Qué formatos puedes elegir

El IAB (Internet Advertising Bureau), la asociación que representa a los medios interactivos en España, ha creado unos tamaños estándar para los principales formatos, que siguen la mayoría de los soportes. Al elegirlos, debes tener en cuenta que la eficacia de una campaña está en proporción directa con el tamaño del formato elegido. “Cuanto más grandes, más eficaces. Son más visibles y tienen mayor respuesta. El anunciante debe valorar si le interesa pagar más y tener un ratio de clic mayor o al revés”, comenta Álvaro Pastor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

BANNER

El banner es el anuncio más utilizado y el más sencillo. Lo puedes crear tú mismo, bien con las herramientas gratuitas que existen en Internet (www.banner-generator.net o www.mybannermaker.com) o al contratarlos en intermediarios como Facebook o Google AdWords. Aunque existen muchísimos formatos, las medidas estandar, en píxeles, son 300 x 250; 468 x 60; 728 x 90. Los dos primeros son los más cotizados.

728 x 90

468 x 60








300 x 250



















BOTONES

Otro tipo de banner, pero en formato muy pequeño. Suelen tener un tamaño de 120 x 90; 120 x 60 o 120 x125 (cuadrado).

120x125 120x90 120x60

Publicidad - Sigue leyendo debajo












ROBAPÁGINAS

Es un tipo de banner, cuadrado o semicuadrado, que se sitúa en la mitad de una página, en el lado derecho (de ahí su apelativo de robapáginas). Por su ubicación y visibilidad, es uno de los más eficaces. Su tamaño varía desde 400 x 400, los mayores, a 180 x 150, los menores.

400x400 300x250

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
















200x200 180x150
















RASCACIELOS

Los rascacielos son banners verticales que se suelen situar en el lado derecho de la página, con medidas de 120 x 600 y 160 x 600.

120X600 160X600

Publicidad - Sigue leyendo debajo










































FORMATOS FLOTANTES

Son los que aparecen sobre el contenido de la página, impidiendo la lectura y que obligan a cerrarlos para acceder al contenido de la web. Son, por lo tanto, los que más llaman la atención, pero también los más molestos.
Pop Up. Es un anuncio que aparece en la web del usuario, en una ventana independiente del contenido, o en medio del mismo, dando la sensación de que flota sobre la pantalla. Puede contener animaciones, audio, etc. y suele tener un tamaño mínimo de 250 x 250.
Layers. Como el anterior, el anuncio aparece flotando en la página, pero además se desplaza por el contenido. Generalmente aparecen flotando para llamar la atención y después se mueven hacia un lado convirtiéndose en un banner o botón.
Cortinillas o interstitials. Son anuncios flotantes que ocupan toda la pantalla, ocultando todo el contenido de la web.


VÍDEOS

Conviene tenerlos muy en cuenta, ya que es el formato con una relación más positiva entre su eficacia y la aceptación del usuario. Pueden ir insertados en cualquiera de los formatos anteriores, pero lo habitual es que se sitúen en los robapáginas. Dentro del contenido del vídeo, los anuncios pueden aparecer antes, durante o después de la emisión del mismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tecnología