17 principales gastos en los que incurres cuando arranca tu negocio

La correcta gestión de la empresa exige conocer con exactitud cuál es la estructura de costes del proyecto y la dimensión que debe alcanzar.

¿Quieres saber si la idea que tienes entre manos es viable? Echa un vistazo a los 17 gastos más habituales de un negocio, calcula en cuáles vas a incurrir tú, pide presupuestos, suma y luego divide esa cifra por el precio que quieres poner a tu producto o tu servicio. Si la cifra resultante de unidades o de proyectos te parece asumible, lo más probable es que tengas entre manos un producto viable (aprende aquí a calcular tu punto de equilibrio). Si no, lo mejor es que repases todos los pasos que has dado hasta ahora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Estos son los gastos más habituales de un negocio que arranca:

1. Compras: aprovisionamientos en mercaderías y demás bienes adquiridos por la empresa para revenderlos, bien sin alterar su forma o previo sometimiento a procesos de adaptación, transformación o construcción.

2. Arrendamientos y cánones: alquileres, tanto de locales o despachos como de maquinaria.

3. Reparaciones y conservación: mantenimiento y reparaciones, gastos derivados de la conservación del inmovilizado material (maquinaria, instalaciones, terrenos, edificios, etc.).

4. Trabajos realizados por otras empresas: comprende los trabajos que, formando parte del proceso productivo, se encarguen a otras empresas.

5. Servicios de profesionales independientes: contraprestación de servicios profesionales independientes (asesorías, gestorías, etc.).

6. Transportes: transportes a cargo de la empresa, realizados por terceros, cuando no proceda incluirlos en el precio de adquisición del inmovilizado o de las existencias.

7. Primas de seguros: primas de seguros de todo tipo, excepto de la Seguridad Social.

8. Servicios bancarios y similares: comisiones y otros gastos que se satisfacen por servicios bancarios y similares.

9. Publicidad, propaganda y relaciones públicas: importe de los gastos satisfechos por estos conceptos.

10. Suministros: consumos de agua, luz, gas o cualquier otro abastecimiento que no tenga la cualidad de almacenable. Si es almacenable, se considerará como existencias y se contabilizará en la cuenta de compras. Se incluirán en esta cuenta todos los servicios no comprendidos en las cuentas anteriores.

11. Otros servicios: gastos de viaje del personal.

12. Tributos: todo tipo de tasas, contribuciones e impuestos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

13. Sueldos y salarios: salarios brutos del personal asalariado.

14. Seguridad Social a cargo de la empresa: gastos sociales, salarios de los socios o retribución propia en el caso de autónomos, Segurida Social a cargo de la empresa y/o seguros de autónomos.

15. Gastos financieros: intereses de préstamo, descuentos sobre ventas, intereses, comisiones y gastos por descuento de efectos (letras), por cobro de recibos, etc.

16. Devolución de préstamos: cuota de devolución de préstamos, sin incluir los intereses, sólo capital.

17. IVA soportado: IVA desembolsado por compra de bienes o servicios.

Si esto lo redondeas haciendo una estimación de tus ventas... Aquí puedes aprender a calcular cuánto podrías ser capaz de vender (siendo, ojo, realista).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Finanzas