Un negocio pensado tanto para los deportistas de élite como para ‘la vecina del quinto’

Scientiffic Nutrition es proveedor de suplementos nutricionales de deportistas y de clubes como el Betis, Valencia, Deportivo, Racing, Leganés o Cartagena. La compañía pretende popularizar sus productos, por lo que buscan cambiar su imagen ligada al deporte profesional.

nutrición fitness

La historia de Scientiffic Nutrition comenzó a fraguarse hace 10 años, cuando Javier Aguilar, fundador y CEO de la compañía, abrió una tienda de nutrición deportiva en Sevilla. Tras empezar Empresariales y cursar estudios de Educación Física, comenzó a trabajar en una entidad financiera. Sin embargo, pronto descubrió que ese no era su camino. Abandonó su empleo y comenzó a trabajar de monitor en un gimnasio. Entonces se dio cuenta de que quería labrarse su propio camino. “Siempre me ha encantado la nutrición y el estudio de los componentes. Vi que existía un nicho de mercado en los suplementos nutricionales, porque no había muchos puntos de venta. Y abrir una tienda no suponía una inversión que te hipotecase”, comenta. 

De amas de casa a deportistas

Y dio en el clavo. A pesar de echar a andar en plena crisis, el establecimiento funcionaba muy bien, así que pronto inauguró otra tienda y desarrolló su propia marca. “No me quise quedar atrapado solamente en las tiendas. Ser empresario es ser inconformista. Y ya no podía seguir avanzando. Podía abrir más establecimientos o facturar más, pero no podía evolucionar”, declara Aguilar. Y así, en 2014, nació la marca Scientiffic Nutrition. 

“En 2014, la nutrición deportiva estaba orientada, sobre todo, hacia el sector del gimnasio. Todavía era extraño ver personas ‘corrientes’ consumiendo suplementación, ya fuera proteínas, vitaminas o cualquier otro producto. Afortunadamente, han ido proliferando los gimnasios, se ha popularizado un estilo de vida saludable y cada vez son más las personas que se preocupan por el cuidado de su salud y su cuerpo. También va creciendo la concienciación acerca de la importancia de comer y nutrirse bien. Todo esto hace que nuestros productos se vayan posicionando como algo menos específico y que no se asocien tanto a un único sector de la población”, explica. 

Ese es su principal objetivo: popularizar los suplementos nutricionales y extenderlo a una base más amplia de clientes. “Queremos llegar a todo tipo de públicos, ya sean amas de casa, personas que salen a caminar, jugadores aficionados de pádel, personas que juegan al fútbol con sus amigos los sábados… A todo el mundo”, indica. 

Nuevos canales de venta

La compañía está desplegando diferentes estrategias para abordar este desafío. La primera de ellas es la apertura de nuevos canales de venta. “El sector especializado ya lo teníamos cubierto. Ahora hemos llegado al canal farmacéutico y a la gran distribución”, señala el CEO. Ya está vendiendo algunas de sus referencias en la cadena Supermercados MAS. Y en el canal farmacéutico trabaja con Bidafarma, además de vender sus productos a través de MiFarma. 

Además de su llegada a este marketplace farmacéutico, está haciendo especial hincapié en el crecimiento del canal online. Hace tiempo que sus productos se pueden comprar en su propia tienda online, pero desde marzo también están en Amazon. “Con todas sus exigencias, es un canal que da una visibilidad tremenda. Ofrece mucha facilidad de compra y seguridad a los clientes”, apunta el fundador. El desembarco en Amazon ha supuesto un impulso definitivo. Sus ventas a través de internet se han triplicado, alcanzado ya el nivel de facturación que ofrece cualquiera de sus tiendas físicas. 

Redefinición de la imagen

Si pensamos en los suplementos nutricionales, nos vienen a la cabeza escaparates de las tiendas especializadas en fitness y nutrición deportiva, con grandes botes de llamativos colores. Scientiffic Nutrition quiere suavizar esa imagen. “Estamos optimizando nuestra imagen para hacerla más sencilla. Al comprador que va al gimnasio, le da igual el color del bote, ya que conoce nuestros productos y sabe para qué sirven y la calidad que tienen. Pero si queremos llegar a todo tipo de públicos, hay que ofrecer una imagen distinta”, comenta. 

El color blanco ha ido ganando presencia en el packaging, abandonando los colores más agresivos -negro y rojo, por ejemplo-, empleados en las líneas de producto más orientadas a gimnasio y deportistas profesionales, donde esos colores están muy arraigados. Aunque también se están atenuando. “En el mundo del gimnasio, se asocia mucho el color negro con los carbohidratos, que son productos para ganar peso. Al principio, nos daba miedo desvincularnos completamente de esa imagen. Podía dar la falsa impresión de que éramos un producto light. Por eso mantuvimos el color. Ahora está en proceso de reconversión hacia el blanco, con matices en negro o naranja”, detalla el CEO. 

También quieren normalizar el uso de los suplementos nutricionales a través de la comunicación. “Durante el confinamiento, hemos tenido charlas con nutricionistas, futbolistas, jugadores de pádel, etc. Y nuestro departamento de comunicación desarrolla infografías y vídeos sobre la importancia de una correcta alimentación”, apunta. Aguilar reseña que estos productos no sólo sirven para tener un aporte extra de nutrientes para entrenar, sino que también ayudan a prevenir lesiones o compensar déficits en la alimentación. “Esta labor de comunicación nos ayuda a tener mayor aceptación. Nuestro target principal son personas de 25 a 35 años, pero ahora el perfil se extiende hasta los 50 años”, asegura. 

Visibilidad a través del fútbol

El alcance que tiene el fútbol lo convierte en el mejor escaparate posible. Scientiffic Nutrition cuenta con acuerdos con varios clubes -Betis, Valencia, Deportivo, Racing, Leganés y Cartagena-, pero otros muchos equipos de Primera División compran sus productos. También tiene un acuerdo con el Real Betis Baloncesto. Además, muchos deportistas de élite suben contenidos a redes sobre sus productos, sin tener patrocinios con ellos. 

“Cuando presentamos nuestro proyecto al médico o al responsable de compras de un club, hacemos entender que nuestros productos no son un gasto, sino que venimos a sumar. Si el cuerpo médico dispone de los productos, los futbolistas no se lesionarán tanto, se recuperarán antes, podrán entrenar mejor y estarán mejor física y mentalmente. Eso puede hacer que lleguen una milésima de segundo antes al balón para meter un gol o cortar un balón. Si lo hacen, su equipo ganará y sumará puntos, pudiendo clasificarse en competiciones europeas o ascender. Y si lo consiguen, sus jugadores ganarán valor y se podrán vender más caros”, desgrana Aguilar.

Pero alcanzar acuerdo con estos grandes clubes no es sencillo. “Puedes llegar de dos maneras: por calidad o por una oferta económica. Nosotros somos una empresa familiar pequeña. La única opción es ofrecer productos de máxima calidad. Se los damos a probar y charlamos con ellos para explicar para qué sirve cada producto, qué suplemento es mejor para lo que buscan, etc. Incluso podemos adaptar para ellos los productos si no les gusta un sabor”, explica. 

Estos acuerdos se concretan en un intercambio, en el que Scientiffic Nutrition aporta sus suplementos y obtiene presencia en acciones publicitarias o en redes sociales. “Entrar en el fútbol nos sirve para llegar a todo el público. Que haya clubes de Primera División que confíen en nosotros transmite al consumidor que tenemos un estándar de calidad muy alto, ya que estos clubes tienen un montón de controles médicos y las mayores exigencias físicas y sanitarias”, puntualiza el CEO. 

El coronavirus frena el sprint

Scientiffic Nutrition rompió la barrera del millón de euros de facturación en 2016 y en los últimos dos ejercicios ha estado por encima de los 2,2 millones. El arranque del pasado año se mostraba muy prometedor ya que, con los datos registrados hasta marzo, proyectaba superar los 3 millones al final del ejercicio. Pero entonces llegó el estado de alarma, que supuso el cierre de las tiendas. Afortunadamente, este año ha supuesto el despegue de su canal online, cuyas ventas se han triplicado. Los ajustes realizados en su tienda virtual y el arranque de la venta a través de marketplaces como MiFarma o Amazon han permitido que la compañía llegue al cliente final durante el periodo de confinamiento. 

En cualquier caso, más del 85% de su facturación proviene de la distribución al por mayor, esencialmente a tiendas de fitness. El resto se reparte entre las ventas de sus establecimientos propios -tiene cuatro tiendas físicas–-y la venta online. Y una pequeña parte de su facturación procede de la exportación a Portugal, Italia, Francia y Kuwait.

Gestionar Cookies