3 emprendedores que se han financiado con crowdfunding

Ya son muchos los empresas y proyectos financiados mediante crowdfunding. Tres emprendedores cuentan su experiencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pop Places

Lo suyo fue efectividad y rapidez. Publicaron la campaña con The Crowd Angel en febrero y en 22 días lo cerraron. “Cuando la lanzamos teníamos ya comprometidos 15.000 euros que actuaron de gancho. Eran personas que ya habían invertido en la ronda inicial. Es importante que estas personas generen credibilidad porque hacen de tracción de los demás”, recuerda Karen Prats, CEO y fundadora de The Pop Places. “Establecimos tiquets de 3.000 euros y el tiquet máximo que admitimos por inversor fue de 15.000. Conseguimos captar 205.000 euros. El objetivo inicial era de 140.000 y ampliamos por la cantidad de demanda”. Sobre el problema de gestionar a tantos inversores, Prats recomienda realizar un buen pacto de socios. “En The Crowd Angel se encargaron de todo, de lidiar con los diferentes socios y de vehicularlos”. Las claves para conseguir el éxito en la campaña se resumen en: “una campaña de comunicación muy planificada (blog, redes sociales, medios vinculados, startups), una presentación muy detallada y responder muy rápido a las preguntas y dudas”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cospa & Agilmic

Cospa & Agilmic, filial en España del Grupo Educaria –empresa especializada en la creación de contenidos educativos, soluciones de gestión TIC para los centros educativos y consultoría-, decidió optar por esta fórmula para la internacionalización de su software en Latinoamérica. “El destino del préstamo era financiar el lanzamiento comercial y la implantación del software de gestión ALEXIA en la república de Chile”, recuerda Cristian Martin, director corporativo de Cospa & Agilmic. Para ello, lanzaron una campaña de crowdlending con Zencap en dos tiempos: una primera fase de 30.000 euros y una segunda de 70.000. En total, 100.000 euros a través de más de 100 inversores. A pesar de que reconocen que el préstamo les salió algo más caro que en el circuito financiero tradicional, “unos 3 puntos más” (en la plataforma, de hecho, todavía es posible ver que el tipo de interés era del 8,39% a tres años) defienden que “esta fórmula nos resultó muy ágil, sobre todo para ser una financiación que parte de cero, sin antecedentes de relación entre partes”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Wattio

Fue la primera compañía tecnológica en superar los 100.000 dólares (113.000) a través del crowdfunding de recompensa. “Se nos ocurrió esta opción porque te permite validar el producto, recibes feedback y es una herramienta de marketing poderosa: estas plataformas tienen miles de usuarios”, recuerda Patxi Etxeveste, CEO y fundador de Wattio. Hicieron la campaña con Indiegogo porque su mercado natural es internacional. “El producto es complejo de vender porque es un sistema de ahorro energético, así que tuvimos que innovar. Contamos mi historia emprendedora (es mi segunda empresa) y por qué me interesaban las renovables y la eficiencia energética. Contratamos a unos amigos, Breaking Molds, que ayudaron a hacer la campaña más atractiva y la centramos en que ayudaba a ahorrar. Antes de lanzarla hicimos cosas en plataformas, redes sociales, Twitter... Si haces ruido, alcanzas buenos números. Pero, sobre todo, una labor titánica de seguimiento. Dedicamos cuatro horas diarias. A través de la campaña conseguimos distribuidores: uno en EE.UU para venderlo allí y Leroy Merlín para venderlo aquí”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Finanzas