4 franquicias por menos de 10.000 euros para iniciar el curso

En los sectores de intermediación inmobiliaria, agencias de viaje y la promoción de hábitos saludables de alimentación

Franquicias de bajo coste

Septiembre representa el inicio oficial del curso en diferentes ámbitos de la vida. Un comienzo que este año viene acompañado de incertidumbres varias, como la inflación, unas previsiones de crecimiento a la baja, la crisis energética o las consecuencias derivadas de la guerra en Ucrania. Un contexto donde las oportunidades para abrir una franquicia de bajo coste ganan enteros entre el colectivo de potenciales franquiciados. Aquí tienes un catálogo de marcas con una inversión inicial aproximada inferior a 10.000 euros.

IAD ESPAÑA. Media de 150 euros/mes.

iad España ha desarrollado una franquicia de baja inversión que se adapta a las necesidades del mercado actual y se sustenta en tres pilares fundamentales como son el expertise inmobiliario, el potencial de internet y la fuerza del marketing de red, como explican desde la central.

La compañía impulsa ahora su expansión en franquicia. Y para ello, selecciona a emprendedores con ganas de trabajar en el mundo inmobiliario, «que busquen un horario flexible, trabajo online y con don de gentes».

Desde la central prestan un soporte integral al franquiciado, que se materializa en un programa de aprendizaje y acompañamiento personalizado, formación, soportes de marketing para promocionar su negocio y acceso a partners (portales inmobiliarios) y herramientas esenciales (gestión de leads) para el trabajo.

HALCÓN VIAJES. 3.000 euros + IVA

En Halcón Viajes el desembolso inicial se corresponde con el canon de adhesión (6.000 euros más IVA), cantidad que en 2022 han bajado a 3.000 euros, como recuerda José Ignacio Rosales, director comercial de Franquicias del Grupo Ávoris, que integra las otras redes de agencias B The Travel Brand y Viajes Ecuador. “Al grupo también pertenecen tour operadores, compañías aéreas o cadenas hoteleras, con lo que nuestro éxito radica en vender viajes a todas las empresas de la corporación. No buscamos el beneficio económico en la incorporación de una franquicia, de ahí la reducción del canon, si no en crecer en puntos de venta profesionales en ubicaciones estratégicas”.

Referente en el sector, para articular su crecimiento buscan a emprendedores «con ganas e ilusión de empezar una carrera profesional en el sector de las agencias de viaje», destacando la importante evolución de la compañía en los últimos tiempos adecuándose a las nuevas tecnologías y aportando al franquiciado importantes herramientas de venta para ser oficinas de venta altamente competitivas, como subrayan desde la central.

Como novedad, cada franquicia de la red tiene su propia página web, agencia de viajes online desde la que captar parte del negocio de los viajes en internet.

ALFA INMOBILIARIA. Desde 3.000 euros + IVA

La inversión inicial aproximada que aquí reflejamos se refiere al modelo online que propone este nombre propio dentro del mercado de la intermediación inmobiliaria.

Desde la central explican que su extensa trayectoria ha originado la evolución del método de trabajo para adaptarse de un modo sencillo a los distintos ciclos socioeconómicos y, sobre todo, a las preferencias de los clientes en cada momento. “Por ello, es fácil aplicarlo con independencia del perfil del franquiciado, sin experiencia, con experiencia u oficinas ya activas”. Su máxima es aportar todo lo que necesite el emprendedor
para que se focalice en la actividad comercial. En este sentido, dispondrá de un CRM inmobiliario de desarrollo
propio, una web para la oficina con toda la base de datos a escala nacional, sesiones personales de coaching…

COOK & PLAY. 5.000 euros + IVA

Focalizada en la promoción de hábitos de vida saludables a través de clases de cocina, Cook & Play contempla un desembolso de 5.000 euros + IVA. “Hemos eliminado elementos innecesarios”, explica su cofundador Manuel Sánchez. “Nuestro modelo está basado en un enfoque low cost sin local, lo que te permite utilizar los espacios de otros para trabajar”.

Esta franquicia de educación está dirigida a personas interesadas en el emprendimiento, la educación y los hábitos saludables. “Al unirse a Cook & Play, el asociado recibe la formación y la certificación necesaria para impartir clases de cocina a niños en colegios y talleres particulares”.

Como ventajas competitivas del proyecto, destacan “lo novedoso de la idea, la flexibilidad del modelo de negocio, su bajo coste de implementación y la posibilidad de compaginarlo con otros trabajos o con los estudios”.