Bocina para futboleros

Roberto Riber y su socio, Freddy Luna, con un invento que ya suena en los estadios.

image
Roberto Riber, inventor de Bocingol.

Descripción del invento
Bocina de aire que con sólo soplar en su boquilla alcanza 108 decibelios. La potencia y facilidad de uso son sus novedades.

Inventores
Roberto Riber decidió constituir una empresa, Bocingo SL, en 2003, para fabricar y comercializar un invento.

La idea surgió...
Como buen aficionado al fútbol, Roberto sabía del potencial comercial de una bocina de aire. El reto estaba en mejorar las que había en el mercado, “hacer que al sólo soplar emitiera un sonido similar a las bocinas de gas”, explica. Para ello se inspiró en las vibraciones de los instrumentos de viento. Necesitaba un material para producir vibraciones que emitiesen un sonido parecido, y lo encontró en el polietileno y en una pequeña membrana de aluminio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Inversión
50.000 euros para el desarrollo de prototipo (patente internacional) y seis meses.

Mercado
El Bocingol se puede usar en actividades deportivas, manifestaciones, carnavales… Se vende en España, Italia, Grecia, Noruega, Suecia “y pronto Suráfrica”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa