¿Es viable mi proyecto de negocio?

La viabilidad de un proyecto está determinado por el análisis del producto o servicio,  la oferta, la demanda, la competencia, los costos y beneficios, las necesidades financieras y el target o público objetivo al que te dirijas.

image
Toda la información extraída del plan de viabilidad te permitirá tomar las decisiones más acorde a la realidad del mercado.

Para determinar la viabilidad de un proyecto por ti mismo, debes evaluar los elementos básicos que forman cualquier proyecto de inversión. Son el producto, el mercado, el análisis de la oferta y la demanda, los recursos necesarios para llevarlo a cabo, la estructura administrativa y las necesidades de financiación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

EL PRODUCTO O SERVICIO

Deberás formularte algunas preguntas como: ¿qué novedad aporta al mercado? ¿Hay otros iguales o parecidos? ¿El tuyo es un producto o servicio que sustituye o mejora a otro anterior? ¿Va dirigido al gran público o a un nicho del mercado? ¿Tiene demanda? Las respuestas te pondrán en la pista de las posibilidades reales que tiene tu proyecto de triunfar.

ANÁLISIS DE MERCADO

La demanda, la oferta, el precio y la comercialización forman el eje sobre el que pivota cualquier análisis riguroso del mercado. Para valorar el potencial de ese mercado, acude a estudios sectoriales e informes de cámaras de comercio y si es necesario realiza encuestas sobre el público objetivo al que te diriges. En definitiva, toma el pulso a ese mercado con las herramientas de información de que dispongas. Ese análisis pormenorizado deberá incluir los canales de ventas, proveedores, precios, perfil de tus competidores y un histórico del sector que permita evaluar el recorrido que aún pueda tener. Tampoco olvides analizar el comportamiento del consumidor. Por ejemplo, no es lo mismo dirigir tu oferta a singles (solteros, separados, divorciados y viudos) que a un público más amplio. Otro de los factores clave es el precio. El PVP final está determinado fundamentalmente por el coste de producción, al que añadirás tu margen de beneficio. Éste depende del tipo de producto o servicio, el público objetivo, la demanda y el precio de venta de la competencia. Si entras en un mercado maduro, con una demanda alta, pero con un producto sin valor añadido y fuerte competencia, el margen será muy bajo y el retorno de la inversión largo. Y en la parte de ventas, recuerda la Ley de Pareto (el 20% de los clientes produce el 80% de los beneficios).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

ESTRUCTURA FINANCIERA

En el análisis de viabilidad de tu proyecto, no puede faltar una proyección de los costos y beneficios a lo largo de al menos tres años ni de las necesidades financieras. El conjunto de estos y de los otros elementos apuntados te aproximarán a dar respuesta a la pregunta: “¿Es viable mi proyecto de negocio?

Sección realizada con la colaboración de:

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa