Más mayores y menos formados

Casi seis de cada 100 españoles es emprendedor. La cifra, superior a la registrada en el 2010, no refleja sin embargo un crecimiento económico, sino una necesidad de subsistencia. Así se desprende del último Informe GEM recientemente publicado.

image
Distribución de la edad en los procesos de emprendimiento

La edad media del emprendedor ha subido casi un año en los últimos 12 meses, rayando los 38 años (37,88), y casi dos desde que se inició la crisis (en 2007 estaba en 36 años). Lo más llamativo es el notable descenso de cuatro puntos en el tramo de 25-34 años, y el crecimiento en los tramos más mayores: alrededor de tres puntos en el de 45-54 y casi dos en el de mayores de 55.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Este incremento parece de nuevo relacionado con el paro y la necesidad de autoempleo. Aunque el emprendimiento sigue estando más vinculado a estudios superiores, también han crecido los emprendedores sin estudios o con estudios primarios, lo que va en detrimento de la calidad emprendedora. Se observa una combinación de iniciativas con potencial junto a otras de subsistencia.

En cuanto al nivel de renta, asistimos a una polarización entre las rentas más bajas y las más altas, únicos parámetros donde aumenta la actividad, disminuyendo en los tramos intermedios. Un poco lo que ocurre con la educación, donde aumentan los niveles inferiores de estudios y los licenciados. Disminuyendo en el resto de los niveles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa