Líneas de financiación para consolidar tu actividad

El problema fundamental de las entidades financieras convencionales es que la mayoría exige presentar una serie de avales que a muchos emprendedores que están inmersos en la fase de crecimiento les resulta complicado presentar. El hecho de no necesitar garantías de ningún tipo, no pagar comisiones muy elevadas y la posibilidad de disponer de un periodo de carencia (el tiempo para empezar a pagar el préstamo) más que razonable, hacen de los préstamos participativos de ENISA una opción asequible para empresas que estén ahogadas con sus gastos y una recomendable oportunidad de financiación. Te mostramos las diferentes opciones de préstamos en función del tipo de empresa:

PARA CONSOLIDAR TU ACTIVIDAD

Para empresas que quieran acceder al Mercado Alternativo Bursátil
Línea MAB
Si necesitas ayuda para afrontar los gastos asociados a la salida al Mercado Alternativo Bursátil, ENISA te facilita la preparación para aprovechar esta oportunidad de crecimiento. Con la Línea MAB podrás contar con importes que van de 200.000 hasta 1.500.000 euros, con un vencimiento a nueve años y una carencia de siete años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

UN CASO REAL

Lumar: Diseño, distribución y venta de pescado.

Algo tan tradicional a simple vista como puede ser la venta de productos alimenticios puede traducirse en innovación mediante un esfuerzo en la orientación al consumidor final. Si no, que se lo pregunten a Javier Martínez, CEO de Lumar, empresa especializada en “ofrecer soluciones de pescados listos para preparar, sin piel y sin espinas, con recetas elaboradas en base al atún o pez espada y con unas salsas libres de conservantes, aditivos, etc…”. Lumar concentra todo su esfuerzo innovador “en ofrecer buenos productos para el consumidor y ayudar al consumo de pescado de los más pequeños con ideas saludables”, explica Martínez. “Detectamos que en los mercados exteriores se hacían las cosas de otra manera y se demandaban otro tipo de soluciones más allá del mercado nacional, que es muy maduro en el consumo de pescado. Pero pescado que se compra con su piel y su espina, eso en los mercados exteriores no es así, ya que no lo consumen sin haber sido previamente limpiado”.

Se pusieron en contacto con ENISA a través de su asesor registrado. Martínez explica que “toda empresa que sale al MAB necesita de esta figura, que es el que acompaña a la empresa en su transformación para adecuarse a la normativa. Ellos nos indicaron que había préstamos de ENISA y que ofrecían ayuda a las empresas que querían salir a ese mercado”. Para Martínez, “la posibilidad de acceder al Mercado Alternativo Bursátil fue una oportunidad muy importante para obtener financiación”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para fusiones entre empresas
Línea Fusiones y Adquisiciones
Si eres un pequeño o mediano empresario y estás contemplando una operación societaria (fusión, adquisición o escisión) con otra compañía para aumentar tu competitividad en el mercado o impulsar tu carácter innovador, la Línea Fusiones y Adquisiciones puede poner en tu bolsillo desde 200.000 hasta 1.500.000 euros, también con un vencimiento a nueve años y una carencia de siete.

UN CASO REAL

Laborsalus: Convertir riesgo en ventaja

En un sector tan atomizado como el de la prevención de riesgos laborales, la innovación puede suponer la oportunidad decisiva. Como la que supo, aprovechar Manel Subirana, fundador de Laborsalus. Esta compañía ha sabido crecer gracias a la adquisición de empresas del sector de prevención de riesgos e imponerse a la concentración de su ámbito a través de un cambio en el enfoque de sus servicios. Como explica Subirana, “nos hemos convertido en un socio tecnológico, más que un proveedor que presta un servicio. Y todo ello siendo lo más sostenibles posibles, con la menor documentación para ser más ecológicos”. Subirana y su equipo presentaron su proyecto a ENISA y finalmente obtuvieron un préstamo participativo de un millón de euros. “Con ese dinero compramos Mapfre Servicio de Prevención. En ese momento, facturaba el doble que nosotros y la ayuda de ENISA nos permitió dar un salto importante. Triplicamos nuestro volumen”. Para el fundador de Laborsalus, el principal aliciente, es que ofrece “un tipo de interés no tan duro como el que hay en el mercado” con un “periodo de dos años de carencia que ayuda a sobrevivir sin ahogos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa