Ideas innovadoras para montar un negocio en un mercado de futuro

Todas ellas forman parte de nuestra quinta ‘Lista Emprendedores’, que destacan por sus modelos de negocio innovadores

Estos emprendedores y sus respectivos proyectos, que integran nuestra quinta ‘Lista Emprendedores’, que reúne las 50 startups más innovadoras de España, han visto una oportunidad de negocio en el competitivo mercado del SaaS (Software as a Service).

De izda. a dcha., Jorge Lluch y Julio Martínez.

Abacum

SaaS de planificación financiera para pymes

¿Quién dijo miedo? Si emprender es complicado, hacerlo en los tiempos que corren, es solo para los más valientes… Julio Martínez y Jorge Lluch lanzaron Abacum el pasado 30 de abril, en medio del confinamiento por la pandemia.

“Nos lanzamos a la aventura justo tras la declaración del estado de alarma en España, con la incertidumbre sobrevenida que vivimos en aquellos momentos. En el inicio, estábamos los dos encerrados en nuestras respectivas casas con tres hijos cada uno. Nos pasábamos el día en video conferencias. Cerramos sin ninguna reunión presencial a nuestros primeros clientes, contratamos a los primeros miembros de nuestro equipazo y concluimos la primera ronda de inversión. Fueron semanas muy intensas y divertidas en medio de un momento histórico”, asegura Lluch.

Dentro de esa relativa ‘locura’, también es cierto que ambos socios cuentan con una gran experiencia en la gestión de proyectos, Martínez, como CEO de InnoCells (el hub de innovación de Banco Sabadell), y Lluch, como CFO y COO en varias startups. Los dos habían ‘sufrido’ de primera mano los problemas a los que se enfrentan las empresas en sus procesos financieros. “Hace un año, exploramos conjuntamente la oportunidad de mercado de desarrollar soluciones a esos problemas”.

La compañía de Martínez y Lluch, que cuenta con el respaldo de K Fund, se presenta como una plataforma colaborativa de planificación financiera para pymes, con clientes ya en Europa y Estados Unidos. «Hay empresas que ofrecen herramientas para planificación financiera, principalmente, enfocadas en gran empresa. Son productos muy caros, con procesos de implantación largos y costosos. El espacio del director financiero está todavía huérfano de herramientas SaaS de nueva generación. Probablemente, es uno de los espacios a día de hoy donde más innovación se va a producir».

Abacum empodera a los equipos de finanzas, haciéndolos más productivos y potenciando su capacidad de análisis. «Nuestra solución elimina todas las tareas manuales de poco valor añadido para actualizar el plan de negocio, así como las comunicaciones vía email, mensajes, llamadas, etc., para hacer nuevas previsiones o el presupuesto. Asimismo, hacemos los reporting mucho más sencillos”.

A corto plazo, Abacum quiere estar muy enfocada en el mercado norteamericano, así como en otros mercados core europeos. «Nuestro objetivo es seguir creciendo en clientes internacionales de primer nivel en nuestro segmento, así como aumentar el equipo con personas de extraordinario talento para poder atacar un espacio en el que hay una clara oportunidad de negocio».


Johanna Gallo y Cyril Pierre.

APlanet

SaaS para gestionar la sostenibilidad y la RSC

Creada en 2019 por Johanna Gallo y Cyril Pierre, con el objetivo de desarrollar una herramienta capaz de hacer más sencilla y eficiente la labor de los profesionales encargados de gestionar los planes de sostenibilidad y responsabilidad social de todo tipo de empresas y entidades, APlanet ya ha conseguido que más de 50 entidades de España, Portugal y Brasil estén utilizando sus productos SaaS.

Su tecnología ayuda a las organizaciones a gestionar de forma ágil y sencilla sus estrategias de sostenibilidad, responsabilidad social y compliance. «Nuestras soluciones SaaS resuelven los principales desafíos a los que se enfrentan estos profesionales en lo que respecta a la gestión de la información no financiera, elaboraciones de planes de igualdad, los análisis de materialidad y la gestión de la acción social, haciendo su trabajo más sencillo y eficiente, y alineando esfuerzos a los estándares globales de reporting de sostenibilidad”, explica Gallo.

Esta emprendedora recuerda que las compañías cotizadas, las que facturan más de 20 millones y las que tienen más de 500 empleados están obligadas desde diciembre 2018, cuando se aprueba la Ley de información no financiera y diversidad, a reportar las acciones de carácter social y medioambiental, de compromiso con el buen gobierno y la gestión responsable.

«Para poder hacer ese reporting, es necesario recopilar todos los datos de la organización, cuantificar su impacto y elaborar los informes correspondientes. Los profesionales encargados de desarrollar estos informes, por lo general, los profesionales de la RSC, emplean una gran cantidad de horas, pues es una tarea tediosa y complicada si se realiza de forma manual y a partir de documentos de Excel. Solo las grandes multinacionales contaban con costosas soluciones desarrolladas a medida. Por eso, se nos ocurrió la idea de desarrollar una plataforma que facilite el trabajo a estos profesionales, a partir de la automatización de tareas que simplifiquen la gestión de la sostenibilidad, y que sea realmente asequible para todo tipo de empresa», asegura Gallo.

Los dos cofundadores cuenta con una larga trayectoria en distintas empresas, y a ambos les fascinaba el creciente interés por la sostenibilidad en el entorno empresarial, «en parte por la presión externa cada vez mayor de contribuir al desarrollo sostenible y también por una toma de conciencia generalizada y un deseo de aportar valor a la sociedad y a todos los grupos de interés. Por otro lado, el mercado del SaaS aplicado a la gestión de la sostenibilidad está en pleno crecimiento en Europa y América Latina, por lo que nos parecía un mercado interesante aún por explotar en el que podíamos tener mucho que aportar».

Gallo considera que la clave de APlanet fue lanzarse al mercado muy pronto. «Con los primeros clientes que usaron nuestros productos, comprobamos que resolvíamos una necesidad real para ellos y para muchos otros. Y con las conclusiones de la experiencia de estos clientes, y los que vinieron después, fuimos iterando el producto para hacerlo cada vez más potente, robusto y completo».

Sus principales competidores son, en realidad, las soluciones manuales no especializadas basadas en Excel, «ya que es a lo que la mayor parte de los profesionales de RSC o sostenibilidad recurren. Las soluciones tecnológicas que hay ahora en el mercado son, en su mayoría, desarrollos a medida, no estandarizados, lo cual tiene sus ventajas, pero, al mismo tiempo, requiere también de una gran inversión y largos tiempos de implementación. Cuando hablamos de soluciones especializadas para la gestión de la sostenibilidad empresarial, la nuestra es la más completa, al integrar en una misma plataforma una amplia gama de funcionalidades que nos permiten hacer una propuesta de tecnología adaptada a las necesidades de cada cliente y ser escalables al mismo tiempo». 

La compañía comenzó con los ahorros de sus fundadores y con el apoyo de gente cercana, así como otros miembros del equipo fundador (los primeros empleados) e inversores que han apostado por APlanet desde el primer momento. «Y durante el estado de alarma, conseguimos cerrar nuestra primera ronda de inversión de capital semilla por valor de 1,7 millones de euros, liderada por el fondo All Iron Ventures y con la participación de BStartup de Banco Sabadell, DraperB1 y business angels como Íñigo Juantegui, Yago Arbeloa y Pablo Alonso».

APlanet destinará estos recursos a captar talento, “particularmente, en el área de Producto y Tecnología, que está en constante evolución; a dar a conocer nuestra propuesta mediante marketing y posicionamiento, y a preparar nuestra expansión a nuevos países de Europa y Latinoamérica, prevista para la segunda mitad de 2021”.

La compañía, que ya ha iniciado conversaciones para una ronda serie A, cuenta con clientes como las empresas WiZink y Vinos Torres, consultoras y agencias de RSC y sostenibilidad como Canvas y Transcendent, gobiernos como las ciudades de Braga y Río de Janeiro, instituciones educativas como el IE, CEF-UDIMA y Nova SBE y fundaciones como Fundación Sesé y Entrajuda.


De izda. a dcha., Manuel Moreno y Julio Pernía.

Bdeo

SaaS que automatiza los procesos en seguros

Con varios proyectos previos a sus espaldas (Reparanet, una aplicación SaaS para las compañías de reparaciones en el hogar, y Director11, otro SaaS de gestión deportiva para ayudar en la organización del club) y varios años trabajando en el sector asegurador, Julio Pernía y Manuel Moreno aprovecharon esa experiencia 360º del proceso del siniestro, para hacer una spinoff y crear una tecnología para facilitar el proceso con vídeo.

“Después, fuimos añadiendo Inteligencia Artificial (IA) hasta ser capaces de automatizar el proceso”, subraya Pernía. Al principio, empezaron en distintas aceleradoras en varios países en paralelo: Protechting, en Portugal, y Startupbootcamp, en México.

“Nuestra red ya establecida ayudó a que los clientes probaran de primera mano las primeras versiones del producto y nos ayudaron a mejorar y optimizar las primeras versiones del producto. En paralelo, nuestros clientes nos ayudaron cediéndonos parte de sus datos para generar modelos de IA alrededor de fotografías de siniestros, tanto en vehículos como en hogar. En aquel momento, existía algún competidor, pero con tecnología menos optimizada para el proceso asegurador. Implicaba tener que descargarse una app. Nuestra gran ventaja competitiva era poder realizar el proceso desde el navegador web sin necesidad de instalarse una app”.

A través de un motor de IA, Bdeo facilita la automatización de siniestros o de suscripciones de seguros. “Para el sector asegurador implica una mejora considerable en el proceso, ya que somos capaces de entender los daños de un bien, ya sea un vehículo o una casa, de tal forma que se automatizan y agilizan los procesos. Se reduce mucho el coste del proceso, mejorando los tiempos de tramitación y mejorando la experiencia del asegurado final”.

La compañía ha levantado una serie A de 4 millones de euros con inversores como K Fund y Big Sur Ventures. Actualmente, trabajan con 30 compañías aseguradoras en 19 países, principalmente, del sur y norte de Europa, Sudáfrica y Latam.

“Nuestro planteamiento es seguir creciendo en los mercados en los que estamos y dar el salto a mercados más competitivos como Reino Unido, Francia o Alemania. Después, la idea es crecer en EEUU y Asia. Y nuestra visión no es sólo quedarnos en el sector asegurador, sino que cualquier transacción en la que se requiera la inspección de un bien, queremos automatizarla a través de la inteligencia visual”, asegura Pernía.


Pablo Enciso, fundador y CEO de esta compañía

Predictiva

SaaS de inteligencia conversacional

Todavía recuerda Pablo Enciso lo que les costó captar al primer cliente: 40 visitas comerciales y muchos puntos del AVE. Esta empresa malagueña, fundada en 2016, desarrolla un producto SaaS para empresas llamado Upbe, una plataforma de análisis de llamadas que ayuda a las empresas a tomar mejores decisiones sobre la experiencia de cliente.

¿Y cómo surge la idea de negocio? «Había un problema sin resolver. El análisis de estas llamadas se realiza mediante escuchas manuales que analizan menos del 1% de las llamadas con objeto de evaluar la calidad de la atención proporcionada. Este análisis es costoso y subjetivo. Cuando todavía no habíamos desarrollado este producto, un cliente nos propuso hacer un piloto con una tecnología que fuese capaz de automatizar este proceso. Le tomamos la palabra y regresamos a los seis meses con un prototipo», recuerda Enciso.

Con la tecnología de Predictiva, empresas del sector del call center pueden automatizar sus auditorías de calidad, reduciendo costes y mejorando la productividad de equipos. «También pueden hacer más eficientes otros procesos de negocio como la automatización de campañas de verificación de venta”, explica Enciso, que subraya que Predictiva está creciendo en varios mercados.

“El más importante es España, pero estamos desarrollando Latinoamérica en países como México, Colombia, Perú o Chile. Particularmente, en Perú nos está yendo muy bien. Vemos mucho interés por abrazar esta tecnología y creemos que el teletrabajo genera un contexto que nos beneficia para adoptar tecnologías como Upbe y sacarles mucho valor”.

La visión de Predictiva es la de estructurar y categorizar de forma automática, masiva y escalable la información contenida en las conversaciones telefónicas entre clientes y empresas.

“En estas conversaciones, los clientes expresan información valiosísima sobre su relación con la compañía, sus productos y servicios, pero esta información queda almacenada, mediante archivos de audio, en servidores sin explotar. Upbe pone en valor estos datos y permite a las compañías entender y servir mejor a sus clientes”, asegura Enciso, que recuerda cómo surgió la idea de negocio: “Había un problema sin resolver. Actualmente, el análisis de estas llamadas se realiza mediante escuchas manuales que analizan menos del uno por ciento de las llamadas con objeto de evaluar la calidad de la atención proporcionada. Este análisis es costoso y subjetivo. Cuando todavía no habíamos desarrollado este producto un cliente nos propuso hacer un piloto con una tecnología que fuese capaz de automatizar este proceso. Le tomamos la palabra y regresamos a los seis meses con un prototipo”.

Durante los primeros años, Predictiva fue una compañía con financiación propia. «Como se suele decir, éramos una compañía que hacía bootstrap. Tras varios años entendiendo el sector, el negocio y la necesidad de mejorar nuestro producto, acudimos a varios vehículos de inversión para apretar el acelerador. Desde 2019, tenemos el apoyo de Swaanlab Venture Factory y Sabadell como inversores privados, a los que se ha unido ahora en una ronda de inversión completada el CDTI. Son inversores que encajan con nuestra filosofía y cultura de empresa. Nos ayudan a crecer tanto el producto como el negocio. Además, hemos recibido ayudas públicas como el Instrumento Pyme fase 2 de la Comisión Europea y Enisa. En total, hemos conseguido financiación superior a cuatro millones de euros en el último año».

A medio plazo, los planes de Predictiva son “tener la mejor tecnología para ayudar al call center y grandes empresas a optimizar sus procesos de negocio. A entender bien qué ocurre en sus llamadas y hacer más eficientes tanto esos procesos como la toma de decisiones. Creemos que hay mucha mejora en este ámbito y que Upbe las soluciona. Comercialmente, teniendo el mejor ASR en español (sistemas de reconocimiento del habla), tenemos el foco en España, México, Colombia, Perú y Chile, que son los mercados más importantes en Latam”, afirma Enciso.

Para estos planes, por ahora cuentan con el apoyo que necesitan “para tener el mejor equipo y poder invertir en producto y la expansión del negocio. Probablemente, busquemos financiación dentro de 15-18 meses, pero para eso queda mucho y nuestro foco está ahora en desarrollo comercial y producto”.


Los fundadores Franc Vidal, Julián Gómez (de pie, 3º y 4º por la izda.) y Roger Gros (sentado 2º por la izda.), junto a Gerard Olivé y Miguel Vicente (de pie, 2º y 5º por la izda.), de Antai Venture Builder.

Shopery

Solución SaaS para los marketplaces

“Nuestro primer objetivo era el de democratizar el comercio electrónico, desarrollando una herramienta para que cualquier persona o pyme pudiera crear su tienda en línea sin conocimientos informáticos. Se trataba de sortear las trabas más habituales a las que se enfrentan las empresas que se deciden a vender por Internet”, recuerda Franc Vidal, fundador de Shopery, junto a Roger Gros y Julián Gómez.

A mediados de 2016, la compañía levantó una primera ronda (de unos 600.000 euros), en la que participaron Antai Venture Builder (de Miguel Vicente y Gerard Olivé), Grupo Sorigué y TheCrowdAngel, así como algunos business angels cercanos, y se obtuvo un préstamo de Enisa.

Lo que vino después es la historia de un pivotaje de manual. “Los clientes iban llegando, pero no tan rápido ni con el volumen que, a la luz de los datos, esperábamos. El mercado al que nos dirigíamos (particulares y pequeñas empresas que no tenían presencia en Internet) existía, pero surgieron competidores extranjeros muy potentes que nos pusieron las cosas muy difíciles. Shopify acaparó gran parte de la cuota e hizo muy difícil que alternativas como nosotros nos abriésemos hueco”, asegura Vidal.

En esa situación, se reinventaron. “Tras un tiempo analizando el escenario y estudiando las necesidades de nuestros clientes, encontramos un nicho aún por explotar y decidimos adaptar la herramienta. Nos dimos cuenta de que los consumidores estaban cada vez más acostumbrados a comprar en marketplaces, pero no existía una buena solución tecnológica para crearlos de una forma tan sencilla y rápida como se podían crear las tiendas con la antigua Shopery o con Shopify. Así que decidimos tomar ese rumbo, y Shopery se fue convirtiendo, poco a poco, en la solución SaaS para negocios multivendedor (marketplaces) que es hoy en día. Creemos firmemente en el poder de los marketplaces para crear valor en la economía. Internet y todas las infraestructuras tecnológicas construidas en los últimos años brindan oportunidades enormes a estas empresas. Con nuestro producto, estamos llevando este tipo de modelo con éxito probado a las marcas y corporaciones para que lo incorporen en sus planes estratégicos”.

En julio de 2018, la compañía conseguió una nueva ronda de financiación por valor de 1,2 millones de euros en la que participaron de nuevo Antai Venture Builder, Grupo Sorigué y TheCrowdAngel, entre otros, y entró en el capital K Fund y GoHub. «Pretendemos destinar los fondos captados a la mejora de nuestro producto SaaS mediante el desarrollo de una interfaz de programación de aplicaciones (API) con nuevas funcionalidades, y el impulso de la red de partners. Ambas iniciativas van dirigidas a consolidar y fortalecer nuestra posición en el mercado español; acelerar nuestro crecimiento en los diferentes países en los que ya estamos presentes, entre los que se incluyen España, Francia y varios países latinoamericanos, e impulsar, también, la expansión a nuevos mercados como México. El negocio internacional ya supone más de la mitad de nuestras ventas».


De izda. a dcha., Manuel Moregal, Javier Perea (de pie) y Javier Capilla.

Smart Protection

SaaS que lucha contra la piratería digital

En los días previos a la gala de los Oscars de 2020, la película Dolor y Gloria, de Pedro Almodóvar, que estaba nominada a mejor película extranjera, estuvo blindada para evitar que fuera pirateada. Y esa misión recayó en Smart Protection, especializada en proteger activos y marcas en Internet.

Fundada por Javier Perea, Manuel Moregal y Javier Capilla, es una de las pocas empresas miembro de Google TCRP (Trusted Copyright Removal Program) “y contamos con las certificaciones necesarias en las redes sociales para dexindexar y eliminar enlaces que conducen a contenidos ilegales”, explica Perea, que subraya que “luchamos contra la piratería digital y protegemos a las marcas de falsificaciones en Internet. Detectamos las posibles infracciones capturando y almacenando grandes cantidades de información con procesos de big data. Analizamos y clasificamos esa información mediante técnicas de machine learning. Eliminamos las infracciones rápidamente y donde más difusión tienen gracias a nuestros acuerdos con Google y las principales redes sociales. Con nuestra plataforma, obtenemos 95 por ciento de eficacia en la eliminación de productos ilegales a partir de las copias identificadas”.

La idea surgió al descubrir la necesidad de la transformación digital en la lucha contra la piratería de contenidos en Internet, “que se venían haciendo por medios legales tradicionales y que no conseguían la efectividad necesaria ante la avalancha de piratería provocada por grupos organizados y muy tecnificados”.

Esta idea la plasmaron en una plataforma SaaS tecnológica antipiratería muy sofisticada que combina big data, Inteligencia Artificial y procedimientos legaltech para detectar y eliminar de la piratería de películas, series, eventos en vivo, material editorial y venta de falsificaciones de productos en Internet. “Esto ayuda a las empresas a reducir sus pérdidas de ingresos y a minimizar el daño a la reputación de la marca  que la piratería, las falsificaciones y el abuso de marca en Internet les produce”, asegura Perea.

Smart Protection es capaz de eliminar en pocas horas enlaces que conducen a piratería o falsificaciones. “Lo hacemos gracias a nuestros procesos automatizados y a nuestros acuerdos con Google y las diferentes redes sociales. Eso nos permite desindexar rápidamente grandes cantidades de URLs infractoras. Hemos desindexado más de 11 millones de enlaces en Google”.

Con una plantilla de más de 100 personas, la compañía tiene clientes en EEUU y en más de 25 países de Europa y Latam. Smart Protection ha cerrado una ronda de inversión de 10 millones de euros coliderada por Knight Capital y Swanlaab Venture Factory, junto con el CDTI, a través de su programa Innvierte. Nauta Capital, JME Ventures, Bankinter (a través del programa Startups de la Fundación Innovación Bankinter), Big Sur Ventures y Telefónica (a través de su vehículo de inversión Telefónica Tech Ventures), también han participado. Con esta operación, Smart Protection alcanza los 20 millones de euros de financiación para combatir la piratería y falsificaciones en Internet a través de su plataforma tecnológica.

«Nuestra ambición es ser la empresa líder en la protección de activos online a nivel mundial. Nos apasiona el potencial de Internet y también conocemos sus riesgos. Seguiremos creciendo con clientes de más países y ofreciendo nuevos servicios en el ámbito de la protección de activos online. Y para poder cumplir nuestros planes y seguir reforzando nuestra tecnología, estamos abiertos a sumar nuevos socios de una manera sostenida y eso pasa por una ronda B que acelere todo el proceso».

Gestionar Cookies