4 franquicias que están revolucionando el mercado de la salud con propuestas muy innovadoras y pioneras

Prevención de enfermedades y riesgos relacionados con la edad, psicología y logopedia basada en la disciplina positiva, centros integrales para dar soluciones a las familias y a sus hijos, y tratamiento del dolor con láser

Nueva generación franquicias de salud

Asistimos en los últimos tiempos a la entrada en el sistema de franquicia de marcas que despliegan propuestas innovadoras relacionadas con el universo de la salud. Hablamos de conceptos de negocio pioneros, con un recorrido inmenso y que llegan a nichos de mercado aún por explorar, con lo que las posibilidades –y oportunidades–se multiplican.

NEOLIFE

Neolife es una cadena especializada en la gestión de clínicas para la prevención de enfermedades y riesgos relacionados con la edad, mediante una amplia gama de pruebas médicas y consultas específicas, incluyendo las nutricionales. Una vez esbozada su propuesta, la central detalla las ventajas competitivas que despliega su concepto de negocio:

  • Una oferta de tratamientos y servicios de máxima calidad, sustentada en las mejores prácticas del sector, con una experiencia y casos de éxito que beneficiará de un modo directo a nuestros franquiciados.
  • Modelo de gestión sistematizado, siguiendo las pautas operativas que transmitimos a cada asociado.
  • Un saber hacer probado con éxito desde 2013.
  • Sistema informático de gestión propio, completamente adaptado a la gestión de la clínica.
  • La cesión de uso de nuestra marca, de reconocido prestigio en el sector, cuya capacidad de atracción de clientes es claramente un activo esencial para el lanzamiento y evolución de cada franquicia.

Sobre esta sólida base la compañía lanza ahora su proyecto en franquicia. Y para impulsarlo, busca tanto a gestores como a inversores, a quienes pide que el 40% de la inversión proceda de recursos propios.

SYNDEO

“Somos la primera y única franquicia de nuestro país especializada en psicología y logopedia basada en la disciplina positiva”. A partir de aquí, su modelo se enfoca a perfiles con formación en las disciplinas con las que trabajan y también a inversores y autoempleo. “Facilitamos las herramientas y formación para gestionar el centro sin necesidad de experiencia, cualidad que sí requiere el equipo que trata a los pacientes”. Relacionado con esto último, disponen de un área de coordinación terapéutica, uno de los puntales del soporte de una central que ha firmado un acuerdo con Banco Sabadell. No se fija un porcentaje mínimo de recursos propios, con una facturación de 201.600 euros y un pay–back a 18 meses.

ANDA CONMIGO

Su propuesta diferencial es que aúna todas las terapias en un mismo espacio, “para dar soluciones a las familias y a sus hijos”. A partir de aquí, se fijan en emprendedores, preferiblemente con valores sociales, a los que les gusten los niños y conozcan en primera persona o por allegados las necesidades de 0 a 14 años en áreas como logopedia, retrasos madurativos y tdah. “Los candidatos pueden ser padres con iniciativa, profesionales relacionados con este ámbito y centros operativos”. La central, que tiene acuerdos con entidades financieras como parte del apoyo integral a la red, pide que al menos el 60% de la inversión sea en recursos propios. El pay–back es inferior a un año y la facturación de unos 35.919 euros.

DOLORITAS

“Nuestros servicios terapéuticos alcanzan a las personas que padecen dolor crónico o agudo, de difícil solución, con tratamientos eficaces, sin efectos adversos, sin fármacos ni riesgos”. Para ello, se valen de la medicina del láser o fotomedicina. “Una de las ventajas es el tiempo de tratamiento (de 5 a 10 minutos), además de no existir coste directo de producto o mercancía”. El perfil de franquiciado idóneo es el de emprendedor– empresario y/o autoempleo para un profesional sanitario (fisioterapeuta – enfermería). “Tenemos un acuerdo de renting para los equipos clínicos y recomendemos un capital propio del 70%”. Con una facturación el primer ejercicio superior a los 110.000 euros, el pay–back es a 1,5 años.