10 razones que pueden romper las negociaciones con tu inversor

Escasa capacidad para acometer la gestión empresarial o la pérdida de confianza son las dos principales razones que pueden dar al traste con las negociaciones en un proceso de inversión. Pero hay más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Seis meses cruciales

Los motivos de ruptura los recoge la Asociación Española de Business Angels (AEBAN) en su informe 2017 El estudio se ha elaborado a partir de entrevistas con más de 400 business angels en activo en el territorio español. Una de las partes habla de lo que en el mercado anglosajón se conoce como Deal Breaker que no es otra cosa que la ruptura de las negociaciones en un proceso de inversión.

Aunque la decisión pueda adoptarse antes, el periodo medio necesario para completar una ronda de financiación es de seis meses, desde el momento en que se inicia hasta que los fondos se transfieren a la empresa. Numerosas operaciones de inversión se frustran durante este periodo debido a la aparición de contratiempos de diversa índole. Es, además, periodo suficiente para que ambas partes se conozcan más a fondo y decidan si les interesa o no caminar de la mano. Según AEBAN “estos seis meses de negociación son una etapa importante en el ciclo de vida de una startup, y en los que literalmente puede pasar de todo”. Estas son las principales causas que pueden dar al traste con una negociación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Incapacidad de gestión

“La negociación demostró que los emprendedores no tenían la capacidad de gestión necesaria”. Este es el argumento más frecuente que esgrimen muchos de los business angels consultados para justificar su desinterés repentino por un proyecto. La capacidad empresarial del equipo es el factor principal en el que suelen fijarse los inversores en las etapas iniciales de una empresa, conocida también como fase seed.  De hecho, según el informe de AEBAN, el 44,6 % de los inversores considera que se trata de un factor muy relevante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
“Dejé de confiar en los emprendedores”

La segunda causa también está asociada al equipo emprendedor, pero más desde una perspectiva personal por parte del inversor que desde una óptica de capacitación. “A nivel personal dejé de confiar en los emprendedores”, es lo que declaran el 25,3% de los inversores consultados para el estudio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alejarse de las expectativas de crecimiento

El transcurso de esos 6 meses medios de negociación pueden dar mucho de sí, tanto para bien como para mal. Una de las consecuencias es que no se cumplan las prometedoras expectativas de crecimiento anunciadas al comienzo de la relación. “Durante el periodo de negociación, la empresa no cumplió las expectativas de crecimiento”, es la tercera causa que, según AEBAN, citan el 20,8% de los inversores consultados para el estudio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No se llegó a un acuerdo de valoración

“La tan discutida y temida valoración de la startup ocupa el cuarto lugar con el 18 % de los inversores que consideran que ha sido una causa muy relevante en la ruptura de las negociaciones”. Sin embargo, para otro 46 % de los inversores este motivo no parece primordial a la hora de decidir la ruptura o continuidad de las negociaciones. “Aún menos lo es la dificultad en acordar términos concretos del acuerdo de inversión, que solo es muy relevante entre un 11,5% de las ocasiones y en cambio ha sido irrelevante en más del 80 % de los casos.”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sensación de engaño

“Descubrí que algunos aspectos no eran tal y como los habían contado”, sería la quinta causa que conduce a la decepción precipitada de un inversor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No se consiguió la cantidad total de inversión necesaria

Puede que la cantidad total requerida dependa no de un único inversor, sino de varios, de manera que la retirada o ‘caída’ de uno de al traste con toda la operación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No se llegó a un acuerdo en otros términos del acuerdo

La mayoría de los emprendedores prefieren no integrar a los inversores en la estructura de la empresa y ser ellos quienes asuman la responsabilidad de decisión, tal vez con alguna excepción donde el inversor sea también emprendedor. Esto puede ser motivo de fricción, pero pueden surgir muchos más.

 

[SEGURO QUE TE INTERESA... 20 ideas para convencer a un 'business angels']

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Falta de afinidad con el resto de inversores

“Invertía otro business angel u otro inversor con el que no tenía afinidad”. Este es el argumento que aluden algunos para retirarse de una ronda de financiación. No obstante, el estudio destaca que “los inversores no parecen especial­mente difíciles en cuanto a su disposición para coinvertir, ya que la presencia de otros inversores ‘non­gratos’ solo es considerada relevante por menos del 10 %”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vinculada a la inversión pública

Algunos business angels condicionan la aportación de capital a la entrada de financiación pública. Ello puede obedecer no sólo a los rígidos criterios de valoración de los organismos públicos a la hora de conceder ayudas, sino también porque garantiza cierta solvencia. El problema surge cuando no se obtiene esa financiación adicional o el acompañamiento de fondos públicos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Giros repentinos en el mercado

Podría, también, darse la circunstancia de que en esos seis meses de negociaciones el mercado diese un giro inesperado que afectase a esa potencial demanda prevista. Esto puede provenir, asimismo, de cambios en el entorno competitivo y que se nos adelanten con alguna iniciativa inesperada.

 

[SEGURO QUE TE INTERESA... 20 ideas para convencer a un 'business angels']

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Crea tu empresa