

El pionero corre un riesgo importante al penetrar en mercados aún sin explotar. Pero, al mismo tiempo, si la idea cuaja, adquiere una ventaja casi insalvable para la futura competencia. Es la recompensa con que se premia a los más audaces.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Giorgio Armani. El triunfo de la sobriedad

El primer paso. Se inició en el mundo de la moda como comprador de género en 1957. Siete años más tarde debuta como diseñador, con un trabajo para Hitman, compañía de Nino Cerrutti.

El camino. En 1975, Giorgio Armani crea su propia marca de prêt à porter. Pronto se destapa como un diseñador sobrio y elegante.

La anécdota. Armani estudió dos años en la Facultad de Medicina. De aquella etapa nació su pasión por la vida sana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Richard Branson. Virgin, espíritu de aventura

El primer paso. El éxito de Richard Branson está íntimamente ligado al de Mike Oldfield, un músico británico, intimista y sinfónico, que había compuesto una obra a base de campanas tubulares. En el agitado panorama musical británico nadie quería producir algo tan alejado de la beatlemanía reinante o de las nuevas olas venideras. Branson apostó y creó para ello el sello discográfico Virgin.

El camino. La música de Mike Oldfield se convirtió en un éxito sin precedentes a finales de los años setenta y principios de los ochenta. Sus composiciones se vendían por millones y formaban parte de todas las sintonías de radio y televisión. Este éxito catapultó a Virgin a competir con las legendarias discográficas de la época. Después vendrían otros negocios: megastores, líneas aéreas o ferroviarias.

La anécdota. Es un pionero a la vieja usanza. Su carácter emprendedor y su afición por el riesgo no se limitan al terreno empresarial. Ha participado en muchas aventuras. Con estas iniciativas, Branson no sólo satisface sus egos personales, sino que además consigue una publicidad muy rentable para sus empresas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Goicoechea y Oriol.Talgo, el AVE español

El primer paso. En 1941, el ingeniero vasco Alejandro Goicoechea realizaba las primeras pruebas de un nuevo sistema de rodaduras aplicadas al tren. El tren inventado consiguió una velocidad de 75 Km/h entre Leganés y Madrid.

El camino. Goicoechea presentó su invento al industrial José Luis Oriol, que apoyó desde el primer momento el proyecto. De esta forma, en 1942, se crea Patentes Talgo.

La anécdota. Pese a que el primer tren ligero es un invento español, la industria de la postguerra no tenía capacidad de producirlo. Se encargó su fabricación a la American Carand Foundry. El primer tren Talgo llegó a España en 1950.

En las primeras pruebas, el Talgo alcanzó los 75 Km/h.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Werner Siemens. El Edison alemán

 Siemens es uno de los grandes genios. Su primera aportación fue el telégrafo de aguja. En 1848 construye la línea telegráfica Berlín-Francfort. Su siguiente éxito fue el descubrimiento del principio de la termodinámica y la invención de la dinamo. Siemens fue pionero en un gran número de campos. En 1872 creó un plan de pensiones para sus empleados. Otro hito fue la compra, en 1990, de la compañía Nixdorf.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
José Lacasa. Somos los “Conguitos”

Primer paso. José Lacasa funda Chocolates Lacasa en 1852, en Jaca (Huesca). Más tarde, sus hijos introdujeron el primer tostador de café capaz de servir variedades natural y torrefacto.

El camino. En 1946 lanzan el turrón de chocolate y en 1987 compran su producto más popular: los conguitos.

La anécdota. Las ventas de conguitos en el exterior tardaron en cuajar, porque se entendía que el producto tenía connotaciones racistas. Por ello su publicidad corrigió cualquier posible matiz xenófobo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Hermanos Cottet. Indo, visión empresarial

El primer paso. Los hermanos Rolando, Fernando y Renato Cottet Monnett crearon Industrial de Óptica (Indo), en 1937, como consecuencia de la escasez propia de la Guerra Civil.

El camino. Para desarrollar la producción los Cottet se asociaron con la familia Garrigosa. Más tarde se unieron a otra familia de empresarios catalanes: los Ventós.

La anécdota. En el tardofranquismo, las instalaciones de Indo en L ́Hospitalet fue lugar habitual de reuniones políticas clandestinas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aki Maita. La mamá del Tamagotchi

El primer paso. Esta joven japonesa, es la mamá del Tamagotchi, el juguete virtual que hizo furor en todo el mundo. LIcenciada en Pedagogía, desarrolló su idea de crear el juguete con el que siempre soñó.

El camino. En 1990, Aki Maita desarrolla el
Tamagotchi para la multinacional japonesa del sector juguetero Bandai. Sólo en Japón se vendieron más de 14 millones de unidades.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
J.S. Pemberton. La chispa de Coca Cola

John Styth Pemberton fue el artífice del brebaje que dio origen a la Coca-Cola. Asa Griggs Candler compró el derecho a comercializar su preparado. En 1919 Candler vende la compañía a Ernest Woodruff, un financiero de Giorgia. Fue, sin embargo, su hijo Robert el impulsor de la firma como una de las más grandes multinacionales, con el popular refresco como buque insignia.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ferrero y Ventura. El sabor del Cola Cao

El primer paso. Los cuñados José Ignacio Ferrero y José María Ventura crearon en 1941 Nutrexpa. En 1946 lanzaron el Cola-Cao, un producto de cacao, azúcar, cereales, calcio, fósforo y magnesio.

El camino. Ferrero y Ventura no dudaron cuando un publicitario les propuso, en 1952, anunciarse en radio. Grabaron la canción que acompañaba al anuncio: “Yo soy aquel negrito / del África tropical”. La publicidad fue un éxito y el producto comenzó a ser demandado desde todos los rincones del país.

La anécdota. Cola Cao fue un nombre que nació al azar. En 1988, deciden crear una join venture en China. Observan que su fonética en chino es muy parecida al eslogan que siempre ha seguido la marca. Por eso, modificaron el nombre para el mercado chino, donde se comercializa como Caole-Cao, que significa “crecer sano y feliz".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Charles D. Darrow. Juega al monopoly

 La juguetera Parker Brothers se negó a fabricar el Monopoly, juego inventado por Charles D. Darrow en 1934. La negativa obligó a Darrow a producirlo por su cuenta. La crisis de aquellos años contribuyó al éxito de un producto que hacía soñar con ser rico. Darrow vendió su Monopoly en los almacenes Wanamakers, de Filadelfia. El juego obtiene tal éxito que Parker decide adquirirlo en 1935.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes