Pensamientos cortos para emprender

  • La ambición es el combustible que impulsa los hechos que producen cambios definitivos en la vida.
  • Identifica qué te apasiona hacer y busca la forma de hacerlo más.
  • Son muchos los que sueñan en pequeño. Hay que recordar que nunca se logra más de lo que uno cree poder alcanzar. Por eso, hay que soñar en grande.
  • Si nadie está dispuesto a pagar por lo que te gusta hacer, entonces tienes una afición, no una carrera.
  • Cuando la oportunidad golpea a la puerta, hay que aprovecharla.