La ‘thank you page’, el detalle que multiplica la conversión

No es nueva, pero la mayoría de las empresas que venden por internet tienden a menospreciarla. Un error, porque la thank you page es un detalle que mejora la experiencia de usuario, la conversión y una buena estrategia para perpetuar la relación con tus clientes.

Thank you page

Vista como un mero trámite de agradecimiento, la Thank You Page (TYP) vendría a concluir un proceso de conversión o por responder a tu llamada a la acción. Pero va mucho más allá porque debe aprovecharse para rentabilizar un lead valioso para la empresa.

La thank you page cumple tres misiones principales, dar las gracias por la acción realizada, algo que siempre resulta un gesto elegante; confirmar al usuario que las indicaciones se han cumplido de manera correcta y, en caso de compra, anunciar al cliente que el proceso se ha cerrado de manera satisfactoria enviándole luego información de conformidad bien a través del correo electrónico, bien a través de una llamada.

Además, las páginas de agradecimiento tienen como propósito mantener la interacción con el usuario cuidando los leads recién convertidos. Como sostiene Antonio Fernández, fundador y CEO de Walmeric, no se trata de conseguir un lead y alcanzar una conversión, sino de seguir trabajándolo para perpetuar la relación con el cliente amortizando aún más el CPA (Coste de adquisición de Clientes).

Qué tiene que tener tu TYP

Según la agencia de marketing digital Cyberclick , para que una TYP sea efectiva y cree un vínculo más allá de la compra, “su estructura debe constar de un menú de navegación, para que el usuario navegue por la web si quiere seguir investigando; una oferta (puede ser un ebook, un descuento, una confirmación a un evento…) con un call to action; contenidos relacionados mediante enlaces; y otro call to action para ofrecerle una oferta relacionada”.

La agencia Inbouncycle , por su parte, ofrece otra serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de diseñar una TYP como expresar el agradecimiento con un título “grande y claro”; añadir “un mensaje de confirmación para que el usuario pueda comprobar la acción que acaba de realizar con un rápido vistazo,  o pensar “en la fase del embudo de ventas en la que ahora se encuentra tu prospecto y cuál sería el siguiente paso”. 

La página de agradecimiento equivale a una landing page a la que es redirigido un usuario que se interesa por nuestra marca y decide darnos información. Aprovechando esta circunstancia, se pueden incluir links a otras páginas de interés relacionadas con tu web y mejorar la conversión.

Personalizarla

Otra práctica recomendable es adaptar tu página de agradecimiento a cada cliente y a cada producto. Según Fernández, “estamos acostumbrados a tengo un lead y los trato a todos de la misma manera, un error. Hay procesos donde el conocimiento nos permite tomar decisiones distintas para hacer mucho más eficiente este proceso de conversión”. Para ello, es preciso sabe integrar toda la data de la que disponemos.

En cualquier caso y por mucho que trabajes la TYP, debes recordar que no hay mayor error que una promesa incumplida y cuanto antes proporciones la respuesta, mejor. En caso contrario, no hay técnica de mejora de experiencia de usuario que valga.