Los riesgos del ‘copy-paste’ en los textos legales de la página web

La vía más rápida a la hora de crear los textos legales de un e-commerce es copiarlos de otros ya existentes, el copy-paste, una práctica que los expertos en derecho desaconsejan.

 
Getty images

Según Elena Sánchez, abogada del área de Privacidad, IP y nuevas tecnologías en Metricson, lo más recomendable es que un abogado especialista en este tipo de empresas “revise el modelo de negocio y redacte los textos legales de la página web acorde a este”.

Es común que, cuando uno inicia la aventura de montar un e-commerce, si alguien se acuerda de los textos legales que se han de incorporar en la página web o la app, la vía más rápida sea utilizar el método del ‘copy-paste’ de textos legales de webs ya existentes. No obstante, está práctica es peligrosa, pues, dejando a un lado consideraciones de propiedad intelectual, no siempre es fácil saber qué webs podemos tener como referencia, qué podemos copiar o no y qué es necesario cambiar y adaptar para que nos sirva.

La primera cuestión importante es, según esta experta, “que los textos legales en una web de comercio online serán los cimientos fundamentales sobre el que se basará la relación con los clientes, por lo que incorporar a los web textos no actualizados o que no recojan correctamente toda la información necesaria puede acarrear a la larga perjuicios importantes para la empresa”.

“Mientras una página web básica de presentación de una empresa no tendrá demasiadas cuestiones que regular -prosigue- una tienda online que tenga diferentes apartados o servicios, varios formularios y disponga de cookies deberá regular ampliamente las condiciones de uso y navegación por la página web, el uso de cookies, las condiciones de tratamiento de datos personales de los usuarios y las obligaciones, derechos y responsabilidades de las partes cuando realicen la contratación por la web”.

Es cierto que en cualquier tienda online se incluyen siempre, entre otros, aspectos como, por un lado, la regulación del precio, el desistimiento y las vías de solución de conflictos, y, por otro lado, cómo y cuándo la empresa tratará los datos personales de los usuarios. “Sin embargo, es importante tener en cuenta que, aunque el enunciado sea el mismo, el contenido puede variar según los productos o servicios que se ofrezcan y el usuario debe conocer sus derechos y obligaciones concretos, no siendo válidas las fórmulas genéricas”.

Lo más probable es que, “si los textos legales han sido copiados tal cual, no sean adecuados, no solo por el continuo cambio de las leyes o porque puede que los textos queden afectados por normativas especificas aplicables al negocio, sino porque, además, incluso empresas que se dediquen a lo mismo, tendrán particularidades propias que no se repitan en las demás”.

Posibles consecuencias

En lo que atañe a las posibles consecuencias que podría acarrear tomarse este tema a la ligera, Elena Sánchez señala: “Las consecuencias que puede conllevar no disponer de todos los textos legales o que estos sean incorrectos son variadas y dependerán del caso concreto, al entrar en juego diferentes leyes: podrían ir, por ejemplo, desde elevadas sanciones por infracciones de la normativa de protección de datos hasta la declaración de nulidad de las cláusulas de los términos y condiciones de contratación con consumidores”.

En consecuencia, su recomendación principal es: "que un abogado especialista en este tipo de empresas revise el modelo de negocio y redacte los textos legales de la página web acorde a este. No olvidemos que tener unos textos legales que regulen detallada y correctamente la relación con los clientes es también una técnica para reforzar la confianza del usuario y convertir a cualquier tienda online en un negocio fiable”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa