Ahora bien, aun existiendo oportunidades, si estás pensando en abrir un nuevo establecimiento comercial, deberías primar una serie de aspectos para elegir su ubicación.

Mucha información
Como afirma Ramón Sanchez-Bayton, director general de Experian Business Strategies, “cuanta mayor información tengamos acerca de los clientes, de las características del entorno del punto de venta potencial y de las personas que lo habitan y transitan, más posibilidades de éxito”. Estos son algunos de los factores que se deben analizar:

  • Características, condiciones económicas de compra o alquiler, visibilidad, chaflanes, anchura de la calle, metros de escaparate, etc.
  • Área de influencia, analizando la presencia de competidores, negocios complementarios, concentración de empresas, actividad económica,… que puedan ejercer una influencia positiva o negativa.
  • Perfil de los residentes, comprueba que se corresponde con el perfil de tus clientes potenciales.
  • Proximidad a lugares de ocio (mu­seos, teatros,…), espacios o locales turísticos (hoteles, restaurantes,…) o cualquier otro centro susceptible de generar tráfico en el área.
  • Tránsito en la zona, ya que probablemente tu negocio también reciba visitas de personas que transitan por ella. Analiza quienes pasan por delante de tu futuro negocio, a qué horas lo hacen y con qué motivo.