Cómo monté mi negocio

Las lecciones de siete empresas al arrancar con sus respectivos negocios, en primera persona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Photoslurp: Lo veo, lo compro

En un día cualquiera, para que te hagas una idea, 117.272 usuarios de Instagram suben a la red social más de 250.000 imágenes en las que mencionan, con hashtags, a las principales marcas de moda, complementos y zapatos de España. Sí, parece mentira, pero es así.

Sólo así tiene sentido Photoslurp, una plataforma de visual commerce & marketing que permite a las marcas vender más utilizando las imágenes que sus propios clientes han colgado en las redes sociales mostrando y usando sus productos.

¿ Cómo funciona? Recolecta, vía hashtags, el contenido visual-social que se genera en Instagram, Twitter y Facebook. Una vez publicadas en su página web, permite a las marcas vincular estas imágenes a cualquier producto de su catálogo de productos para que los visitantes puedan directamente ir a la página del producto que aparece en la imagen social.

Pero esto no es lo que nos gusta sobre este negocio. Lo que nos gusta viene ahora.

Por si alguna vez te has preguntado hasta qué punto es importante escuchar a tus clientes... es importante hasta el punto de que tienes que escucharles hasta cuando dejan de ser tus clientes porque tu negocio no ha funcionado.

Nos explicamos.

"La idea original no tiene nada que ver con lo que es ahora. Comenzó siendo una aplicación web para que la gente pudiera compartir fotos independientemente de la red social que utilizaran. Imagínate que nos vamos a la boda de un amigo, tu eres instagramer y yo soy tuitero... queremos compartir fotos... Nosotros éramos una capa que estaba por encima y que recolectaba esas imágenes y las agregaba a un repositorio único en el que podíamos entrar todos los amigos sin tener que enviarnos links vía Dropbox. Eso era hacia donde queríamos ir", reconoce Eulogi Bordas, cofundador y CEO de este negocio.

"Desarrollamos esto, lo lanzamos al mercado... pero la idea se quedó ahí. Teníamos 5.000 usuarios activos... pero con eso no hacíamos nada. Y decidimos cerrarlo. Vale, lo hemos intentado, no ha funcionado... ¿qué hemos aprendido?", recuerda.

"Decidimos enviar un correo a todos los usuarios: Oye, ha pasado esto, vamos a cerrar tal día y hasta entonces podéis descargaros las imágenes... Perfecto. Enviamos el correo y al cabo de unos días nos escribe uno de los early adopters de la aplicación y nos dice: Antes de cerrarlo os quería proponer una cosa. Tengo una factoría de ecommerce, me dedico a lanzar nuevos comercios electrónicos cada seis meses. Ahora mismo estoy trabajando en un ecommerce de gafas de sol y tengo idea de lanzar más... vuestro software, ¿en lugar de buscar sólo imágenes de personas compartiendo, puede buscar imágenes de personas que lleven un producto de mi marca?  Mira hay una empresa que hace una cosa en Estados Unidos que yo quiero implantar aquí. Les he pedido presupuesto, pero es muy caro. ¿Cuánto me costaría que transformaráis lo que ya tenéis en lo que ya está haciendo esta empresa de Estados Unidos?", desgrana Bordas.

La respuesta te la puedes imaginar. "Le dijimos, vamos a trabajar 3-4 meses –había que cambiar la parte frontal–. ¿Cuánto va a costar? Le dijimos, tanto. Nos pagó y comenzamos a desarrollar. Así pasamos de un Photoslurp enfocado a personas a un Photoslurp orientado a negocio de la mano del requerimiento de un cliente. Lo hacemos. Funciona. Lanza otro ecommerce y nos pide que lo volvamos a hacer. Pero nos dice: venga, vamos a pactar un pago por uso mensual. Creemos que te podemos cobrar tanto. Le parece perfecto. Al cabo de un mes lanza un tercer ecommerce con nuestro software. Y ahí pensamos: a lo mejor aquí hay negocio y no es idea sólo de un loco holandés", resume.

¿Y ha funcionado? Tienen clientes internacionales, como National Geographic, y un 50% de su cartera paga por adelantado, en lugar de pagar un fee mensual.

¿Y qué pasa con ese operador estadounidense? "No es sólo uno", advierte Bordas. "Hay 3 competidores, dos USA y uno canadiense. Sus paquetes más sencillos están en 1.500 dólares al mes. A ver, allí están acostumbrados a pagar más dinero por todo. Y las empresas que pagan este tipo de tarifas son empresas muy grandes, con grandes presupuestos. Cuando vienes a Europa la empresas son más pequeñas y tienen presupuestos más ajustados", dice. Ellos cobran 350 euros al mes. Ahí tienes su nicho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Medicsen: páncreas artificial en la muñeca

"Hace un año y medio estaba en una consulta de endocrinología y entró una niña de diez años, puso la bomba de insulina encima de la mesa y dijo que no quería seguir con el tratamiento, que quería dejarlo. Contó que sus amigas se reían de ella en el colegio y que le era tremendamente incómodo estar poniéndosolo y quitándoselo, y que no podía soportarlo, que hasta ahí había llegado. La doctora le explicó todos los problemas que podían surgir si dejaba el tratamiento, incluso le dijo que se podía quedar ciega de mayor. Y ella dijo que por encima de su cadáver. Y se fue sin tratamiento”, relata Eduardo W. Jorgensen, médico y cofundador de Medicsen.

“Pensaba que en algo tan común debía haber iniciativas de tratamiento que mejoraran la calidad de vida de los pacientes. Resulta que no. En esa misma consulta pensé que quería solucionarlo”, continúa.

Un año después, su empresa, Medicsen, ha recibido inversión de un fondo dubaití para desarrollar un páncreas artificial no invasivo que combina un reloj con sensores y un parche que aplica la insulina, y una app que gracias a un algoritmo realiza los análisis precisos para individualizar el tramiento. En un año prevé tener en el mercado una aplicación testada con pacientes.

¿Los grandes no entran?

La primera pregunta que te haces cuando te cuentan un negocio de este tipo es: ¿Y no entran los grandes? “Grandes marcas como Medtronics, incluso Apple y Google están investigando. El problema que tienen, desde nuestro punto de vista, es que la forma que tienen de acercarse a la solución del problema es con tecnología actual, con una bomba y un sensor como los que ya existen hoy en día”, argumenta este médico-emprendedor.

Medicsen está desarrollando un páncreas artificial no invasivo, que combina los sensores de glucosa con nuevas variables (estrés, ejercicio, alimentación, frecuencia cardiaca...) con el objetivo de individualizar el tratamiento y administrar la insulina en infusión continua de forma no invasiva. La insulina, el sistema de administración y los sensores se encuentran incorporados en un wearable con apariencia de smartwatch con un parche que suministrará la medicina.

Aprende de ellos:
“Está diseñado para el paciente y para el médico. Además no está asociado a un solo laboratorio: tienen cabida todas las soluciones diagnósticas. Asimismo al tener centralizado la solicitud de estudios, puede servir como plataforma de gestión y seguimiento de las pruebas solicitadas”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
iContainers: Marketplace de transporte marítimo de mercancías

El cofundador de iContainers, Carlos Hernández, se fue con una maleta de mano y 150.000 dólares en el bolsillo a abrir la oficina en Estados Unidos. Casi dos años después, la delegación de Miami emplea a nueve personas y factura más de dos millones de euros.

Pero vayamos por partes. iContainers es una empresa transitaria que, como recuerda
 su consejero delegado y cofundador, Iván Tintore, “en vez de personas, movemos mercancías, con la ventaja de que hacemos muchas de las gestiones online”.

Hace diez años, cuando Iván trabajaba en la empresa ligada al tema de aduanas de su padre, un cliente estadounidense llamó un viernes por la tarde para pedir unos precios y fue imposible porque aquí estaba todo cerrado. “Y lo perdimos. así fue como empezamos a pensar en una plataforma donde poner los precios, al estilo de cualquier otro marketplace, pero de transporte marítimo de mercancía”.

Convencidos de que su modelo era perfectamente exportable, a mediados de 2013 decidieron dar el salto a EEUU. “Habíamos tenido una experiencia negativa con un socio que nos engañó, pero el país nos interesaba, así que nos planteamos que tenía que ser uno de los fundadores el que se marchase allí y montase la delegación. Y la elección cayó en mí. Lo decidimos el 10 de enero, el 20 de enero hice el primer viaje de prospección y el 12/13 de mayo me trasladé allí".

"De pronto, pasé de estar casado y viviendo una vida tranquila en Barcelona a instalarme en un piso con otros empleados y montar una oficina desde la nada. Hoy hemos conseguido una compañía muy consolidada en un mercado muy fuerte, con crecimientos de tres dígitos”, explica Hernández. Además tienen oficina en la India y Barcelona. La empresa da trabajo a 40 personas y factura ocho millones de euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
MyTripCar: Comparador costes ocultos coches

Son de esas ideas que a (casi) nadie se le ocurrirían si uno no está muy metido en el mercado en el que opera. Sus promotores (Julia Martínez, Fernando Almenara y Alberto Verdoy) trabajaban como consultores externos desarrollando el marketing online y el motor de reservas de una de las empresas de alquiler de coches más importantes de Europa. Conocían de primera mano el problema de costes adicionales que se le presentan a los viajeros justo cuando están recogiendo los coches que han alquilado y decidieron cambiarlo.

MyTripCar es la primera web para alquilar coches que descubre los costes ocultos, los tiempos de espera en cola y los bloqueos de dinero en la tarjeta que sufren los usuarios de esos servicios. Es un problema para millones de viajeros que cada año alquilan un coche en Europa y EEUU, porque piensan que el precio de la reserva es el que figura en los compradores, y cuando llegan al mostrador descubren que se les ha ocultado información en la letra pequeña. Y el precio final del alquiler se multiplica por cuatro o cinco veces, además de tener que dejar bloqueados en la tarjeta entre 1.000 y 3.000 euros”, explica Almenara.

 

MyTripCar analiza cada marca de alquiler de coches, en cada oficina de cada país, y además del precio, “obtenemos toda la información sobre su producto, especialmente, la política de combustible, los costes adicionales, bloqueos de tarjeta, etc. Somos el primer comprador que compara, mostrando al usuario toda la información que necesita saber para elegir bien. Esta innovación ha implicado un complejo desarrollo tecnológico para incorporar toda esta información en un sistema de reservas que es completamente diferente al resto. Nuestra vocación es ser el mejor comparador de alquiler de coches del mundo. Porque cuando descubres el mejor, ya no quieres volver a lo de antes, que es peor y tiene el mismo precio”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No-Luggage: Equipaje inteligente

Un día que estaba en Madrid por un almuerzo de trabajo, Alex Payà perdió el avión de regreso a Barcelona por tener que volver al hotel a recoger el equipaje. Mientras esperaba el siguiente vuelo –tres horas de espera y la compra de un nuevo billete–, se le ocurrió crear No-luggage, para que nunca más le volviera a suceder lo mismo, ni a él ni a nadie más. ¿Y qué hace No-luggage? La empresa se encarga de recoger en los hoteles los equipajes de sus clientes y trasladarlos al aeropuerto (o estación de AVE) y viceversa, “permitiendo a los viajeros de negocios y a los turistas optimizar al máximo la estancia en su destino”.

Este servicio ya funciona en Barcelona y en Madrid y, desde este verano, en todos los aeropuertos de España. “Tenemos acuerdos con grandes compañías y contamos con el apoyo y el impulso de la aceleradora de startups de OgilvyOne Barcelona, Ogilvy Upcelerator. Por ejemplo, ofrecemos un 10 por ciento de descuento a los clientes de Vueling, hemos sido partners del Mobile World Congress y estamos cerrando acuerdos con grandes compañías hoteleras”, explica Payà.

En el aeropuerto de Barcelona, No-luggage opera en la T1 y la T2, mientras que en el aeropuerto de Madrid opera en la T1 y la T4 . También está presente en las estaciones de Renfe de Sants (Barcelona) y de Atocha (Madrid) para los pasajeros del AVE.

Payà subraya que el servicio es “cómodo, seguro, eficaz y, además, es muy económico. Cómodo, porque no tienes que preocuparte de tus maletas desde que haces el check out en el hotel o apartamento hasta el check in en el aeropuerto, permitiéndote disfrutar del día sin equipaje. Eficaz, porque los empleados siguen un protocolo para garantizar los más altos estándares de calidad y puntualidad. Y es muy seguro porque usamos bridas irremplazables en el equipaje que firma el propietario. Es el mismo sistema que usan los bancos para registrar las bolsas dedinero que son transportadas. Cada equipaje está asegurado por 3.000 euros”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Inunyi: Tiendas para el pequeño comercio

Estuvieron gestionando el marketing y la comunicación de un centro educativo privado. Entre muchas otras acciones, “implementamos una tienda online para que los padres pudieran comprar el uniforme, los materiales escolares, etc., y fue cuando descubrimos que si no eras una persona con los suficientes conocimientos técnicos, no resultaba sencillo crear un ecommerce”, recuerdan Alicia Carrasco y Marc Jovani.

Esas dudas les animaron a buscar qué había en el mercado. “No encontramos una solución que estuviera simplificada al máximo y que a la vez no requiriera una alta inversión inicial. Así que vimos el hueco en el mercado y decidimos probar ofreciendo una solución a ese problema a través de lo que hoy es Inunyi”.

Consiste en una plataforma de creación de tiendas online automatizada, dirigida, principalmente, a comercios independientes, que integra todos los procesos de venta online: desde la creación automatizada y su promoción hasta la venta de productos. “Nos definimos como una solución integral para el pequeño comercio que quiere empezar a vender online por primera vez y no tiene los conocimientos técnicos o no dispone de una gran inversión”.

 

La ventaja competitiva de Inunyi es que “no funciona con los típicos planes mensuales, sino que la creación de la tienda es gratuita y sin límite de productos. Además, el proceso de creación está simplificado al máximo para que cualquier persona, tenga los conocimientos técnicos que tenga, pueda crearse la tienda en sólo unos minutos. Las tiendas que se crean con Inunyi reciben cada semana herramientas/guías que les ayudan a vender más, les informamos de estrategias de venta online que pueden aplicar, etc., porque para nosotros lo más importante es que aprendan a vender online”.

 

 

Monetizan a través de acuerdos con partners que ofrecen su servicio a través de su plataforma y también con módulos –por suscripción mensual– que añaden más funciones a la tienda básica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pivotta: Desgüace de negocios

Se definen como el primer ‘desguace’ de startups. Y en palabras de sus creadores, funciona como un marketplace peer-to-peer que permite‘reciclar’, es decir, vender o rentar activos digitales de las startups.

“Ambos habíamos experimentado el proceso de cierre de nuestras propias startups y es que 9 de cada 10 cierran antes de superar los 5 años de vida”, recuerda Natalia Rodríguez, que tuvo que cerrar Creatycle, un marketplace que vendía arte y diseño con materiales reutilizados. Su socio, Denis Salamanca, tuvo que hacer lo mismo con su empresa de uso de tecnología wearables para la gestión de emergencias y desastres naturales. Con esa experiencia, nació Pivotta.

“El objetivo es ser un canal efectivo para poder darle una segunda oportunidad a todo ese conocimiento que se echa a perder cuando se cierra una startup y ponerlo a su vez al servicio de otros emprendedores que podrían tener una mayor oportunidad de éxito si tuvieran acceso a estudios de mercado, bases de datos de clientes, proveedores y cadenas de distribución de otras startups de su sector o que pudieran aprovechar sus productos tecnológicos, sitios web, aplicaciones o patentes tecnológicas para lanzarse al mercado de forma inmediata y de una manera más económica”.

Pivotta ayuda a los emprendedores a ‘reciclar’ los activos digitales de sus startups. “Reconocemos el valor del trabajo de los emprendedores y les permitimos recuperar parte del dinero invertido, aún cuando su startup deba pivotar o cerrar sus puertas. También ayudamos a las startups que están iniciando sus operaciones a hacerlo de forma más rápida y económica, y proporcionamos una nueva estrategia de expansión e internacionalización a aquellas que están en fase de crecimiento”, subrayan sus creadores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Startups