Plan de negocio para montar una tienda de ropa

De niños, de mujeres, de hombres, de novias, de tallas grandes, usada... Muchas son las posibilidades para montar una tienda de ropa.

image

En nuestra sociedad dominada por el cuidado de la imagen, la elección de las prendas de vestir constituye parte de nuestra tarjeta de presentación social. Vestir es transmitir, comunicar. Para algunos, formar parte de una marca de ropa implica incluso sentirse aceptado y pertenecer a un grupo.

Siete de cada diez personas identifican el término “irse de compras” con adquirir productos de textil-confección. Las prendas de moda también son el regalo preferido de los consumidores.

La ropa se vende y se vende bien. En España la moda es una industria potente, que da empleo a casi 150.000 personas. El comercio de moda está muy consolidado. Cientos de personas en nuestro país emprenden cada año en la puesta en marcha de una tienda de moda, en busca del una parte de los 608 euros que cada español gasta anualmente, como media, en prendas de vestir y calzado.

Situación del sector

Actualmente el sector del retail de moda está ampliamente monopolizado por el pronto moda, el mercado de gran consumo, las grandes cadenas. Existe una oferta amplia y variada de nuevas prendas, incluso semanalmente, a precios muy competitivos.

Las cadenas de moda cuentan con una fuerte presencia en los centros comerciales y en las calles más céntricas y con ingentes inversiones publicitarias. Un panorama algo desalentador para nuevos entrantes.

Cómo diferenciarse

Ahora más que nunca, para mantenerse en el mercado como establecimiento independiente, es necesario aportar fuertes aspectos diferenciadores, exceptuando, quizás, los núcleos urbanos pequeños y alejados de grandes capitales.

“Lo que está rompiendo con el ritmo vertiginoso de consumo, son las estrategias multimarca que están apostando cada vez más por el diseño y las colecciones alejadas de la uniformidad del fast-fashion, identificando nuevas experiencias dentro del espacio de compra y creando a su vez un entorno que anime al consumidor, recuperando el espíritu de las boutiques pasadas. Nuevos modelos de negocio emergen, mucho más segmentados y sostenibles, que elevan el valor de uso, y que conectan emocionalmente con el consumidor”. Así se pronuncia la experta Alicia Bonillo, docente investigadora en diseño de moda en EASD Valencia.

Para lograr la tan ansiada diferenciación, hay que explorar los caminos de la sostenibilidad e impacto positivo, la innovación, la exclusividad, el servicio y la experiencia de cliente, los valores – incluso relacionados con movimientos sociales presentes en la actualidad – y la máxima segmentación (por ejemplo, por tallas, por tipo concreto de género – trajes de novia, moda en piel, íntima, etc.).

El local

La ubicación es un factor clave para el éxito de una tienda de moda. Hay que tener en cuenta criterios tales como la proximidad al público objetivo, la visibilidad, la accesibilidad, el nivel de tránsito, la concentración de comercios en la zona. Que el local escogido ya cuente con licencia de apertura y actividad, evitará un desembolso de entre 1.500 y 2.500 euros y una media de 47 días de espera antes de inaugurar.

El mobiliario, los accesorios, la decoración, la iluminación y los escaparates son elementos cruciales. En general, es muy recomendable contar con formación en visual merchandising.

Tienda de moda online

En este caso no hace falta disponer de una tienda física, aunque son muchos los comercios que emplean las dos fórmulas a la vez, para alcanzar un público más amplio. A su vez, en ocasiones, los comercios online “se desvirtualizan” bajo el formato pop-up, temporal y efímero. Esgoa es una marca onlineque produce camisas para hombres, con materiales sostenibles y diseño elegante e innovador.

Alfonso Onorato, su promotor, apunta como una de las claves para el éxito, contar con una muy buena imagen (branding), que se materializa en la web, presencia en redes sociales (también con publicidad de pago, aprovechando las oportunidades de la segmentación, principalmente en Facebooke Instagram), SEO y en todo tipo de actividades de marketing, tanto online como offline.

La gestión de las compras y de los proveedores

Tienda física y online comparten este aspecto crucial para su éxito: saber comprar y conseguir el mejor mix de precio, márgenes, calidad, cantidad, forma de pago y entrega. Uno de los errores clásicos de los comienzos es comprar en exceso, atraídos por los descuentos por cantidad y presionados por la desconfianza inicial de los proveedores. Pero, unas compras excesivas irán a parar inevitablemente a las rebajas de fin de temporada.

Tampoco hay que caer en el otro extremo: la ruptura de stock. Los expertos recomiendan comprar un inicio de colección equivalente al 40%-50% de las compras previstas para la temporada, e ir reponiendo en función de la demanda. En la mayoría de los casos se suelen realizar dos grandes compras principales al año: una en otoño para la temporada primavera-verano (que va de marzo a agosto) y otra en primavera para la temporada otoño-invierno (va de septiembre hasta finales de febrero).



NUESTRO SUPUESTO: BALANCE INICIAL

Nuestro supuesto consiste en una tienda de ropa para hombres de estilo casual de unos 45 m2, más 15 m2 de almacén, situada en un local de una zona céntrica y comercial de Sevilla. El local es alquilado y es necesario acometer una buena reforma para acondicionarlo. La fórmula jurídica escogida es una sociedad limitada unipersonal. Juan, su promotor, trabajó cinco años en una franquicia de moda y su sueño es alcanzar el éxito con un concepto propio.

Se prevén las siguientes inversiones en inmovilizado material: reforma y acondicionamiento del local (15.000 €), mobiliario y decoración (12.000 €) y equipos informáticos (4.000 €).

En el inmovilizado intangible se incluyen el registro de la marca (1.000 €) y programas informáticos específicos para retail por valor total de 2.500 €. En el Activo del balance se recogen también las fianzas correspondientes a dos meses de alquiler del local (4.600 €) y los gastos de primer establecimiento (3.200 €) para la constitución de la sociedad, la captación de clientes y la publicidad de lanzamiento. La inversión en existencias iniciales asciende a 14.000 € y la tesorería inicial a 15.000 €. En el Activo se refleja también el IVA Soportado (“Hacienda Pública Deudora por IVA” por importe de 10.857 euros). Hacienda debe esa cantidad, que se irá compensando en las liquidaciones trimestrales de IVA, o, si se prefiere, se podrá solicitar a Hacienda su devolución al comienzo de la actividad.

La inversión necesaria asciende a 82.157 €. El emprendedor aporta un capital social de 45.000 € y ha sido capaz de conseguir una pequeña subvención de 3.000 €. El resto (34.157 €) se financia mediante un préstamo bancario a largo plazo (siete años), al 5,5% de interés nominal anual, que se devolverá mediante cuotas mensuales constantes de 491 € (formadas por intereses y devolución del capital). En el balance se diferencia entre la parte del préstamo con vencimiento superior a un año (se refleja en el pasivo no corriente o exigible a largo plazo) y la parte que se debe pagar dentro del año (pasivo corriente o exigible a corto plazo).

image
Situación Inicial

NUESTRO SUPUESTO: CUENTA DE RESULTADOS

Las previsiones de gastos y ventas de nuestra tienda de moda se basan en los supuestos siguientes:

- Compras. Las compras de mercancía constituyen la partida principal de gasto y deben ser objeto de un riguroso control. Nuestro emprendedor cuenta con un stock inicial de seguridad valorado en 14.000 euros. Encargará los aprovisionamientos de temporada con la antelación necesaria, pagándolos cuando los reciba. En ambas temporadas se encargarán 1000 unidades, con un coste de 15.000 € para la temporada de verano y de 25.000 € para la de invierno. Los aprovisionamientos puntuales representan el 50% del total.

-Los otros gastos principales en los que incurre una tienda de moda son:

- Gastos de personal. El empresario cotiza sobre la base mínima la cantidad mensual de 283 euros mensuales en el régimen de autónomos de la Seguridad Social. Su salario bruto se fija en 20.000 €, con retención IRPF del 19%. Se contrata a una dependienta con contrato indefinido y un salario bruto anual de 15.000 € más una comisión sobre ventas del 1%.

- alquiler del local (2.300 € mensuales).

- Gastos de publicidad, por un total de 5.400 € anuales.

- Gastos generales: seguro de responsabilidad civil, teléfono, luz, servicios externos (mantenimiento informático, gestoría, etc.).

- Amortizaciones del inmovilizado (5.664 €).

- Gastos financieros del préstamo obtenido para financiar la inversión.

- Ventas. Las rebajas finalizan cada temporada y se extienden dos meses (enero-febrero y julio-agosto). En el primer mes de rebajas se estima que la tienda liquide el 75% de las existencias adquiridas durante la temporada y no vendidas y el segundo mes el resto. En rebajas se venderá a un precio inferior, pero sin bajar del coste de adquisición. Se calcula que el margen medio inicial puede situarse sobre el 50% y caer hasta el 40% de media anual debido al efecto de las rebajas. El negocio de la moda, a diferencia de otros, no permite definir un margen y mantenerlo constante, por lo que existe también la incertidumbre sobre el precio medio de venta. Una mala previsión de ventas puede hacer que el volumen que tengamos que liquidar a final de temporada sea mayor que el previsto, con la consiguiente caída de margen y beneficios. Febrero y Agosto son los últimos meses de rebajas y a la vez los primeros de la siguiente temporada. En estos meses la tienda tiene una doble actividad al vender ambos tipos de mercancías. Los meses de transición entre temporadas suelen ser especialmente flojos así como noviembre.

Con los supuestos realizados nuestra tienda alcanzaría el primer año unos ingresos estimados de 178.201 € y un margen del 48,7%. El punto de equilibrio (en el que nos se tienen ni pérdidas ni beneficios), se sitúa en 197.351 euros de facturación.

image
Pérdidas y Ganancias

CONOCE LAS GUÍAS PRÁCTICAS PARA MONTAR NEGOCIOS

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa