Test rápido para saber si has acertado con el nombre de tu empresa

No todo el mundo tiene –ni tiene por qué tenerlas— capacidades creativas. Y, sin embargo, a la hora de montar una empresa no tienes más remedio que ponerle nombre.

La prueba del nueve. Cuando ya tengas una lista de nombres para tu negocio, pásale este test a cuáles ‘sobreviven’:

1. ¿Es diferente al resto de nombres de tu sector? Si ya desde el principio sólo el nombre te permite destacar es un buen punto de partida. Obviamente no te exime de la responsabilidad de continuar esforzándote, pero a nadie le viene mal un empujón, sobre todo al principio.Vueling, por ejemplo, se diferenció rápidamente de otros nombres de aerolíneas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

2. ¿Es un nombre corto? Cuánto más largo sea el nombre, más probabilidades de que tus consumidores o tus clientes terminen abreviándolo (Macinstoshse ha reducido, por ejemplo, aMac). Hay nombres largos que funcionan, pero también llevan detrás largas campañas de comunicación que quizá tú no te puedas permitir. Hay excepciones comoelrincondelvago.com.

3. ¿Es fácil de pronunciar? Para muchos nombres la prueba de fuego se encuentra a la hora de decirlos en voz alta. Nombres como Yahoo o Google son divertidos de pronunciar. Una impresión favorable siempre va a contribuir a que el nombre de tu empresa se haga, en la medida de sus posibilidades, popular. Siempre es mejor que tus clientes no tengan problemas para pronunciarlo.

4. ¿Es fácil de recordar? Cuanto más sencillo, más fácil es de recordar. ComoAvanza.

5. ¿Tiene sentido para todas tus áreas de negocio o para todos tus productos? O dicho de otra manera: ¿te limita el nombre? Si te llamas Consulting Farmacéutico y después amplias tu asesoría...

6. ¿Tiene alguna connotación... inapropiada en otro idioma? Probar que el nombre no signifique otra cosa en otro idioma o tenga connotaciones negativas. Modelos de vehículos como ‘Pajero’ o ‘Tsunami’ se han retirado del mercado por su dudosa idoneidad fuera de su mercado original. Los nombres más ‘exportables’ son fáciles de pronunciar y tienen connotaciones positivas.

7. ¿Qué uso se dará a tu producto o servicio? A la hora de elegir un nombre, también influye la visibilidad que tendrá. El nombre de una cadena de ropa que aparecerá en miles de bolsas de cartón o plástico no tiene el mismo que el de una consultoría que sólo aparecerá en un metacrilato.

8. ¿Está registrado? Tienes que tener en cuenta que encontrar un nombre disponible en el registro no es tarea fácil.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Marketing