Las pipas, un mercado que se reparte en feudos

El mercado de las pipas, la mitad de la facturación de Grefusa, es un negocio regional. “Se puede hablar de feudos. Es complicado que una marca traspase su zona y pase a otra. Entre otras cosas porque las pipas tienen una vida muy corta. Si alguien prueba unas pipas y están malas, no vuelven a consumirlas. De ahí que haya reparos a la hora de salir”, desvela Agustín Gregori. “Cada uno en su zona es más fuerte. Existen vínculos emocionales. Pero esto, cuando te diriges a jóvenes, con sabores, con publicidad, con diversión… ahí captas consumidores para el futuro”, advierte.

Gestionar Cookies