El eterno dilema de los socios

Recibimos un email de una lectora en el que decía: “Tengo una idea, pero no socio. Y un socio no es cualquier cosa”. Hemos preguntado a 15 emprendedores por su experiencia con socios.

Antonio Molina (Plant Response Biotech)

“En la idea inicial de negocio participaban muchas personas [11] con diferente experiencia y todos querían integrar en la empresa sus ideas... y había algunas ideas que estaban más maduras que otras, y unas que tenían más potencial que otras. En el día a día, hay socios que se implican más que otros, y socios con una visión más clara de negocio. Esto nos ha llevado a tardar año y medio en redefinir las líneas de negocio de la empresa. Las decisiones que tomes al principio las vas a tener que asumir después”.

Luis García (Cupra Studios)

“El montante de financiación principal proviene de dos business angels que encontramos por casualidad en un vivero de empresas. Uno de ellos es, además, nuestro apoyo comercial. Hablamos con empresas del sector para tantearlas como socios. Nos decían: “El fondo de comercio que tenéis es fantástico, queremos invertir una cantidad, pero queremos una participación superior al 50%. Y no queríamos perder el control”.

Bruno Muchada (AOS Adventure)

“No empezamos de la nada. Mi socio es uno de los dueños de El Niño y yo había trabajado de gerente en empresas de turismo activo. Mi socio, además, tiene una tienda que lleva 25 años en Tarifa, así que algo de gestión de negocios ya sabía. La idea se nos ocurre a mi socio y a mí. Nos unió el hecho de que los dos somos apasionados del deporte... de cualquier deporte”.

Luis Monserrate (Homing.com)

“El germen se me ocurrió a mí, pero no cobró forma hasta que empezamos los dos. Se lo comenté primero a algunos compañeros de trabajo, pero a medida que fue evolucionando la idea quedó claro que no querían asumir el grado de compromiso que requiere montar una empresa. Es mejor dejar las cosas claras antes de poner en marcha el negocio. En realidad, no fue hasta que le conté a Pedro, amigo mío, la idea cuando abordamos el análisis de viabilidad y nos pusimos a estudiar el mercado”.

LGN Tech Design

“Todo se ha financiado con recursos propios. Los socios han contribuido con apoyo técnico y no financiero. Han aportado el conocimiento del sector y criterios empresariales (cálculo de costes reales, evaluar con quién podríamos hacer la fabricación, y fijar un precio de salida razonable)”, apunta Juan Manuel Vinós.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa