e-consultia y 12 segundos

27 nombres en el Registro Mercantil y un litigio para resolver otro

Carlos Inocencio y Davinia Expósito son marido y mujer y en sus más de 10 años como empresarios han visto casi de todo. Desde un PAIT (Punto de Asesoramiento e Inicio de Tramitación, dependiente del CIRCE, Centro de Información y Red de Creación de Empresas) que desconocía su propia condición de PAIT a un Registro mercantil duró de pelar. Esta última, cuentan, fue una de las situaciones más curiosas: Expósito quiso crear una boutique de novias (que no salió adelante por falta de financiación) y, previo a su constitución, en el Registro mercantil le tiraron el nombre... ¡27 veces! “En el nombre de la boutique no había problema, pero en el de la empresa... Sugeríamos Ischia, Emporio di Ischia, Isthar Star... y nada”. ¿Que por qué? “El registrador no veía el nombre. No le gustaba, decía que se parecía fonéticamente a otra cosa y que además no era español. Y que los nombres españoles que proponíamos se parecían a otros. Los proponíamos de cinco en cinco y cada vez que vas pagas unos 15 euros. Llegamos a ofrecer 27. Busqué nombres extraños para no tener problemas, pero lo mismo me dio”, explica. Y eso que unos años atrás, en 2004, Carlos había fundado su actual empresa con un nombre que, seguro, te resulta más común: e-consultia. Tan común que al poco de hacerlo vio cómo surgían copias. “Después de e-consultia constituyeron Consultia, Econsulting... empresas de mi competencia hechas después de la mía. Con una de ellas me vi en un litigio (usaba mi fuente y nombre) y por el dominio, con otra”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa