Incentivos fiscales para los que se plantean invertir en startups

Desde 2011, la fiscalidad prevé que los inversores en empresas de reciente creación obtengan deducciones en el IRPF del 20%. El objetivo de estas deducciones es incentivar a particulares a destinar parte de su patrimonio a proyectos empresariales incipientes. A las deducciones estatales, se suman las autonómicas cuyas disposiciones hacen más atractiva la inversión en unas que en otras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Deducción estatal

Existe una deducción estatal para los inversores en empresas de nueva creación. La bonificación se aplica exclusivamente sobre la cuota íntegra estatal y permite aplicar una deducción máxima de 10.000€ por año y contribuyente a razón del 20% de las cantidades aportadas para la compra de acciones sobre una base que no podrá superar los 50.000€. Todo lo que supere los citados 50.000 euros de inversión quedará fuera del incentivo fiscal.
Requisitos del inversor: Para beneficiarse de estas deducciones el inversor deberá reunir las siguientes condiciones: residencia en España; la startup tiene que tener su sede en España; menos de 3 años desde su creación; no poseer más del 40% de la propiedad de la empresa invertida y no tener relación laboral con la Startup
Requisitos para la empresa: En cuanto a las exigencias que se aplican a las startups para beneficiarse están: tener una forma mercantil de S.A., S.L., S.A.L., S.L.L.; domicilio social y fiscal en España; desarrollar actividad económica (no ser un vehículo de inversión; estar constituida en los últimos 3 años; haber ejecutado una ampliación de capital que origine la inversión; ser una sociedad no cotizada y disponer de unos fondos propios inferiores a 400.000 Euros antes de la ampliación
de capital.

Al margen de las estatales, se suman los incentivos aprobados por cada comunidad autónoma en particular y sus condiciones específicas. No todas las comunidades las contemplan como es el caso de Asturias, Canarias, Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana o la Rioja. No obstante, ello no implica que estas comunidades dispongan de otro tipo de incentivos.

En cuanto al resto de las Comunidades estas son sus respectivas deducciones:
Andalucía: deducción: 20% . Importe máximo 4.000€. Mantenimiento de la inversión: 3 años. Edad máxima de la empresa al invertir: 3 años
Aragón: deducción: 20% . Importe máximo 4.000.€ Mantenimiento de la inversión: 3 años. Edad máxima de la empresa al invertir: 3 años
Baleares:  deducción: 20% . Importe máximo 600€. Mantenimiento de la inversión: 4 años. Edad máxima de la empresa al invertir: 2 años
Cantabria: deducción: 15% . Importe máximo 1.000€. Mantenimiento de la inversión: 3 años. Edad máxima de la empresa al invertir: 3 años
Castilla-León: deducción: 20% . Importe máximo 10.000€. Mantenimiento de la inversión: 3 años. Edad máxima de la empresa al invertir: 3 años
Cataluña: deducción: 30% . Importe máximo 6.000€. Mantenimiento de la inversión: 3 años. Edad máxima de la empresa al invertir: 3 años
Extremadura: deducción: 20% . Importe máximo 4.000€. Mantenimiento de la inversión: 3 años. Edad máxima de la empresa al invertir: menos de 3 años
Galicia: deducción: 20% . Importe máximo 4.000€. Mantenimiento de la inversión: 3 años. Edad máxima de la empresa al invertir: 3 años
Madrid: deducción: 20% . Importe máximo 4.000€. Mantenimiento de la inversión: 3 años. Edad máxima de la empresa al invertir: 3 años
Murcia: deducción: 20% . Importe máximo 4.000€. Mantenimiento de la inversión: 2 años. Edad máxima de la empresa al invertir: 3 años
Navarra: deducción: 20% . Importe máximo anual 7.000€ pudiendo ampliarse a 14.000€ si se trata de empresas dedicadas a actividades innovadoras. Mantenimiento de la inversión: 3 años. Edad máxima de la empresa al invertir: 3 años
País Vasco: deducción: 20% . Importe máximo anual 50.000€ aunque la cantidad a deducir no podrá superar el 10% de la base liquidable. Mantenimiento de la inversión: 3 años. Edad máxima de la empresa al invertir: 3 años

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa