8 inspiradoras historias de superación para animarte a montar tu negocio

Los inicios de estos ocho negocios te van a dar ganas de poner en marcha ya esa idea de empresa que te ronda la cabeza.

negocio

1.- La brillante idea surgida de un problema visual su hija

El ‘Innovation and Social Inclusion Award’ que otorga la Fundación ONCE es solo uno de los cerca de 10 galardones que, en su breve trayectoria, ha recibido ya la solución creada por la startup Bemyvega. Vega es, precisamente, el nombre de la hija de Antonio Sánchez Kaiser, profesor desde hace cerca de 20 años en la Universidad Politécnica de Cartagena.

Vega, “hija única, pero que vale por diez”, nació con un problema de baja visión de condición genética. Como profesor, una de las cosas que se planteó Antonio Sánchez fue cómo era posible que fuésemos capaces de mandar sondas a Marte y no disponer de una solución que permitiese a las personas con visión reducida asistir a una clase, a una conferencia, a un concierto o cualquier otro entorno que use dispositivos audiovisuales, en igualdad de condiciones con respecto a cualquier otra persona.

Fue entonces cuando él y su mujer, también ingeniera, se pusieron manos a la obra en busca de alguna solución que ayudarse a una persona con baja visión a acceder a los contenidos de todo tipo. Nace así Bemyvega , una empresa que se desarrolla soluciones para la grabación, retransmisión y visualización en tiempo real de clases, charlas, conferencias o exposiciones para consumir, tanto en directo como en remoto, por la persona con baja visión. El sistema recoge toda la información y la manda en tiempo real a cualquier dispositivo inteligente que tenga el alumno.

Procuran así el acceso universal al conocimiento para que todas las personas tengan las mismas oportunidades para formarse y adquirir los conocimientos necesarios para crecer siendo las personas que quieran.

2.-De vender motos de segunda mano en una plaza de parking a liderar el mercado

Antes de montar Mundimoto, Alberto Fossas Garcia llevaba ya años vendiendo motos de segunda mano por internert. Lo hacía con 22 años y aprovechando el parking de la casa de sus padres. La pasión por las motos le venía de lejos, pero en un momento determinado decide vender su moto para sacar algo de dinero. A las pocas horas de venderla, mirando por internet, encuentro la misma moto más barata, sólo que a 600km de su casa. Decide trasladarse en Blablacar para que le salga el viaje más económico, adquiere la moto a un precio más económico, regresa a su casa en la moto y, ya allí, la vuelve a vender.

Así es como descubre una oportunidad de negocio. Durante un tiempo repitió el mismo proceso. Se dedicaba a adquirir motos de segunda mano que se anunciaban por internet, las iba a buscar donde fuera en blablacar y volvía a venderla. Llegó a tener más de 20 motos en el la plaza de parking de sus padres y, cuando el espacio se le quedó pequeño, alquiló más plazas del parking para aumentar el stock y llenarlas de motos por cuya venta facturaba entre 150.000 y 200.000 euros.

Al tiempo, su mejor amigo, Josep Talavera, decidió unirse a él para profesionalizar el proceso y, juntos, fundaron lo que hoy es Mundimoto, una plataforma online que se dedica a la compra y venta de motos de segunda mano. En apenas dos años, pasaron de ser una empresa que vendía motos en una plaza de parking a ser la mayor compañía digital de compra venta de motos de Europa con una empresa que, desde sus orígenes, ha dado un ebitda positivo y facturó el año pasado 14M de euros.

Oriol Martí

3.-Propuso una mejora de producto a la empresa, no la aceptaron y la hizo él

Como empleado, Oriol Martí era una persona comprometida con la empresa para la que trabajaba: Playmarket, especializada en la venta de carritos de la compra. Aquí empezó en el departamento de contabilidad para pasar luego a director de compras y, de aquí, a director de operaciones. Esta trayectoria le permitió el contacto con el cliente final, recibir feedback y conocer de primera mano algunas de las principales deficiencias de producto apuntadas por los consumidores. 

Tras tomar nota de las posibilidades de mejora, las trasladó en un encuentro con la dirección de la compañía. La respuesta, más o menos, fue: “qué necesidad tenemos de cambiar las cosas si las ventas van bien”, y así se quedó todo. Más adelante, cuando Oriol Martí tuvo que salir de la empresa a causa de un ajuste de plantilla, se animó a crear con el que hoy es su socio, Alberto Cardona, otra empresa de carritos pero introduciendo todas aquellas mejoras que la anterior compañía se negó a integrar.

Así es como, en 2016, nace Carlett, empresa que se emplaza en Hospitalet de Llobregat (Barcelona) que, actualmente vende sus carritos para la compra, tanto para usuarios normales como para personas mayores o con problemas de movilidad, en establecimientos y ortopedias de 17 países. La intención ahora es convertirse en marca referente en productos de micromovilidad y transporte de última milla.

La empresa, que componen ya un equipo de 8 personas, cerró el año pasado con una facturación de 2.400.000 euros y las previsiones para el cierre del ejercicio en curso es incrementar por encima del 10% la facturación. Todo ello lo han conseguido a pulmón, sin recurrir a rondas, opción que tampoco descartan. El diseño ergonómico y elegante, la innovación y el compromiso con sostenibilidad son los factores clave que están detrás del éxito de Carlett, una marca que, según afirma Oriol Martí, la gente pide ya directamente cuando entra a la ortopedia.

4.-Ayudar a los más vulnerables a través del emprendimiento

Koop SF34 es un espacio que se ubica en Bilbao  diseñado para contribuir a la integración de un barrio que aglutina a la mayor proporción de personas inmigrantes de toda Euskadi. Apoyan la integración real de las personas de la zona a través del emprendimiento con la intención de sacar de la marginalidad a los habitantes del barrio de San Francisco y demostrar que los migrantes también pueden aportar valor a la comunidad lazando sus propios negocios.

George Belinga Narváez, bilbaíno de nacimiento pero de padre camerunés, es el principal impulsor de este proyecto que decidió acometer después de regresar de Alemania, donde trabajaba como consultor.

Ahora, en Koop SF34, les gusta decir que es una especie de coworking donde emprenden a la africana. El objetivo no es tanto crear una startup al uso que busque el crecimiento rápido y la escalabilidad, como animar a los residentes migrantes a aprovechar sus fortalezas y conocimientos para montar sus propios negocios y contar un espacio donde dinamizar actividades culturales y empresariales. Tras dar sus primeros pasos en Koop SF34, son ya varias las ideas de negocio las que han logrado salir de ese entorno, abarcar zonas más amplias y generar ya algún puesto de trabajo.

Equipo de REQ Aluminium

5.- De vendedor de butano a crear lingotes de aluminio de alto valor

Licenciado en Geografía e Historia, a Raúl Esteve le dio por emprender. Lo hizo desde Caudete, el pueblo albaceteño en el que nació, y lo primero que montó fue un negocio de venta y distribución de botellas de butano, donde él ejercía como jefe y empleado de la franquicia que adquirió. 

La crisis sanitaria frenó la buena marcha del negocio dado que sus mayores clientes pertenecían al canal Horeca. Si quería mantenerse a flote y conservar el puesto de sus 8 empleados, tocaba reinventarse y crear otro negocio en paralelo en el que, a ser posible, él mismo fuese el principal consumidor de ese gas butano que ahora no vendía. Así es como nace la idea de REQ Aluminium,  una empresa que se dedica a recoger la chatarra, tratarla y fundirla en lingotes de aluminio de alta calidad que luego vende a otras compañías. 

La fundición la realizan en un horno desarrollado por ellos mismos y al que llaman ‘Esperanza’  y catalogan de único en el mercado, dado que consiste en un híbrido que compatibiliza distintos sistemas de fundición. A su favor, también, la reducción de residuos entrando de lleno en el concepto de la economía circular. Con esta idea la startup REQ Aluminium acaba de convertirse en ganadora de los Premios EmprendeXXI en Castilla-La Mancha, impulsados por CaixaBank.

Rodrigo Córdoba

6.-Aferrarse a un sueño aunque la burocracia te derrumbe el andamiaje

Después de muchos años de investigación y de prueba y error, Rodrigo Córdoba dio finalmente con lo que estaba buscando: una máquina en la que, a modo de Nespresso, meter una cápsula para extraer, pocos minutos después, un pastelito delicioso y perfectamente horneado. Entiéndase que el proyecto, despachado en una frase, lleva detrás un largo proceso de investigación y desarrollo de producto, empezando por la elaboración de las recetas para introducir en las cápsulas y siguiendo por el diseño del packaging de las mismas para su conservación, la concepción y creación del hardware y el desarrollo del software interno para que el pastelito salga perfecto.

Se entiende, pues, que Rodrigo de Córdoba lleve años enfrascado en este negocio con el que se propone revolucionar el mundo de la repostería y endulzar la vida diaria de todo el mundo. Eso es lo que persigue con Tigoût, nombre de la empresa que se inspira en Petit goût, pequeños gustos, en francés.

7.-El valor que añaden las personas con TEA a un negocio

Specialisterne es una empresa nacida en 2004 en Copenhague (Dinamarca), pero presente ya, de forma directa o indirecta, en 25 países, incluido España. Se dedica a la inclusión laboral de personas con algún tipo de Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) u otros diagnósticos médicos dentro de la neurodiversidad.

La fundó Thorkil Sonne después de que uno de sus hijos fuera diagnosticado de autismo infantil a los 3 años de edad y tras observar las altas capacidades de estas personas en determinadas áreas aprovechables en el mercado laboral. El mismo hijo del fundador, Lars, poseía una memoria extraordinaria y era excelente en matemáticas y Lengua.  A los 7 años dibujó de memoria el sistema ferroviario danés, el de carreteras de Dinamarca, y el mapa completo de Europa.

Así que Thorkil Sonne se animó a crear una organización global que, además de aprovechar estas capacidades para el mundo corporativo, facilitara la inserción de estas personas en el mercado laboral. Para la puesta en marcha de su idea, tuvo que hipotecar su casa.

Actualmente, Specialisterne proporciona talento especializado a las empresas, sobre todo para el desempeño de tareas relacionadas con las Tecnologías de la Información y administrativas, además de ofrecerles una alternativa en el cumplimiento de sus políticas de Responsabilidad Social Corporativa.

8.-La solución para la movilidad urbana que nace que la ayuda a un amigo

Fue en una conversación mantenida entre Ignacio Estellés y Pablo Carrasco con un amigo cuando éste les habló del problema que tenía para pasear a su hijo, de movilidad reducida, a causa de una dolencia que el mismo padre padecía a consecuencia de una intervención de cadera.

Estellés, ingeniero de formación y con una larga trayectoria como inventor de soluciones novedosas en el segmento de las bicicletas y más de 70 patentes, junto a Carrasco, procedente del mundo de la multinacional, empezaron entonces a ingeniar alguna solución que sirviera de ayuda a su amigo. El resultado fue la creación de un artilugio eléctrica que, enganchado a la silla, permitiera su desplazamiento sin grandes esfuerzos.

Este es el germen solidario de la empresa Mooevo, posicionada hoy cono una compañía que aporta al mercado soluciones de movilidad eléctrica urbana sostenible y adaptadas.

La empresa a conocer en 2020, en plena pandemia, tras ceder los equipos disponibles en ese momento para efectuar traslados en el hospital de campaña montado en Ifema. Sus vehículos facilitan de forma notable el trabajo de aquellos profesionales que se ven obligados a portar carros en sus tareas diarias, como pueden ser los carteros o los barrenderos.