Pasos a seguir para montar una empresa de catering

El concepto de catering ha pasado de ser un servicio elitista a, en cierta forma, popularizarse. Pero no sólo ha cambiado el tipo de cliente sino que ha aumentado la competencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Son muchos y muy variados los enfoques para montar una empresa de catering. El cliente objetivo hacia el que decidas dirigirte condicionará todos los aspectos de la actividad: los servicios que ofrezcas, la inversión necesaria para iniciar la actividad…

Tienes dos opciones: especializarte o diversificarte ofreciendo cualquier clase de servicio con independencia del cliente. Si optas por la especialización, puedes focalizarte hacia diferentes públicos.

Tus clientes

Colectividades. Es un tipo de catering para escuelas, empresas, hospitales, residencias... Aunque puede resultar una opción interesante, necesitarás una infraestructura e inversión más elevada para ponerlo en funcionamiento.

Empresas . Existe un importante hueco en el catering para empresas: desayunos, coffee breaks, cócteles, cenas de directivos... Para cerrar tratos, las grandes compañías están empezando a preferir sitios más privados que un restaurante y es ahí donde entra en juego el catering. Por otro lado, cada vez están más extendidas las fiestas con servicio de comida para dar a conocer los productos de las compañías. Todo esto unido a convenciones, congresos... hace que el abanico de servicios sea muy amplio.

Particulares. El producto estrella son los banquetes de boda, además de todo tipo de celebraciones familiares. Ahora los clientes prefieren organizar sus bodas en fincas que les ofrezcan entornos exclusivos. Por ejemplo, un castillo rehabilitado". En la actualidad, el negocio de las bodas, dependiendo de su localización geográfica, lo mueven principalmente las fincas y son ellas las que contratan con varios servicios de catering que presentan o sugieren a sus clientes. Por eso, aquí la estrategia se centra en ofrecer tus servicios a las mismas, pero ten en cuenta que éstas se suelen llevar entre un 10% y un 20%.

La competencia

En las grandes ciudades es donde más ha proliferado el catering. La competencia ha crecido muchísimo, si bien hay que tener en cuenta, según fuentes del sector, que un porcentaje algo son empresas que no cumplen la normativa, es decir, son ilegales. Hay mucho intrusismo y competencia desleal en el sector, lo que trae repercusiones económicas y daña la imagen del mismo. 

Futuro del catering

En general, los expertos auguran un buen futuro para el sector. Es un mercado que en la actualidad está en absoluto crecimiento. Aunque cada vez hay más competencia, también se están abriendo nuevos huecos de mercado. En un futuro, la parte de negocio enfocada a prestar servicios a las empresas es la que mayor expansión va a tener.

Sin embargo, no todas las opiniones son tan positivas, y hay quien opina que se trata de un sector con un exceso de competencia. Si nos enfocamos hacia particulares, cada vez hay menos gente joven que pueda ser cliente potencial de este tipo de negocio.

Requisitos legales

Además de los requisitos generales que correspondan según la forma jurídica elegida, existen algunos específicos para estas empresas. Según informan las Ventanillas Únicas de las Cámaras de Comercio de las 12 Comunidades Autónomas y la Ventanilla Única Empresarial Virtual son:


- Licencia municipal para actividad clasificada. Está reservada a actividades molestas, insalubres, nocivas o peligrosas, que en estos casos se hace necesaria porque laproducción se realiza en un obrador con salida de humos.


- Autorización sanitaria de funcionamiento e inscripción en el Registro General Sanitario de Alimentos. Debe solicitarse en la consejería autonómica competente la autorización sanitaria de funcionamiento, además de la inscripción en el Registro General Sanitario de Alimentos (RGSA). La propia Conserjería se encarga de remitir el expediente al Ministerio de Sanidad y consumo para obtener el número de registro. Como excepción, las empresas que en el mismo local elaboran, envasan, sirven y, en su caso, venden comidas preparadas directamente al consumidor final –exista o no servicio a domicilio– podrán solicitar únicamente la autorización sanitaria. Se sujetarán a Registro General Sanitario aquellas empresas que elaboren, envasen, almacenen, distribuyan, importen, suministren y, en su caso, sirvan comidas preparadas en un local propio o ajeno, para colectividades, establecimientos y puntos de venta.


- Certificado de formación de manipuladores de alimentos. El personal que manipula alimentos debe recibir formación en higiene y seguridad alimentaria. El plazo máximo desde la incorporación del trabajador para recibir dicha formación será de un mes.

- Medios de transporte. En todas las Comunidades Autónomas hay que tener, por cada vehículo utilizado para el desplazamiento de alimentos, la autorización de transporte privado complementario de mercancías o tarjeta de transporte. En algunas Comunidades es necesaria una autorización sanitaria referida a las condiciones de los vehículos.

- Otras autorizaciones. Dependiendo de cada Comunidad, puede exigirse a las empresas la inscripción en el registro general de actividades comerciales. O, en otros casos, en el registro de venta a distancia. En ciertas regiones, deben inscribirse en el registro general de empresas turísticas.


- Controles de las empresas. Una vez iniciada la actividad, hay que aplicar sistemas permanentes de autocontrol para identificar peligros alimentarios, determinar los puntos de control críticos en la elaboración de los alimentos, establecer límites a dichos puntos, medidas correctoras... Además de disponer de comidas testigo para que las autoridades competentes puedan realizar estudios epidemiológicos.

Know How

La subcontratación es una práctica habitual en el sector. Pero sólo con- viene hacerlo hasta un límite. Algunos servicios que conviene prestar personalmente son:

Gastronomía. Hay que controlar el producto que ofreces al cliente ya que es el know how o sello de identidad de la empresa. En ocasiones es necesario subcontratar. Por ejemplo, cuando el cliente solicita un producto muy específico para el que el personal no tiene conocimiento – como la alta cocina oriental – o capacidad para asumir un volumen elevado. Para ello debes disponer de una amplia cartera de proveedores.

Atención al cliente. El trato con el cliente debe ser directo para conocer de primera mano sus demandas. No olvides que el boca a oído es tu principal publicidad.

Supervisión. La logística no debe dejarse a la improvisación. Supervisa personalmente la organización y el desarrollo de os servicios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo