Ideas innovadoras para desarrollar negocios sobre gestión empresarial y recursos humanos

Todas ellas forman parte de nuestra sexta ‘Lista Emprendedores’, que destacan por sus modelos de negocio innovadores

Estas cuatro empresas, que integran nuestra sexta ‘Lista Emprendedores’, que reúne las 50 startups españolas más innovadoras, han visto una oportunidad de negocio en el mercado de la gestión empresarial y los recursos humanos. ¿Quieres saber cómo lo han hecho? Sigue leyendo…

Cobee
Borja Aranguren, cofundador y CEO de Cobee.

Cobee

Gestión de planes de beneficios de empleados

Desde el principio lo han tenido claro: “El mercado de la compensación y los beneficios a los empleados se había mantenido intacto durante los últimos 20 años. Nuestra idea pasaba por renovarlo y adaptarlo a los nuevos tiempos, aportando tecnología y, sobre todo, teniendo en cuenta las necesidades de los empleados para hacerles la vida más fácil. Teníamos que situar al empleado en el centro y convertir su compensación en una experiencia completa en la empresa, más allá del pago de una nómina a fin de mes”, recuerda Borja Aranguren, fundador junto a Daniel Olea y Nacho Travesí, de Cobee, plataforma que permite crear y gestionar los planes de beneficios de manera flexible, personalizada y automatizada.

“Queremos hacer la vida más sencilla a los trabajadores y así lograr un impacto positivo en toda la empresa. Ofrecemos un producto flexible, que se adapta a las necesidades de empresas y equipos de todos los tamaños. Y al ser 100% digital, la gestión se puede hacer desde cualquier lugar. Nuestra solución supone una disrupción en la manera de gestionar los beneficios: ahora los equipos de recursos humanos disponen de una única plataforma desde la que pueden ofrecer a sus plantillas diferentes productos a la carta (comidas, transporte, guardería, seguro de salud, formación, etc.). Esto les permite reducir considerablemente tanto las tareas administrativas como los costes”.

El principal reto que tuvieron que afrontar fue “adentrarnos y posicionarnos en un sector muy tradicional: un mercado centrado en satisfacer a los departamentos de recursos humanos, que necesitaba actualizarse y adaptarse a las nuevas formas de comportamiento y consumo. Las empresas estaban empezando a darse cuenta y a poner cada vez más el foco en la experiencia del empleado; lo que abre también muchas oportunidades a empresas como la nuestra. Siempre hemos escuchado al mercado y sabemos que todavía hay mucho por hacer: el 81% de los empleados considera que el plan de beneficios que ofrece su empresa es generalista e impersonal, según nuestro Informe de Tendencias y Beneficios Sociales 2021”, afirma Aranguren.

Lo que diferencia a Cobee, principalmente, de otros actores del sector “ha sido haber sabido leer las necesidades de los empleados en torno a la compensación y apoyarnos en la tecnología para brindarles una solución más completa, sencilla y personalizada. Nos movemos en un sector muy anticuado, que se caracteriza por contar con proveedores de mucho renombre especializados en soluciones muy concretas (por ejemplo, los cheques restaurante en papel). Pero, en nuestro caso, desde una plataforma centralizada, actuamos como único proveedor, poniendo a disposición de nuestros clientes un gran abanico de productos de una forma fácil, rápida y automatizada. Sin papeleos ni dependencia de terceros”, asegura.

Apoyo de clientes y de inversores para seguir creciendo

En menos de tres años ya cuentan con empresas como Tripadvisor, Booking, WPP (Ogilvy, GroupM, The Cocktail…), Glovo, The Fork, Avis, Petronas, N26 o JTI. Desde que crearon la compañía, han captado más de 16 millones de euros de capital. “Recientemente, además, hemos cerrado una ronda de financiación de 14 millones de euros con inversores como Balderton Capital, Speedinvest, Target Global, Encomenda y Lanai y business angels con roles clave en Zalando, N26, Uber y Gympass”. Los inversores iniciales de Cobee en su etapa seed (Speedinvest y Target Global) y los inversores pre-seed (Encomenda y Lanai) también han renovado su compromiso con la empresa. “Esta serie A ha supuesto para nosotros un cambio de fase: ya no somos una startup en fase incipiente, ahora estamos encontrando un product market fit. Nos hemos profesionalizado y comenzamos a expandirnos. Creemos que es precisamente eso lo que han visto los inversores: una compañía joven, pero asentada, con un producto que, en poco tiempo, ha llegado a clientes de primer nivel y que crece mes a mes”, subraya Aranguren.

Los planes de Cobee están en seguir mejorando el bienestar del empleado y esto pasa por añadir nuevos productos y servicios que están siendo demandados actualmente. “Nuestro objetivo final es poder seguir perfeccionando la experiencia total que les ofrecemos. En esta línea, realizaremos una fuerte apuesta por los productos financieros y servicios relacionados con la salud y el bienestar, añadiendo nuevos beneficios como gimnasios, salud mental, wellness, plataformas de entretenimiento y otros aún por conocer en nuestro país. Además, nuestra intención es profesionalizar y aumentar el equipo con perfiles que cuenten con mucha experiencia para poder poder dar un servicio excelente a nuestros clientes”.

En cuanto a expansión, siguen enfocados en seguir desarrollando e internacionalizando su modelo de negocio. “Por el momento, estamos estudiando nuestra entrada a otros países de Europa y también de Latinoamérica. Pero, sobre todo, queremos asentar todo nuestro producto en los países en los que ya estamos presentes, como Portugal, incluyendo nuevos beneficios y priorizando una plataforma tecnológica que nos permita seguir escalando”.


GoKoan
Mike Ballesteros, Clara Torrijos y Elena Cebadera.

GoKoan

El algoritmo para estudiar una oposición

Clara Torrijos llevaba un tiempo investigando sobre los efectos del uso de la tecnología en el aprendizaje. Pero, en mitad de la crisis de 2008, buscando estabilidad, se planteó opositar. “Y cuando vi la oferta que había, el tipo de cliente y, sobre todo, la forma de enseñar, sentí que había infinidad de cosas que se podían mejorar”, recuerda.

Junto a Mike Ballesteros, que aportaba su experiencia como director de tecnología, y Elena Cebadera, en producto, se asociaron con No Spoon, venture builder puesto en marcha por los fundadores de Akamon, para que les ayudaran con toda la parte de negocio y estrategia.

“Tenía relación y, sobre todo, tengo pasión por saber cómo aprenden las personas y por qué lo hacen, qué les motiva. A lo largo de mi carrera, he estado vinculada al mundo de la educación de varias formas: coordinando proyectos intergeneracionales, como técnico de investigación en un proyecto que medía el impacto cognitivo y en la salud mental de los mayores, que seguían aprendiendo después de jubilarse, dentro de un gabinete psicopedagógico en educación primaria y secundaria. Pero, lo más importante, es que, como psicóloga, me apasionan las ciencias cognitivas. Y enfocarlo al sector de las oposiciones fue más una decisión estratégica, ya que, por una parte, detectamos un nicho de mercado mayoritario al que no se le estaban satisfaciendo sus necesidades, un sector muy tradicional sin apenas digitalización y, por último, nos permitía poder validar rápido y barato, algo imprescindible para una startup”, explica Torrijos.

Así nació GoKoan. “Hacemos tecnología para aprender de un modo más eficiente. Para empezar, nos hemos enfocado en el sector de oposiciones ya que vimos que era un sector muy tradicional en el que podíamos impactar de forma muy rápida. Hemos desarrollado una metodología elearning propia, capaz de generar itinerarios de aprendizaje totalmente personalizados para cada estudiante, seleccionando de forma automática las actividades y recursos de aprendizaje que debe hacer en cada momento para llegar preparado a una fecha concreta”, detalla Torrijos.

De tú a tú con los opositores: el 75%, mujeres

Los inicios fueron muy divertidos y apasionantes. Así, lo recuerda la propia Torrijos: “Dedicamos muchísimo tiempo a hablar y entender a los futuros clientes. Bueno, más bien futuras clientas, ya que el 75% de los opositores son mujeres. Validamos con ellas desde cuáles eran sus ‘dolores’ hasta el uso de la plataforma. Creamos un grupo beta al que le dimos acceso gratis al primer curso a cambio de que nos dieran información sincera y continuada sobre el producto. Tres de ese grupo, que podrían haberlo tenido gratis toda la vida, nos quisieron pagar. Así que eso nos dio el empuje para sacar ese curso a la venta, solo uno, y empezaron a llegar clientes. Y empezamos a hacer cosas que teníamos claras desde el inicio. Y es que no podíamos hacer exactamente lo mismo que hacía nuestra competencia. Ni en comunicación, ni en servicio de atención al cliente, ni en producto. Así que apostamos por el concepto de que somos la mejor no-academia de oposiciones”. 

En ese sentido, Torrijos recuerda que “había, o academias muy tradicionales, que dan un servicio completo, pero cero innovación, o herramientas de apoyo al estudio tipo app de test, que solo satisfacen una parte de las necesidades de preparación. Ahora tenemos competencia más afín a lo que nosotros somos. Y eso es una buena noticia. Eso significa que algo estamos haciendo bien y que de verdad el sector estaba pidiendo cambios”.

Ya cuentan con más de 2.500 clientes y han cerrado una ronda de 1,2 millones de euros. “Hemos seguido todos los pasos de libro de financiación de una startup: empezamos con recursos propios, seguimos con financiación pública autonómica, una ronda de inversión de FFF, más financiación pública estatal y ahora una ronda semilla de 1,2 millones con los primeros fondos. Somos muy tradicionales”.

La compañía cuenta con tres planes de futuro. Por un lado, mejorar el producto. Para ello, “estamos desarrollando ese primer producto mínimo viable que creamos a un producto mucho más maduro. Tenemos una solución por la que, de momento, nos pagan y tenemos que ir a una solución que les encante. En segundo lugar, investigar cómo escalar la generación de contenidos y de actividades de estudio a través de la Inteligencia Artificial. Y ahí estamos haciendo cosas muy interesantes con tecnologías muy actuales. Y en tercer lugar, empezar a preparar la siguiente fase, ya sea una internacionalización o dar el salto a otra vertical en el mercado nacional. Además de escalar el equipo, entendiendo ‘escalar’ en el sentido más amplio de la palabra”, enumera Torrijos.


ifeel
De izda. a dcha., Gabriele Murrone, Amir Kaplan y  Martin Villanueva.

ifeel

Plataforma de bienestar emocional para empleados

Para conseguir la tracción inicial, ifeel comenzó con un modelo B2C, dando su servicio a cientos de miles de clientes en más de 20 países. “Este modelo es estupendo para la fase inicial porque podemos llegar a muchos clientes. Hoy en día, nuestros principales clientes son empresas y creemos firmemente que la mayor parte del impacto está por delante de nosotros, ya que el mercado en el que operamos se encuentra en el inicio del proceso de cambio y la comprensión de que la plataforma ifeel es un servicio imprescindible”, afirma Amir Kaplan, fundador, junto a Gabriele Murrone y Martin Villanueva. Cada uno de ellos tiene una relación personal con el tema de la terapia y decidieron democratizar el mercado. “Cuando empezamos, la mayoría de la gente no reconocía que la salud mental se trataría digitalmente en el futuro”, sostiene Kaplan.

Su plataforma permite a los empleadores y a las aseguradoras aumentar sus actividades de apoyo emocional y terapia. Mediante el uso de ifeel, “nuestros clientes son capaces de alcanzar niveles de interacción sin precedentes que ayudan no solo a intervenir en casos graves sino también a prevenir casos con antelación en una gran cantidad de personas. Para los empleadores permitimos el apoyo de empleados en diferentes países y empleados a distancia. De esta manera, contribuimos a la reducción del absentismo y el presentismo, a aumentar la productividad a largo plazo y el compromiso de los empleados. Y a las aseguradoras les damos una solución plug and play lista para distribuir a través de nuestra API”, explica Kaplan.

Una solución que se adapta a todos

De esta manera, pueden apoyar a una multitud de clientes en todo el mundo sin ningún coste operativo. “La necesidad que tienen las aseguradoras de involucrar a los clientes hoy en día y mostrar el valor digitalmente es alta. Las necesidades de cada individuo son diferentes y ifeel es la solución que se adapta a todos. La mayoría de las soluciones están orientadas a un tema pero con una falta de datos y aprendizaje a largo del tiempo. Nosotros aportamos una solución profesional con grandes índices de satisfacción y, al mismo tiempo, somos una empresa tecnológica capaz de apoyar a empresas locales y globales”.

La empresa opera en todo el mundo y mantiene relaciones comerciales con más de 100 empresas. “Esta cifra crece mes a mes. Nuestras principales regiones son Europa y Latinoamérica. Ya tenemos socios a los que apoyamos en más de 15 países. La plataforma digital remota nos permite trabajar con muchas empresas”, afirma el CEO de ifeel, que ha captado 5,5 millones de euros en una ronda liderada por Nauta Capital y con la participación de SCOR Life and Health.


Payflow
Benoît Menardo y Avinash Sukhwani, 2ª fila, de izda. a dcha. (con sudaderas grises).

Payflow

Permite a los empleados cobrar bajo demanda

Se conocieron hace diez años en el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts). Avinash Sukhwani y Benoît Menardo se dieron cuenta entonces que muchos trabajadores en EEUU tenían la posibilidad a cobrar su sueldo más de una vez al mes. Años después, con la experiencia que ambos habían ganado en consultoría estratégica y ya con unos cuantos proyectos en su carrera, decidieron que era un buen momento para emprender, porque el modelo de cobrar bajo demanda estaba empezando a introducirse en Europa, y vieron mucho potencial para extenderlo por España.

“El mundo de los recursos humanos (RRHH) está en plena transformación, una transformación necesaria e inminente, motivada por distintos factores como la pandemia, la necesidad de flexibilidad y la gran cantidad de retos que supone atraer y retener talento hoy en día. Más específicamente, el sector de la compensación laboral está sufriendo cambios espectaculares porque, sin duda, la transformación de la compensación laboral es el pilar fundamental de la transformación de los RRHH”, explican.

Payflow ve que el concepto del salario emocional, es decir, tener acceso a distintos beneficios sociales que van más allá de ganar dinero, está ganando cada vez más importancia entre las empresas que quieren diferenciarse y aquellas que se han dado cuenta de que las personas son el recurso más importante que tienen. “Además, los empleados piden cada vez más flexibilidad y felicidad en sus puestos de trabajo. Es por eso por lo que creamos, en febrero de 2020, Payflow, porque es algo que los empleados necesitaban. Y el alto nivel de adhesión y utilización que tenemos, con una adopción de más del 50% en muchos de nuestros clientes, confirma que vamos por el buen camino”, aseguran.

Al principio, el mayor reto de Payflow fue entender cómo acercarse a los departamentos de RRHH de distintas empresas, “porque los primeros meses de pandemia fueron de muchísimo trabajo y además, porque muchos profesionales tuvieron que adaptarse a una digitalización y empezar a usar herramientas completamente nuevas para ellos”.

Pero las empresas vieron rápidamente el potencial de la digitalización y Payflow se ha consolidado en el mercado al ofrecer una solución de bienestar financiero, que permite que un empleado cobre su salario cuando quiera, a tiempo real. “Con nuestro servicio, se acabó el salario mensual. Pueden cobrar diariamente, semanalmente o adaptándose a sus ciclos de cobros y pagos, sin sobresaltos financieros. Además, ofrecemos una plataforma de educación financiera interactiva para que los empleados aprendan acerca de hábitos financieros positivos y permite ahorrar por objetivos mediante una hucha virtual automatizada”.

Ya están trabajando con más de 150 clientes y, entre ellos, empresas como Coviran, Scalpers o Grosso Napoletano. “No obstante, somos muy humildes, porque entendemos que este es solo el principio. Nos quedan muchos retos por superar, como, por ejemplo, empezar a trabajar con una compañía del IBEX-35. Estamos muy contentos con el avance, pero aún nos queda mucho y queremos ir más lejos. Damos servicio mayoritariamente en el mercado español, aunque ya hemos iniciado nuestra expansión internacional. De momento, en Chile, aunque vemos mucho potencial tanto en Latinoamérica como en el sur de Europa”.

A lo largo de 2020, levantaron dos millones de euros en equity y otros dos millones en emisión de deuda, incluyendo inversores de gran nivel como Rocket Internet, Wayra y Plug and Play. Y gracias a su participación en el programa de aceleración Y Combinator, de Silicon Valley, cuentan con varias solicitudes de inversores interesados. Y ahora acaban de cerrar una ronda de financiación de ocho millones de euros, en la que han participado inversores como Seaya Ventures, Cathay Innovation, YCombinator, Pablo Fernández y Félix Ruiz.

Tras el cierre de esta ronda, Payflow se marca como objetivo trabajar con las empresas más influyentes del país, incluidas las que integran el IBEX 35 y seguir creciendo en número de clientes, multiplicando por cinco la base que tienen en la actualidad. Además, “a lo largo de este año vamos a lanzar dos productos adicionales. La pista que podemos dar es que todos nuestros productos siempre irán ligados a nuestra misión: aportar bienestar financiero a los empleados. Y, por supuesto, tenemos planes de continuar nuestra expansión internacional por Latinoamérica y sur de Europa”.