Pesadilla en tu startup: el Chicote de los emprendedores

El nombre del proyecto es ‘Pesadilla en tu startup’, una especie de teléfono de urgencias al que llaman los emprendedores para que Josep Coll, fundador de Red Points, les resuelva dudas de forma gratuita.

image
Josep Coll

Hace algunos meses de Josep Coll decidió desvincularse del día a día de la empresa que fundó hace 10 años con 3.000€ de capital y mucha ilusión. Se trata de Red Points , una startup que aporta soluciones para combatir la piratería de contenido digital. Poco antes de dejarla, la empresa había cerrado una ampliación de 10M de euros que se sumaban a otros 10M conseguidos meses antes. La empresa, con una plantilla de 180 personas, con la sede en Barcelona y oficina en Nueva York, estaba más que saneada, pero Josep Coll ya tenía otros planes: quería tomarse un año sabático y trasladarse a vivir una temporada a Nueva York con toda su familia. Le parecía la solución adecuada para acabar, por un lado, “con mi eterno problema con el inglés” y, por otro, “conocer el ecosistema emprendedor del país” de primera mano.

Y eso es lo que hizo. Pero ya que se había planteado un año especial, se le ocurrió también que, ahora que tenía más tiempo, podía aprovechar para ayudar a otros emprendedores de manera desinteresada y obtener, a cambio, algún donativo voluntario para la ONG con la que colabora desde hace tiempo, Sense sostre , que atiende a personas ‘sin techo’ en la ciudad de Barcelona.

Así es como surge el proyecto de ‘Pesadilla en tu startup’ inspirándose, según reconoce él mismo, en el programa de Chicote. La diferencia es que Josep Coll atiende a las dudas de las startups por skype durante 40-45 minutos y solo ve la parte de la cocina que desean enseñarle. Él lo compara con un teléfono rojo o de urgencias para todos aquellos emprendedores que se encuentren en apuros.

La idea inicial era conectar con una startup al día, pero la demanda de mentorización se le dispara a este emprendedor de Sant Feliu de Guxols. Hasta el momento, dice haber atendido a una veintena de startups, la mayoría españolas, aunque empieza a correrse la voz también por Latinoamérica. En cuanto al tipo de dudas que le plantean, gran parte de ellas tienen que ver con la financiación, pero también se ha encontrado con problemas de socios o proyectos que se tuercen.

Hijo y nieto de emprendedores, dice Josep Coll que a él nunca se le habría pasado por la cabeza dar consejos “si no hubiese escalado primero la montaña. Si ahora me atrevo es porque he subido y he puesto la bandera, conozco la mayoría de las situaciones por las que pasan las startups”.

Cualquier emprendedor puede contactar con él a través de este correo electrónico josecollrodriguez@gmail.com para concertar una cita. Antes de hablar les pide que le detallen el problema que tienen y le envíen cierta documentación para estudiar el caso. Luego ya hablan por videoconferencia donde esgrime los 15 o 20 parámetros que, en su opinión, debería aplicar esa startup para enmendar la situación. Abogado de formación, subraya que los contactos y las conversaciones son siempre confidenciales.

El resto del tiempo en Nueva York lo dedica a impregnarse del ecosistema y madurar su próximo proyecto que, asegura, no tendrá que ver con la mentorización. Su deseo es dar el salto al modelo B2C y concebir, dentro del legaltech, una solución relacionada con el derecho al olvido en internet.

Pero no todo es trabajar, que también dice estar disfrutando de lo lindo de su “aventura familiar”, conociendo a gente muy interesante, analizando el mercado americano y asistiendo a conciertos de música, su otra gran pasión junto al emprendimiento y donde forma parte de la banda Gospel Punk.

Te dejamos el video donde él mismo cuenta el proyecto de pesadilla en tu startup



Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa