Personaliza tus ofertas

La calidad de las imágenes que aparece en tu página web, la distribución de los productos y pequeños detalles como poner cara al equipo que hay detrás son claves para generar confianza y animar al cliente a comprar. También debes potenciar la venta emocional utilizando recursos propios de las tiendas físicas.

image
Haz ofertas personalizadas como en www.peluches.com. Si alguien entra y no compra, en unos días le envía nuevas ofertas.

Si una persona que ha estado consultando coches dentro de un portal recibe publicidad del nuevo Toyota, las posibilidades de que le interese el anuncio (y compre) son mucho mayores que si se trata de información sobre un máster de dirección. Esta forma de hacer márketing se conoce como behaviour targeting.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Anticiparse a los deseos del cliente
“El exponente clarísimo de personalización de la oferta es Amazon. Si yo entro en su tienda, y ya he comprado antes, me ofrece productos adaptados a mi gusto en función de mi comportamiento de compra en el site. Voy visitando productos y ellos me ofrecen, no sólo los que ya he visto, sino otros que están relacionados porque otros clientes también los han adquirido y pueden responder a mis preferencias. Pueden llegar a anticiparse a tus demandas, con artículos que tú mismo aún no sabes que te van a interesar y que terminas comprando por su recomendación”, asegura Pallarés.

En España, comercios como Capraboacasa.com hacen algo similar. Te recuerdan tu lista de la compra habitual, pero esta técnica va un poco más allá. Se trata de incitar a comprar al cliente productos que él todavía no ha buscado y que quizás desconozca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tecnología