Advertisement

Whitney Wolfe, la reina de las apps de citas, suma un patrimonio de más de 1.000 millones

La CEO de Bumble y cofundadora de la app de citas Tinder es una de las milmillonarias más jóvenes del mundo, a sus 33 años.

Whitney Wolfe Herd: los negocios de la milmillonaria más joven del mundo

Las apps de citas Bumble y Tinder han convertido a Whitney Wolfe Herd en la milmillonaria más joven del mundo. A sus 33 años, la emprendedora llegó a alcanzar un patrimonio de 1.600 de dólares -aunque ahora mismo roza los 1.000-, tras la salida a bolsa de Bumble, compañía que ella misma fundó tras salir de Tinder por las tensiones con los ejecutivos de la empresa.

Whitney Wolfe nació en Utah en 1989, y desde muy joven comenzó a participar en proyectos con una marcada base tecnológica, pero también relacionados con la protección del medioambiente. Prueba de ello es que, con tan solo 20 años, montó un negocio de venta de bolsas de bambú para beneficiar a las comunidades afectadas por el vertido de una de las plantas petrolíferas de BP en el Golfo de México.

Tres años más tarde, en 2012, cuando la emprendedora tenía 23 años, se unió al equipo de desarrollo de la app de citas Tinder, en calidad de directora de marketing. Whitney Wolfe estuvo detrás de la elección del nombre, y fue reconocida por haber conseguido popularizar a la compañía en los campus universitarios de Estados Unidos. Sin embargo, un caso de abuso sexual denunciado por la emprendedora terminó con su salida de la empresa, una indemnización de un millón de dólares y un paquete de acciones.

Pocos meses después, Whitney Wolfe fundaría Bumble, una app de citas “feminista”, en la que solo las usuarias mujeres pueden mandar el primer mensaje a los hombres con los que hayan coincidido. “Si podemos quitar algo de presión al hombre y poner algo de ese estímulo en el regazo de la mujer, creo que estamos dando un paso en la dirección correcta, especialmente en términos de ser realmente sinceros al feminismo. Creo que somos la primera feminista, o el primer intento de una aplicación de citas feminista”, explicaba la propia emprendedora en 2016.

Una carrera emprendedora marcada por la subestimación

Tal y como ha contado la propia Whitney Wolfe en alguna ocasión, su carrera como emprendedora siempre ha estado marcada por la subestimación de los demás. Su juventud -apenas tiene 33 años en la actualidad- y el hecho de ser mujer en un sector aún muy masculino, como es el tecnológico, siempre han sido factores que han servido para señalar a la fundadora de Bumble.

Sin embargo, este menosprecio por una parte de su sector llegó incluso a beneficiar a la emprendedora. Tal y como ha relatado la propia Whitney Wolfe, esto le permitió pasar desapercibida y adelantar a sus competidores sin que estos le prestaran demasiada atención, «como la princesa Peach en Mario Kart», comparó.

Además, la emprendedora destacó que las malas opiniones sobre su trabajo le sirvieron para motivarse y trabajar más duro, una valiosa lección que tú también puedes aplicar como emprendedor: dar la vuelta a las malas críticas para transformarlas en ganas de trabajar y demostrarle a los detractores que las mejores ideas de negocio, a veces, son las más difíciles de entender en un primer momento.

Las otras inversiones de Whitney Wolfe Herd

Desde su fundación en 2014, Bumble cuenta con 100 millones de usuarios en todo el mundo, y su valoración bursátil alcanzó los 13.000 millones de dólares tras su salida al parqué estadounidense. Whitney Wolfe posee el 11,6% de la compañía, por lo que su fortuna alcanzó los 1.600 millones con esta operación. Actualmente, esta cifra está reducida, aproximadamente, a la mitad.

Pero su cargo como CEO de Bumble y sus acciones en Tinder no son los únicos negocios de Whitney Wolfe. La emprendedora se ha especializado en el segmento de las aplicaciones de citas, y también es inversora en otros proyectos de este tipo. Un ejemplo es Chappy, una app de citas especializada en el público homosexual. Además, cuenta con un fondo de inversión destinado a proyectos liderados por mujeres, donde Serena Williams es coinversora.

Por todo ello, Whitney Wolfe ha sido considerada una de las mejores mujeres emprendedoras que se han hecho a sí mismas, y muestra una vez más el creciente protagonismo que las emprendedoras están teniendo en el mundo de los negocios. En este sentido, no hace falta más que levantar la vista para ver como las herederas de los principales imperios empresariales en España ya están consiguiendo importantes logros en sus compañías.