03 Jun, 2020

Los parques científicos y tecnológicos españoles se preparan para ofrecer un retorno seguro a sus 175.000 trabajadores

Ofrecer un entorno protegido para sus trabajadores se ha convertido en la principal prioridad de los parques españoles de cara a la reincorporación de sus empresas durante la desescalada.

APTE: Preparando la desescalada

La alarma sanitaria provocada por el coronavirus ha cambiado las prioridades de los parques científicos y tecnológicos españoles, y tras la nueva realidad en la que nos encontramos, además de ser unos entornos de excelencia, los parques deben proporcionar un espacio protegido donde los 175.000 profesionales que trabajan en sus 8.000 entidades puedan desarrollar su actividad de la forma más segura posible y en un entorno en el que se sientan protegidos.

Para conseguir este objetivo, la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE) trabaja desde los primeros momentos de esta alarma sanitaria en una estrategia para contribuir a la consecución un “Parque Seguro”.

En el marco de esta estrategia se han desarrollado una serie de actuaciones, entre las que se encuentra una guía práctica con una serie de recomendaciones y buenas prácticas que puedan servir de modelo a todos los parques y a sus empresas y que se actualiza periódicamente con información actualizada, acorde a las nuevas situaciones y medidas que se vayan poniendo en marcha por parte de las autoridades sanitarias.

Asimismo, desde el comienzo de la crisis sanitaria, los parques científicos y tecnológicos están en continuo contacto con sus empresas y entidades para identificar todos los productos y soluciones que estén desarrollando para combatir al coronavirus, así como todo aquel equipamiento científico – tecnológico con el que cuenten y puedan poner a disposición de este fin. Toda esta información ha sido recopilada por APTE y se ha ido publicando en su web, en una apartado denominado capacidades científico – tecnológicas de las entidades de los parques frente al COVID-19, con el objetivo de que pueda servir a las autoridades sanitarias, ministerios encargados de la gestión de la alarma sanitaria y cualquier entidad, en general, que pueda necesitar esta información.

Además de trabajar en este entorno seguro, los parques científicos y tecnológicos también están analizando cómo van a desarrollar sus actividades, a partir de ahora, sus empresas y entidades. Por ejemplo, desde el punto de vista de la realización de eventos y reuniones, la tendencia va a ser restringir todo lo posible las actividades presenciales y combinarlas o sustituirlas por actividades virtuales. Por este motivo, el grupo de trabajo de comunicación de APTE ha elaborado un informe sobre las herramientas digitales más utilizadas para este tipo de eventos, incluyendo una descripción de las mismas y las posibilidades que ofrecen cada una, con el objetivo de facilitar, tanto a los parques como a sus entidades la elección y utilización de las mismas.

Todas estas actuaciones forman parte de nuestro lema #LosParquesAportan.