Todos sabemos que la gran ventaja del comercio on line es que no requiere una gran inversión en stock.

Para tener la justa y necesaria con el mínimo riesgo, hay distintas alternativas. Puedes empezar, por ejemplo, con un stock grande sólo de los productos con mayor rotación. O buscar una fórmula para tener stock cero. “Se puede plantear un negocio on line con poco estocaje, incluso con nada, pero esto no depende del entorno virtual sino del tipo de producto y del acuerdo que alcancemos con el distribuidor. Podemos conseguir mercancías que, incluso, sea el mismo distribuidor quien realice el envío, y ahí sí que podemos hablar de stock cero”, afirma Pepe Isabal.

Para tener una buena gestión de stocks, lo fundamental es “conocer el tiempo en el que el distribuidor nos sirve el producto. Podríamos tener un fracaso rotundo tanto si no servimos en el tiempo que prometemos como si nuestro tiempo de envío es mayor que el de nuestros competidores”, advierte el director de e-tecnia, especializado en comercio electrónico.