La cesta de la compra

La calidad de las imágenes que aparece en tu página web, la distribución de los productos y pequeños detalles como poner cara al equipo que hay detrás son claves para generar confianza y animar al cliente a comprar. También debes potenciar la venta emocional utilizando recursos propios de las tiendas físicas.

Si tu plataforma resulta fácil de actualizar, amplía tus posibilidades copiando técnicas de venta de los comercios más grandes, como crear las listas de deseos que emplean El Corte Inglés y la Fnac. “Si un cliente está consultando un producto, pero no lo compra, le invitamos a guardarlo. Ya que lo ha buscado, le ayudo a que lo ponga en la lista de la compra, para que lo recuerde en su siguiente visita”, explica la consultora de Multiplica.

En realidad se trata de aplicar a otro tipo de negocios el recuerdo de compra que utilizan habitualmente los supermercados on line. La diferencia es que en comercios con una frecuencia de compra menor, se recuerdan los deseos de compra, no las adquisiciones reales. Se supone que si el cliente ya ha consultado estos productos es que estaba interesado y es posible que lo siga estando y que, o bien no los recuerde, o le cueste encontrarlos.

Venta cruzada
Otra forma de ayudarle a llenar el carro es proponerle, justo en el momento de cerrar la compra, dos o tres productos relacionados con los artículos que va a adquirir. Si es un MP3, ofrécele fundas, pilas, cargadores...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tecnología