+

Montar un negocio online: consejos para emprendedores sin experiencia

Seis ideas clave para el éxito de una tienda online. Tecnología y tendencias que te ayudarán a diseñar una estrategia ganadora

Estamos en el momento más dulce para la venta online. La crisis del Covid ha acelerado el consumo en este canal, que se ha duplicado en apenas unos meses: este año se facturará en torno a 100.000 millones de euros, el doble de lo previsto antes de la pandemia.

El consumidor compra más online y han entrado nuevos consumidores sin experiencia en la compra por este canal, pero hay también más oferta y más competencia por llegar a los potenciales clientes.

Para triunfar al montar un comercio online, hoy más que nunca, hace falta una estrategia de venta acertada y adaptada a las nuevas exigencias del consumidor. Una estrategia en la que conviene poner el énfasis en estas seis ideas clave.

1. Una plataforma fiable

La herramienta sobre la que montes tu tienda va a ser la primera gran decisión importante al arrancar. De ella va a depender la experiencia del cliente en el momento de la compra y tu capacidad para irle sumando funcionalidades a medida que vaya creciendo tu negocio.

Por eso, a la hora de escoger entre las muchas soluciones que hay en el mercado debes fijarte fundamentalmente en su escalabilidad y conectividad.

En España, las herramientas ecommerce más utilizadas son Shopify, Prestashop y Magento, todas muy solventes, pero con características particulares que hacen que los usuarios se decanten por una u otra.

Básicamente, la primera diferencia está en la capacidad del emprendedor para arrancar sin invertir mucho en tecnología. Y, en este sentido, la que gana por goleada es Shopify: con esta plataforma podrás montar tu negocio y empezar a facturar de forma muy sencilla en pocos días.

Tanto Prestashop como Magento son herramientas complejas que necesitan un periodo de desarrollo mayor (Prestashop, unos dos meses; Magento, hasta ocho) y disponer de proveedores que conozcan estas plataformas.

La facilidad de arranque (en unos pocos días), su facilidad de uso y su capacidad para crecer con los proyectos han convertido a Shopify en la favorita de la mayoría de los nuevos comercios online. Marcas emprendedoras y muy reconocidas como Scalpers, PdePaola, Pukas o Northweek empezaron y han crecido con esta plataforma.

Shopify es un SaaS de pago mensual, que permite a sus usuarios disponer de una herramienta actualizada constantemente, sin invertir en mantenimiento e ir añadiendo nuevas funcionalidades a través de plugins de servicios disponibles en su app store a medida que va creciendo el negocio. El ecommerce evoluciona a la velocidad de la luz y vas a querer trabajar con el software que sea capaz de estar a la altura en esa carrera. Shopify, al no ser open source y tener un modelo de negocio muy estable, tiene más posibilidades de poder ir al ritmo que dicta la industria (Amazon). 

Por contra, Prestashop y Magento son herramientas open source (código abierto), que precisan de desarrolladores especializados para realizar actualizaciones personalizadas a medida que crece el negocio.

2. Trabajar la confianza

En el canal online, las decisiones de venta se toman por precio y por confianza, fundamentalmente. Tanto si vas a posicionarte como el más barato como si tienes una estrategia enfocada a calidad o vendes un producto único en el mercado, en tu estrategia online debes reservar una parte importante de tu presupuesto a marketing para dar a conocer tu oferta de productos y servicios y hacer marca.

Como mínimo, deberías invertir en publicidad y marketing unos 2.000 euros mensuales de tu presupuesto. En esta inversión debes incluir también la gestión del SEO, con herramientas como Semrush, y de las redes sociales, con Hootsuite y Buffer.

Además, es importante trabajar la confianza con aspectos como disponer de un punto de venta físico al que el cliente pueda acudir en caso de que haya problemas. Si esto no es posible, al menos dejar constancia en la web de dónde se encuentra ubicada la empresa y poner al servicio del cliente todo tipo de herramientas con las que éste pueda contactar de forma sencilla: un teléfono de contacto, chat de atención al cliente, emails

También son creadores de confianza los comentarios que dejan los usuarios sobre su experiencia en la web: facilita la participación de tus clientes para que compartan con otros su experiencia, su satisfacción con los productos y servicios, etc.

3. Un comercio seguro y transparente

La seguridad de las transacciones y la transparencia en los precios y en el envío de los productos son otras dos caras de esa moneda que es la confianza. Busca una pasarela de pago que genere seguridad y confianza, como Stripe o Paycomet, y asegúrate de disponer de los métodos de pago más populares: PayPal, Alipay, Google Pay, Amazon Pay o Bizum.

Otro factor clave para impulsar la venta en estos momentos es que el comercio disponga de herramientas que permitan al consumidor aplazar el pago, como Aplazame o 3x4xOney.

En cuanto a los envíos, busca un proveedor de logística de confianza como SEUR, UPS, NACEX, etc. Teniendo claro que el consumidor actual valora mucho la información sobre la trazabilidad del pedido y la flexibilidad en los horarios y métodos de entrega: elección de la franja horaria, servicios de taquillas inteligentes, etc.

En este aspecto, ten en cuenta que estas compañías a menudo funcionan como franquicias (puede cambiar el precio dentro de una misma enseña) y que en el arranque vas a disponer de muy poca capacidad para negociar con ellos, ya que el volumen de negocio va a ser un factor de peso. En este sentido, es recomendable que recurras a comparadores de servicios de logística como Packlink o Booboo, que te ayudarán a conocer la mejor oferta para cada envío.

4. Vender en canales ajenos

Aunque dispongas de tu propio canal de venta, puede ser interesante ampliar el alcance de tu oferta entrando en canales ajenos: Instagram, Amazon y otros marketplaces. Es una realidad que estos canales están acaparando cada vez más volumen de negocio de todo el pastel del comercio online: en torno a un 70% de las ventas se realizan ya en ellos. Piensa qué productos puedes introducir en ellos, no tiene por qué ser toda tu cartera. De hecho, lo ideal es que hagas una selección, por ejemplo, incluir en estos canales los artículos más baratos y más sencillos de explicar de toda tu oferta y dejar para tu punto de venta una propuesta de valor basada en calidad, servicio y atención al cliente.

5. Una experiencia de clientes muy cuidada

La plataforma CMS, los medios de pago y la logística son el corazón del negocio online, pero hay otras herramientas complementarias que le darán el impulso necesario para crecer de forma constante.

Entre ellas, fundamental, las herramientas de email marketing, que hasta hoy es el formato de marketing con mayor ROI. Soluciones como Mailchimp, Connectif o Acumba Mail te ayudarán a automatizar tus envíos de emails, SMS y WhatsApp, para la recuperación de carritos abandonados, la reactivación de usuarios dormidos, etc.

También son interesantes las soluciones de atención al cliente como chats para ayudarles en el momento mismo en el que navegan por nuestra web. Buscadores internos para facilitarles la búsqueda de productos, como Doofinder. Y como forma de diferenciación de otros comercios, herramientas más sofisticadas como la personalización de la página gracias al machine learning y al big data, las búsquedas por voz o tecnología de realidad aumentada y realidad virtual para facilitar la decisión de compra con probadores virtuales como BeepVip, por ejemplo.

6. Escuchar al cliente y al mercado

En el éxito de tu negocio va a ser crucial también el análisis del mercado para que puedas ir adaptando tu estrategia de venta a la realidad del momento.

Para empezar, lo ideal son soluciones gratuitas y muy completas, como Google Analytics. Sin descartar otras más avanzadas como Minderest, que nos ayudará a conocer los precios de la competencia, o Google Trends y Google KeyWord, para detectar nichos de mercado y oportunidades.

Para conocer la opinión que tienen de nosotros nuestros propios clientes, existen herramientas como Opiniones verificadas o Ekomi, que recogen su opinión desde que el cliente ha realizado el pedido hasta que lo recibe en su casa.

Gestionar Cookies