“Las mujeres ponemos en marcha empresas más comprometidas”

Repasamos con Eva Serrano la situación de este colectivo del que reconoce aún queda trabajo por hacer en el terreno de la igualdad, una conciliación que, no obstante –recuerda Serrano–, “empieza en nuestras casas, y que no hay más límites que los que nos queremos autoimponer. Debemos perder el miedo a que cuestionen nuestra iniciativa emprendedora”.

EMPRENDEDORES: En el debate sobre el emprendimiento en femenino versus masculino, usted afirma que las empresas lideradas por mujeres son más sólidas. ¿En que se basa?
E.S.: Porque la práctica nos ha demostrado, que las mujeres tienden a crear empresas que están más comprometidas tanto con el entorno social como ambiental, también porque tenemos más en cuenta las medidas dirigidas a la mejora de la conciliación de vida familiar y laboral, apoyamos en nuestras empresas la promoción de la igualdad de oportunidades y la realización de actividades de formación.

EMP.: ¿Qué cualidades hacen diferente a una empresaria de un empresario, si es que hay diferencias?
E.S.: Una fundamental, que es el propio género masculino y femenino y las vicisitudes que por cuestión de género cargan más a la mujer en su iniciativa emprendedora. Y otra de peso, las mujeres empresarias, en términos generales, somos muy constantes en nuestros proyectos de emprendimiento, aunque sólo nos generen el beneficio de la subsistencia, siempre lo volvemos a intentar.

EMP.: ¿Ha potenciado la crisis el emprendimiento femenino?
E.S.: Sí. Pero esta fiebre de emprendimiento si no se apoya con los adecuados planes de formación con los adecuados planes de formación en innovación, si no se le da la debida visibilidad, apoyo y reconocimiento Institucional, puede a todos los efectos convertirse en un emprendimiento de mera subsistencia ante la falta de puestos de trabajo por cuenta ajena, cuya consecuencia más directa sería que no provocaría el efecto deseado, el de la creación de riqueza y puestos de trabajo, necesarios para la mejora económica, y evolución de la sociedad española.

EMP.: ¿Cuáles son las asignaturas pendientes aún para hablar de paridad en el ámbito del emprendimiento?
E.S.: Liberarnos de nuestro pasado, que líneas generales nos carga la mochila emocional de piedras muy pesadas. Hemos evolucionado, y con ello hemos ayudado a la evolución de la sociedad española con nuestra incorporación al mercado laboral, y creo que la igualdad formal se ha alcanzado, no tanto la material porque la mujer empresaria, además de contar con iguales problemas que los hombres empresarios, cuenta con otras dificultades que la sitúan en posición de desventaja, lo cual se traduce en que se produzca una menor visibilidad, reconocimiento, participación en el poder, y en consecuencia una menor participación en la toma de decisiones. También recordarnos a nosotras mismas que la conciliación empieza realmente en nuestras casas, y que no hay más límites que los que nos queremos autoimponer, debemos perder el miedo a que nos cuestionen nuestra iniciativa emprendedora, creer en nosotras mismas.

EMP.: ¿Qué le diría a las mujeres que estén leyendo esta entrevista y estén pensando en emprender, autoemplearse, montar una empresa o crecer profesionalmente como directivas?
E.S.: Les diría que todas las ideas son válidas, y aquella por la que te decidas, regístrala. Que no se lancen sin un buen plan de negocio y un buen asesoramiento por expertos. Que busquen mentores e intercambien opiniones con ellos. Que se asocien, porque es importante formar parte de una plataforma que te ayude en tu emprendimiento y además te facilite el networking, relacionarse es muy importante y productivo. También les animaría a una formación continua en toda las fases del emprendimiento, actualizarse es esencial para poder crecer y poder enfrentarse a los cambios. Y, por último, que aprendan a manejar las redes sociales y nuevas tecnologías.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa