¿Quién financia a nuestras startups?

El ecosistema financiero de nuestras startups se hace maduro. La Administración pierde peso, poco a poco, y ganan protagonismo los business angels y el capital riesgo.

Hasta 347 millones de euros recibieron las startups españolas en 2014 (último dato publicado). Hay más dinero disponible (la cifra supone un incremento de un 26% respecto al año anterior), pero se apoyan menos proyectos (en total 1057, frente a los 1.263 del año anterior). Son los datos del último informe de WebCapitalRiesgo, en el que se perciben dos tendencias claras. Una, que las Administraciones públicas (CDTI, Enisa, etc.) siguen siendo los principales inversores de las nuevas empresas (representan hasta un 51,8% del total de la inversión, frente al 29,6% de capital riesgo y el 18,6% de business angels, aceleradoras, etc.). Y dos, que la aportación de las administraciones se reduce gradualmente (en 2012 representaban el 62,7%, 11 puntos por encima del nivel actual), a la par que aumenta el peso de business angels, aceleradoras y de inversores extranjeros (estos últimos aportaron hasta 127 millones del total; un incremento del 169%).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Rompiendo esquemas

Aunque todavía falta mucho recorrido para llegar a la madurez de ecosistemas de inversión como el británico o el norteamericano, poco a poco el español va haciéndose más profesional. Lo que no significa que se haga mayor por edad. Según el informe Business Angels AEBAN 2015, el perfil del business angel español es cada vez más joven (el 44% tiene menos de 44 años) y la mayoría no tiene un gran recorrido como inversor: el 60% empezaron a invertir en los últimos cinco años. Sólo un 17% lleva más de 10 años apoyando startups. Una realidad que, no obstante, no les impide invertir de una forma muy profesional. Por ejemplo, dejan atrás esa idea de que el business angel apuesta, sobre todo, por proyectos de su localidad; más de la mitad de los inversores apoya proyectos de todo el país y hasta un 30% se decanta por startups internacionales.

Otra idea equivocada es que estos inversores se decanten exclusivamente por proyectos de Internet y digitales. Aunque sí es cierto que acaparan la mayor parte de las inversiones (el 75% del total), los proyectos offline también están presentes en las carteras de estos inversores: la mayoría de ellos asegura tener un 25% de startups offline en su cartera y hasta un 10% sólo invierte en proyectos offline.

Por orden de preferencia, los proyectos que acaparan su atención son las tecnologías, media y contenidos digitales, comercio y distribución, servicios profesionales, salud y equipos médicos, telecomunicaciones y tecnologías móviles, moda, diseño y juegos online.

Coinversión público-privada

Otra realidad que se hace cada vez más patente es que la inversión pública atrae al inversor privado y al revés. Donde uno pone el ojo, el otro también. De hecho, sólo un 2% de los business angels invierte en solitario. El resto lo hace con otros inversores privados, con fondos de capital riesgo, con inversores corporativos, plataformas de crowdfunding,entre otras figuras de financiación, y con las Administraciones públicas. Éstas participan en el 62,7% de las inversiones en las que están presentes los business angels.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa