«Esto no va de vender, va de hacer clientes»

La marca valenciana de joyería Singularu ha triunfado en el complejo sector de moda–complementos, con una propuesta donde conviven precio asequible, calidad, personalización, flexibilidad y producción nacional