+

Triunfar a los 20: jóvenes emprendedores de éxito

En colaboración con la Universidad Camilo José Cela, que ha lanzado Startup Challenge, iniciamos ‘Aprendes o emprendes’, una serie de contenidos centrados en definir cuáles son las habilidades, recursos y estrategias que deben tener los futuros emprendedores.

Emprendedores de éxito

La energía y entusiasmo que uno tiene a los 20 años son, sin duda, grandes aliados a la hora de emprender. Frescura, una mente innovadora y la osadía que proporciona el estado de juventud compensan de alguna manera la falta de experiencia o conocimientos que pueda haber a esta edad y que resultan solo cuestión de tiempo y esfuerzo.

Inició su primer proyecto empresarial con 16 años y a los 25, ya iba por su tercera empresa, quizá porque “como no sabía que era imposible, lo hice”, le gusta comentar a Yaiza Canosa. La fundadora de Glue Concept creó con 21 años esta startup a medio camino entre consultora de empresas y una joint venture, aunque su primer emprendimiento lo vendió a una empresa con solo 16.

Dos años más tarde de Glue Concept, Canosa se lanzó a poner en marcha una idea que le rondaba por la cabeza y que se materializó en GOI, dedicada al transporte de objetos voluminosos, como muebles o electrodomésticos.

Su proyecto más reciente es de 2018, cuando contaba con 25 años de edad: GlueWork, del que es cofundadora y que busca crear una red nacional de espacios de trabajo a modo de centros de inspiración o, como ella dice, “hervideros de talento”.

“Si alguien me hubiese dicho hace unos años dónde iba a estar hoy, habría flipado, pero yo creo que los techos hay que romperlos y eso se consigue sin ponerte límites, haciendo cosas y mirando hacia delante”, afirma la joven empresaria, también licenciada en ADE y con un MBA.

Emprender con siete años

Como Yaiza, cada vez son más los jóvenes que se lanzan al emprendimiento. La generación millennial encuentra en el emprendimiento una forma de materializar sus aspiraciones de éxito y autonomía –ser sus propios jefes– y en muchos casos, sorprende la naturalidad con la que abordan originales iniciativas. Esto es especialmente llamativo en culturas como la estadounidense, donde abundan los casos de ‘casi niños’ que no vacilan a la hora de lanzar su propio negocio.

Pequeños emprendedores como Ben Towers, que fundó su agencia de marketing digital con 11 años, o Neha Gupta, que comenzó a vender juguetes y otros objetos a los 9 años para ayudar a los huérfanos y hoy, su premiada organización sin ánimo de lucro, Empower Orphans, es conocida a nivel global.

Brennan Agranoff es un joven que, con 13 años, decidió dar color a los aburridos calcetines de baloncesto y comenzó a idear HoopSwagg, marca con más de 20 empleados y que factura más de un millón de dólares al año. Otro de los ejemplos más precoces es el de Alina Morse, que con solo 7 años y la ayuda de sus padres inició su negocio de golosinas sanas Zollipops.

Una fresca inspiración

Sin llegar al extremo de tener que cambiar los juegos de la adolescencia por reuniones de empresa y grandes responsabilidades, resulta igual de sorprendente ver a jóvenes que rondan la veintena y que ya han catado las mieles del éxito empresarial –y probablemente, también unos cuantos quebraderos de cabeza–. Inspírate con algunos de estos emprendedores y emprendedoras que lo tuvieron claro desde muy pronto:

– Pablo González, nacido en Sevilla, en 1994, fundó Trivu –anteriormente denominada Pangea– con solo 19 años. La iniciativa que se ha convertido en uno de los mayores ecosistemas de emprendimiento joven a nivel global, organiza Unleash –un gran evento para reunir a jóvenes de todo el mundo– y factura más de un millón y medio de euros al año.

– Gala Freixa es una de las cuatro jóvenes que, con una media de edad de 22 años, fundaron Sheedo, fábrica de papel sostenible.

– Jorge Oliveros comenzó a montar Jobin –plataforma que conecta a gente con profesionales de confianza– a los 23 años, aunque ya venía de haber montado otras tres empresas, como una relacionada con los huertos en casa.

– Mireia Badia es CEO y fundadora de Grow.ly, plataforma de crowdlending, que ideó con 23 años después de sacarse el grado de Ciencias Empresariales Internacionales y trabajar en dos entidades bancarias.

– Roberto Lifante es uno de los emprendedores más precoces del panorama español. Con apenas 15 años fundó, junto a su hermano y un compañero de clase, Tecnologyk –fábrica de impresoras 3D– y a los 16, creó TK Analytics, consultoría tecnológica especializada en el desarrollo de software, transformación digital y ciberseguridad. Su empresa tiene ya una facturación millonaria.

– Fátima Mulero desarrolló, con apenas 18 años, una mascota virtual para iPad destinada a niños con necesidades especiales. Fue el inicio de una serie de iniciativas relacionadas con nuevas tecnologías y autismo, hasta llegar a auTICmo, fundada en 2016, y en la que actualmente ocupa el puesto de CEO.

El de Óscar Pierre, cofundador y CEO de Glovo, es, probablemente, uno de los ejemplos más gráficos de lo que significa emprender a edad temprana. Este gigante, que presta servicio en más de 200 ciudades de 26 países, está especializado en la recogida y envío de pedidos en menos de una hora a través de repartidores independientes.

– Inés Arroyo es la fundadora de la marca de moda de lujo sostenible Laagam, que se vende en más de 50 países y supera los 30.000 clientes.

Startup Challenge, la oportunidad para que empieces hoy a cambiar tu futuro

Desde la UCJC, hemos creado el Startup Challenge para ayudarte con esa idea de proyecto innovador o de startup que quieres lanzar desde hace tiempo, pero que aún no te has atrevido. Cualquier idea innovadora y disruptiva puede participar. Desde la UCJC, queremos que te formes en emprendimiento rodeado por los mejores emprendedores de España, estudiando con nosotros. Porque con la UCJC aprendes emprendiendo.

Participa ya en el Startup Challenge de la UCJC con tu idea de proyecto o de startup y consigue una de las 10 becas para estudiar el Grado en Emprendimiento y Gestión de Empresas. No esperes más, porque tu futuro es hoy. En la UCJC aprendes emprendiendo.

El plazo de inscripción es del 20 de julio hasta el 23 de agosto.

Si tu idea es elegida, será valorada por un comité de expertos en emprendimiento que seleccionará a 15 finalistas y 10 ganadores. Si estás entre estos últimos, te llevarás una de las 10 becas de estudios que cubren el 100% de la matrícula y los créditos del primer año del Grado en Emprendimiento y Gestión de Empresas para formarte con nosotros y empezar a construir tu futuro desde hoy mismo.