Como la cultura puede ser clave del éxito o del fracaso de una empresa

“La cultura no es parte del juego, es el juego”, decía Lou Gerstner, el CEO que dio la vuelta a IBM. Para cada empresa, resulta esencial identificar y definir la suya para que su estrategia funcione. De lo contrario, puede ser un factor de desgaste que impida alcanzar los resultados previstos.

Ser competitivos en el mercado actual requiere de una estrategia diferenciadora que genere valor y una posición única frente al resto de organizaciones. 

La realidad es que muchas empresas fracasan en la ejecución de sus objetivos estratégicos por no tener una cultura coherente y alineada con la misma. 

La cultura puede ser un factor impulsor para que la estrategia funcione o todo lo contrario, un detonante restrictivo provocando conflictos entre personas y áreas con el consiguiente desgaste en nuestros equipos que ven como pese a sus esfuerzos no se alcanzan los resultados previstos.

Es importante entonces entender, que cada cultura es única y necesita ser identificada para facilitar la consecución de nuestros ejes estratégicos. 

Lou Gerstner CEO que dio la vuelta a IBM entre 1993-2002 dijo: “a los 55 años pude entender que la cultura no es una parte del juego, ES EL JUEGO”.

Si sigues leyendo en este punto quizás te estés haciendo algunas preguntas. ¿Se corresponde mi cultura actual con el nuevo plan estratégico que el mercado me exige? ¿Puedo adaptar mi cultura? ¿Qué cambio necesito? ¿Estamos preparados para ese proceso?

Quizás sea el momento de trabajar sobre la cultura que tu organización precisa para alcanzar los objetivos estratégicos. 

Pero ¿por dónde empezar? ¿Hay que flexibilizar la cultura? ¿Tendremos que cambiar la estrategia? ¿O ambas cosas son necesarias?

Vamos a dejarlo claro, de momento, identifica tu cultura, analiza que elementos restrictivos no te dejan avanzar y determina las variables requeridas para alcanzar tus objetivos estratégicos.

Las empresas exitosas son difícilmente imitables y lo son porque tienen una cultura fuerte, prospera y resistente sobre todo en momentos y situaciones como las que estamos viviendo.

«Si no te gusta el cambio, la irrelevancia te va a gustar mucho menos» (Alan Mulally, ex-Presidente y CEO de Ford).

¿Te interesa este tema? Contacta con jcrequena@aquora.es 

Juan Carlos Requena Ocaña es CEO de Aquora Business Education.

Gestionar Cookies