La Empresaria Autónoma 2018 habla de los problemas del colectivo

María García Garriga, fundadora de MG Atelier, se alzó el año pasado con el Premio a la Empresaria Autónoma del Año en los galardones que otorga la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme).

image
MG-Atelier

MG Atelier es una joyería online donde se dedican al diseño, producción y comercialización de joyas personalizadas y no personalizadas de tendencia. La fundó María García Garriga a mediados del 2016, tras varios intentos frustrados de encontrar un trabajo acorde a su formación como Ingeniera de diseño industrial y poder compaginarlo con el cuidado de sus dos hijas.

Mientras le llegaba y no la oportunidad a García Garriga le dio por diseñar unas pulseras personalizadas con el nombre grabado de sus niñas y, cuando las mostró en su círculo de conocidos, les encantó. Aprovechó el éxito para aceptar encargos y empezar a venderlas. Así, como una hormiguita, es como empezó la construcción de MG Atelier.

“El primer año me creé una cuenta pública de Instagram para dar a conocer los pocos productos que hacía por aquel entonces y me iban saliendo pedidos, cada vez más. El dinero que iba ganando en gran parte lo destinaba a ir haciendo crecer el negocio, invertí en una página web, después compré maquinaria para agilizar los procesos de producción y cada vez fui invirtiendo en más producto, hasta el punto que ahora tenemos un catálogo de más de 150 referencias.

Al final del primer año lancé la web y fue el punto de inflexión para empezar a crecer. Desde entonces cada año las ventas se han ido superando respecto del anterior en un 100%.

Lo que comenzó siendo un pequeño negocio que empecé yo sola en el salón de mi casa, mientras lo compaginaba con la crianza de mis hijas, ahora es un negocio que ya está a pie de calle con venta al público y venta online con dos personas contratadas en plantilla y varios freelance”.

Afirma también que, en este momento, tiene varios proyectos en mente que prefiere no anunciar hasta no tener sólidas las bases necesarias. “El hecho de estar yo sola desde el principio ha hecho que conozca en profundidad todas las patas del negocio y hasta que no veo que tengo controlada cada área al 100% no doy el siguiente paso para seguir creciendo”, afirma.

Las dificultades como emprendedora autónoma

En relación con el premio del que se hizo merecedora el año pasado le preguntamos cuáles son, en su caso, las principales dificultades que encuentra como autónoma. Esta es su respuesta:

La dedicación absoluta al negocio, que son 24h/7 días a la semana, “pendiente todo el tiempo de que fluya todo, atendiendo a los clientes por teléfono, emails, whatsapps a todas horas, incluidos fines de semana. Y también resolviendo problemas que puedan surgir con la web, incidencias con envíos, etc

Las obligaciones con la Administración. Sin saber muy bien porqué, de repente te ves obligada a pagar la SS, da igual que factures o no, con ellos no puedes fallar. Cada trimestre hacer las declaraciones de IVA e IRPF con Hacienda.

Debido a mi desconocimiento en este campo tuve que contratar una gestoría para que me llevara toda la gestión relativa a la Administración, lo que supone más gastos extra. Un punto importarte a destacar, es la dificultad que hay para encontrar ayudas para los emprendedores. En resumen, resulta muy duro tener esa presión continua, de saber que tienes esa obligación mes a mes.

El riesgo que existe en todo momento de que pueda ir mal, que una vez que te metes en la rueda de los gastos fijos es muy difícil retroceder y cada paso que se da hacia adelante es una apuesta para hacer que el negocio crezca. Para ello es necesario contratar gente y puede haber meses que yo pierda dinero para poder pagar los sueldos de mis empleados y hacer así que el negocio siga adelante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa