Software para arrancar un e-commerce

El comercio electrónico merece un espacio propio. Desde plataformas que incluyen sus propios sistemas de facturación, ERP y CRM hasta necesidades diferentes al resto de negocios, como rastrear los precios de la competencia. El futuro está en tiendas online conectadas a sistemas de gestión y a las empresas de transporte.

image
Las soluciones de comercio electrónico incluyen todo el software que vas a necesitar para empezar: crm, erp, facturación...

Estamos más que convencidos de que si quieres montar una tienda online, tu principal duda ahora mismo es: ¿con qué plataforma de software libre de desarrollo de tienda me quedo: con Prestashop o Magento? Y no debería ser así. ¿Entiendes de software libre? “Si no es así, ¿qué haces peleándote con una plataforma de desarrollo durante un año? Cuando termines de pelearte estarás en la fase inicial de poner en marcha el negocio en Internet. Como empresario, tienes un proyecto empresarial lastrado. Tienes que ir a uno de los mil proveedores que hay en el mercado y decir: A ver, tú me vendes una solución por 20-30 euros al mes, venga, para empezar; y tú me haces un diseño por 500 euros, venga, y en 20 días empiezas y comienzas a emprender. Luego ya irás sofisticándolo”, plantea como solución al dilema José Valle, fundador de El Súper.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Estudio de mercado
”Es interesante hacer un estudio de mercado previo no sólo de la competencia, de quién vende o de cómo lo venden, sino también desde qué plataforma. Según lo que vendas tienes que estudiar dónde y cómo tiene más salida. A lo mejor te interesa vender en SegundaMano.es o eBay y no montar una tienda, propone Jordi Ferrer, cofundador de la plataforma española Xopie.

A lo mejor te interesa más una herramienta para crear tiendas en Facebook como Payvment, una aplicación gratuita con dos versiones de pago; la española Social-buy, que desarrolla plataformas de comercio online dentro de esta red social. O a lo mejor, por el tipo de producto y después de calcular todas las comisiones –desde apertura hasta incrementos por volumen de ventas–, te interesa vender directamente a través de Amazon.

Tienda online
Para empezar, necesitas una plataforma de comercio electrónico, una página web con las herramientas necesarias para realizar a través de Internet la gestión completa de una venta.

Al principio, surgen dudas: ¿cuál es la mejor herramienta para mi negocio? Hay una premisa inicial: de cuánto dinero dispones para tu negocio online. A mí me gusta añadir al presupuesto el máximo dinero que tienes que dejar para la promoción de la tienda. Puedo tener 6.000 euros de presupuesto, me gasto 6.000 en la tienda, tengo una tienda potente, y luego no tengo un duro para SEO, AdWords... Tendrás la mejor tienda que nadie conoce. Hay que partir del dinero y de la importancia de promocionarla para que la gente la conozca y compre”, explica Jordi Ferrer.

“Para empezar, están las soluciones a medida, especialmente indicado para presupuestos potentes y para empresas con una experiencia previa o aquellas que tengan unas necesidades muy concretas (es que nuestros productos tienen siete tipos de referencias diferentes...), no se les adapta un producto estándar. Dentro de aquí está el código abierto, Magento y Prestashop, que son muy completas, pero tienen la singularidad de que no te las puedes instalar tú sólo, si no tienes conocimientos técnicos. Necesitas un programador para que te lo instale y lo configure: el presupuesto no es tan elevado como a medida. Las actualizaciones se tienen que ir pagando al proveedor. Además, hay que buscar y pagar un hosting, que también hay que buscar”, continúa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Habría un tercer grupo de soluciones SaaS (alquiler de la solución): son soluciones paquetizadas (que es donde estamos nosotros). Encajan para arrancar. Son soluciones de bajo coste. Por 19 euros al mes más IVA puedes tener ya tu tienda online, con hosting, servidor y actualizaciones incluidas. En contrapartida no tienes exactamente todo como tú lo querrías: que si una flor al lado del logo, que si siete referencias por producto, que son cosas concretas. Estas soluciones no te lo van a ofrecer”, matiza.

¿Qué usan los emprendedores?
Si entiendes de código libre, tienes las plataformas Prestashop y Magento –las dos tienen versión en castellano–, que son gratuitas. El problema está en que si no tienes un cierto nivel de conocimientos informáticos necesitas (en serio) que te lo instalen. Una instalación a medida seria te va a costar a partir de 5.000 euros, integrando un ERP sencillo, e incluyendo hosting, así que gratuitas, gratuitas, no son.

Una solución a medida como la que comentaba Ferrer te va a costar en torno a 6.000–7.000 euros con un proveedor independiente.

Tienes también herramientas para crear tiendas online sin necesidad de tener conocimientos técnicos, alojamiento o dominio propio como Xopie (cubre dominio propio, diseño, asesoría legal, marketing digital, formas de pago y sellos de confianza), a partir de 19,99 euros al mes sin IVA. Y tienes otros dos proveedores españoles: Tiendalista (a partir de 27 euros al mes sin IVA) y Mabisy (desde 29 euros al mes sin IVA). Extranjeras tienes Shopify (79 dólares al mes), pero el back-end, que no es otra cosa que la administración de la tienda, está en inglés, y proveedores de hosting que también ofrecen plataformas básicas de venta online como 1&1 (24,99 euros al mes sin IVA), Strato (34,99 euros al mes sin IVA) y Arsys (59 euros al mes sin IVA).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Esta es una fórmula para arriesgar poco dinero y ver si te encaja la venta por Internet y el comercio electrónico”, apunta Ferrer. A la hora de elegir un proveedor, te interesa evaluar si tiene cuotas de alta, si te ayudan con la personalización (piensa que las soluciones estándar son plantillas) y cuánto te cuesta, posibilidades de crecimiento, adaptación a móviles y soporte: ¿qué pasa si se cae un servidor un sábado por la tarde?

Todo en uno
Todas estas herramientas incluyen el ‘resto’ de software que necesitarás para el negocio, desde los sistemas de pago, sistemas de envío, ERP sencillos, herramientas de marketing –te ayudan con tus inversiones en Google AdWords– y redes sociales. Con una excepción: el seguimiento de los precios de tu competencia...

¿Monitorizar los precios de mi competencia?

“Hay cientos de comercios online que venden los mismos productos. Ya no es tanto que tengas muchos artículos que controlar como que el mercado cambia constantemente. Aunque tú trabajes con 50 productos, tienes la necesidad de controlar el precio. El precio es el factor decisivo de compra”, plantea Antonio Tomás, cofundador de Minderest, una herramienta que ayuda a monitorizar los precios de la competencia.

Cuida el precio
“Una pyme debe de cuidar el precio. Cuando tienen pocos productos, trabajan con un Excel y un navegador. Es algo tedioso. Si tienes pocos productos, lo puedes mantener, pero se termina quedando pequeño, porque los precios cambian a diario, porque cada vez se incorporan nuevos productos a tu catálogo”, señala. ¿Para qué sirven este tipo de herramientas? Imagina que tu competencia agota su stock. Entonces tú recibes una alerta y haces una campaña para vender ese producto. Además de la española Minderest, tienes la estadounidense Profitero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa