Las medidas aprobadas

La Ley de Emprendedores ha sido finalmente aprobada, en forma de Real Decreto, el pasado sábado 23 de febrero y entró en vigor el 24 de febrero. Estos son los ejes principales sobre los que pivotará la primera iniciativa global a nivel estatal para apoyar el emprendimiento en nuestro país.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tarifa plana autónomos e incentivos a la contratación

Dentro de la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven se incluirá una tarifa plana de 50 euros para los jóvenes menores de 30 años que se den de alta como autónomos. Además, se aplicará una reducción del 50% en las cotizaciones sociales a los menores de 30 años, varones, y hasta 35 años para las mujeres, durante seis meses y de un 30%, durante los 18 siguientes. Esta última bonificación ya existe (se están beneficiando de ella 200.000 jóvenes), pero para un periodo de dos años y medio. Lo que significa que se está subvencionando el mismo tiempo, sólo que un poco más durante el primer año. El ahorro, respecto a lo que paga ahora un autónomo joven, sería de 1094 euros. Es decir, para una cuota mínima de 258 euros, los jóvenes pagan ahora 2168 euros el primer año (con la bonificación del 30%); cuando se apruebe la medida, abonarán 300 euros en total durante los seis primeros meses y otros 774 euros los siguientes seis meses (con la bonificación del 50%). Los dos siguientes años se quedarían exactamente igual.

Incentivos par contratar
También se han anunciado ayudas de 3.600 euros para pymes con menos de 50 empleados que hagan contratos fijos a menores de 30 años; la supresión de las cotizaciones sociales a las empresas de menos de cinco trabajadores que contraten a jóvenes parados y a autónomos jóvenes que contraten a un mayor de 45 años. Para Pilar Andrade, presidenta de Ceaje, “hay que premiar el emprendimiento global, no solo el que acabe con el desempleo. No queremos que estas medidas se conviertan en soluciones a corto. Hay que apoyar proyectos que se consoliden”. Por ejemplo, con medidas que “nos equiparen a Alemania y que los primeros 12.000 euros de un autónomo no tengan fiscalidad. Hasta que no factures esa cifra, no pagas. O poner un periodo de carencia de 14 meses sin tenerte que preocupar por imposiciones. Eso sí animaría a emprender porque se testan los proyectos”.

Pago del IVA en facturas no cobradas

Una medida muy alejada del borrador de la ley de emprendedores y de las aspiraciones de las asociaciones de empresarios, ya que quedan fuera las facturas superiores a dos millones de euros. La medida supone implantar un régimen especial para el IVA en la línea de lo que establece la Directiva 2010/45 de la Unión Europea. Desde Cepyme consideran que la medida "es insuficiente porque afectará a un número de empresas muy por debajo de lo que exigiría una audaz política de regeneración del tejido productivo". Jesús Terciado, presidente de Cepyme, considera, además, “que se debe aplicar al conjunto de las pymes y de los autónomos”.

Además, “deberíamos ir al modelo alemán, que se factura siempre a la fecha de cobro. En Europa no se comprende este tema porque se entiende que se emite la factura cuando vas a cobrar. Nadie se financia a costa de sus proveedores”, afirma Sebastián Reyna, secretario general de UPTA.

Ley de unidad de mercado

Está sí es una medida que ya está en marcha, a través de un anteproyecto de ley que pretende ahorrar a las empresas unos 1.500 millones de euros al año. Una iniciativa necesaria para fomentar la libre circulación de bienes y servicios en todo el territorio nacional y acabar con un mercado hiperregulado por normas de las distintas Comunidades Autonómas, que obligan a fabricar productos de forma diferente o gestionar permisos y licencias en cada un

Más protección para el patrimonio del emprendedor

Para pagar las deudas con la Seguridad Social, el Gobierno estudia ampliar el plazo de los cuatro años actuales a cinco.

Se creará la figura del "emprendedor de responsabilidad limitada" para que, en caso de deudas, se consideren ‘inembargables’ la vivienda del emprendedor y los vehículos familiares. “Esto sí es positivo. Es el apoyo necesario para impulsar la cultura de la segunda oportunidad. Sin patrimonio, no volverán a emprender”, dice Pilar Andrade. 

En esta misma línea de fomentar la segunda oportunidad, se permitirá a los autónomos menores de 30 años reanudar el cobro de la prestación por desempleo tras crear una empresa, si se da de baja como autónomo antes del quinto año.

Acceso a la financiación y apoyo al ‘business angel’

El borrador contemplaba la ampliación de la capitalización del cien por cien del paro a todos los emprendedores, incentivos fiscales para el business angel y fondos para facilitar el acceso a la financiación. ¿En qué ha quedado todo esto?

El Gobierno ha anunciado un doble incentivo fiscal para los business angels: una deducción del 15% en el IRPF al invertir en una sociedad y una exención del 50% sobre la plusvalía al salir de la sociedad. Dos medidas que se acercan bastante a las peticiones de este colectivo. “En la proposición se hablaba de una deducción fiscal del 25% sobre la inversión, con un límite de 100.000 euros. Es decir, si invierto 400.000 euros, me deduzco 100.000 como máximo. El capital riesgo tiene su ley, con una exención del 99% de las plusvalías, que es la otra forma de incentivar la inversión. Y deducciones fiscales sobre las cantidades invertidas o sobre las plusvalías, cuando salen de la empresa. El business angel, en cambio, cuando invierte en una startup paga un 21% y si pierde la inversión, se la come”, explica Pedro Trucharte, director de BAN madri+d y Tesorero de AEBAN.

Acceso a la financiación
En la práctica, existen deducciones fiscales en Madrid, Andalucía y Galicia (con un máximo de 4.000 euros) y en Cataluña (máximo de 6.000). “Son cantidades pequeñas. La ley hablaba de elevarlo a 100.000 euros. Hay tener en cuenta la mortandad altísima; muchas operaciones se van al garete. Y correlacionar riesgos con resultados, así aumentaría la inversión de business angels. Nos conformamos con la mitad de lo que tienen en Reino Unido (un 50% de deducción fiscal), pero creemos que no hará nada”, añade Trucharte.

 

Simplificación de trámites para crear una empresa

Una reivindicación histórica que se podría conseguir si el Gobierno cumple con el compromiso anunciado de realizar una reforma profunda de la Administración Local para agilizar la creación de empresas. Además, se quiere crear un portal que se llamará "Emprende en tres" para realizar los trámites municipales necesarios para iniciar actividades económicas sometidas a la declaración responsable.

Para Jesús Terciado, hay que “reducir los trámites para la creación de empresas a menos de la mitad (la media de los países de la OCDE exige cinco trámites, nosotros 10; fuera se tarda 13 días en dar una licencia de apertura, nosotros 47 días...) y facilitar su creación telemática, ya que los mayores obstáculos de los emprendedores se encuentran en la fase de arranque y España es uno de los países donde más requisitos
y tiempo requiere la puesta en marcha de una empresa”.

 

Incentivos fiscales

Se han anunciado medidas fiscales importantes para fomentar el emprendimiento, como la posibilidad de que las empresas de nueva creación tributen a un tipo reducido del 15% durante los dos primeros ejercicios que alcancen resultados positivos. Además, los autónomos que inicien actividades económicas se podrán aplicar una reducción del 20% en sus rendimientos netos durante los dos primeros años en que obtengan resultados positivos.

Y se elimina el techo de 15.500 euros establecido hasta ahora para disfrutar de la exención del IRPF al capitalizar el paro para darse de alta como autonómo.

Quedan pendientes, no obstante, muchas medidas que ayuden a aliviar la carga fiscal de autónomos y pymes. Y en especial, como señala Jesús Terciado "consolidar el 20% en el Impuesto de Sociedades para microempresas, sin más requisitos que serlo o equiparar el IRPF a Impuestos de Sociedades reduciendo los módulos hasta ajustarlo".

Sí se han anunciado otras reivindicaciones de este colectivo, como el fomento a la reinversión de los beneficios, con deducciones del 10% en la cuota del Impuesto de Sociedades para empresas que facturen menos de diez millones de euros.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa