Construcción de la vivienda habitual. ¿Puedes deducir este gasto?

Desde el año 2013 desaparece la deducción por adquisición y construcción de vivienda habitual, aunque sigue existiendo el derecho para bienes adquiridos con anterioridad a esa fecha.

vivienda

José A. Almoguera, Director General de Megaconsulting , expertos asesores fiscales y financieros, resuelve a continuación las dudas que te pueden surgir en este terreno.

Si se construye su vivienda habitual recuerde que también tiene derecho a ciertas deducciones en el IRPF de las cantidades destinadas a la construcción de su vivienda habitual.

Pueden deducirse todas las cantidades satisfechas en el ejercicio, incluidos todos los gastos que haya tenido y si ha obtenido financiación ajena se incluirán las cantidades destinadas a la amortización de capital e intereses y todos los gastos derivados de la misma con el límite de 9.040 euros.

Se considera construcción de vivienda habitual cuando el contribuyente satisface directamente los gastos derivados de las ejecuciones de obra o entregue cantidades a cuenta al promotor para la construcción de la vivienda, siempre que la construcción se finalice en un plazo no superior a 4 años desde el inicio de la inversión.

Si no se finaliza en este plazo, no pueden practicarse deducciones por las cantidades invertidas y se pierde el derecho por las deducciones practicadas.

Se puede ampliar este plazo por las siguientes causas:

  • Quiebra o suspensión de pagos judicialmente declaradas del promotor de las obras. Se amplía automáticamente el plazo a otros 4 años. Siendo requisito necesario aportar en la declaración los documentos justificativos de las circunstancias que determinan el incumplimiento. En estos casos el plazo de 12 meses en que la vivienda ha de ser habitada comienza a contarse a partir de la entrega de la vivienda.
  • Cuando se produzcan otras circunstancias excepcionales no imputables al contribuyente, distintas a las anteriores que determinen la paralización de las obras. Debiendo en este caso solicitar a la Administración la ampliación del plazo indicando los motivos que determinan el incumplimiento.