Pasos para crear una cooperativa con tus compañeros de trabajo

¿Cómo pueden los trabajadores de una empresa en quiebra crear una cooperativa?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Primeros pasos

Cuando una empresa no puede hacer frente a sus deudas, entra en un proceso concursal, intenta negociar con los acreedores para firmar un convenio y, si no hay acuerdo, entra en liquidación. Si como trabajadores tenéis claro que vais a hacer una oferta por la empresa, ¿esperáis a que los propietarios lleguen a la fase final o planteamos la oferta al comienzo del proceso? 

“Es preferible hacerlo al inicio del proceso concursal (o incluso antes) dado que la práctica nos indica que, en general, cuanto más tiempo se encuentre una empresa en proceso concursal, más dificultades tendrá para mantener la actividad y, por tanto, lograr su transmisión a un tercero. Es habitual que las empresas en concurso sufran un deterioro constante del valor de sus activos, de su reputación, de la calidad en la prestación del servicio, etc. Todo lo cual redunda en un mayor riesgo de cierre y, por tanto, frustración de la operación de transmisión como empresa en funcionamiento”, comenta Carlos Pavón, de Iure Abogados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Constituir la sociedad

Además, “antes de realizar la oferta, tendréis que haber constituido la sociedad o, al menos, encontrarse en constitución, pues la oferta no la realizan los socios de la misma a título particular, sino a nombre de dicha sociedad”, explica Carlos Pavón. 

También debe estar constituida la sociedad para capitalizar el paro. En la página web del Circe (www.circe.es) podrás consultar los requisitos generales por los que se rigen las cooperativas, pero recuerda que las comunidades autónomas tienen transferidas las competencias para fijar el funcionamiento de estas sociedades en su territorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Familiares de los anteriores socios

Si en la empresa existen trabajadores que son familiares de los anteriores socios, no conviene que se queden como cooperativistas. “Si la sociedad adquiriente tiene algún tipo de vínculo con el accionariado o del consejo de administración de la sociedad en concurso, viajarían todas las deudas”, afirma el director del departamento jurídico de Ire Abogados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Necesitáis financiación?

Vaya por delante que como cooperativa, tendréis más dificultades para conseguir financiación bancaria. Si con la aportación de los socios no es suficiente para comprar el negocio y los bancos os cierran el crédito, lo mejor es acudir a una Sociedad de Garantía Recíproca o buscar un inversor privado, una figura que no está reñida con el modelo cooperativista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cuánto pagamos por la empresa?

Si la adquirimos en la fase de liquidación, tendréis que acudir a subasta. La ventaja es que si no hay más compradores, podéis adquirir la empresa a buen precio. El inconveniente, que si existen otros interesados en el negocio, no tendréis prioridad por ser trabajadores de la empresa. “El proceso concursal no está pensado para beneficiar a los trabajadores, sino para que los acreedores cobren lo máximo posible. En igualdad de condiciones, sí tendrían prioridad. Ante dos ofertas similares, el juez siempre va a tener en cuenta la que tenga el consentimiento de los trabajadores”, comenta Pavón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa