Enseñanza en clave infantil

La formación en franquicia tiene nombre de niño, con proyectos que buscan hacerse su hueco mediante la especialización, con los idiomas como protagonistas del tablero de juego.

Overhead view community focused preschool students using finger paints on poster
Hero ImagesGetty Images

Alrededor de los niños nacen propuestas orientadas a cubrir el infinito abismo temporal que se abre una vez acaban las clases. Dicho de otra manera más prosaica: proyectos especializados en actividades extraescolares.

Aquí encontramos academias de música y de baile (Adagio Cantabile), clases de ajedrez (Master Chess), escuela de cocina (Kitchen Academy)… La especialización es un valor al alza para hacerse un hueco en este mercado, pero que nadie espere desarrollos masivos en este tipo de actividades.

La tecnología, como parte indisoluble de la vida cotidiana de las nuevas generaciones, estimula oportunidades, pero se echan en falta iniciativas potentes que extraigan todo el potencial de la enseñanza relacionadas con la robótica, la programación, la realidad aumentada y la realidad virtual. Un campo en el que ya operan marcas como Conectados Escuela Tecnológica (robótica) y Logiscoool (programación).

En este escenario, los idiomas refuerzan su reinado como semillero de proyectos con recorrido. Es significativo, en este sentido, que un referente como Kumon introduzca ahora en España Kumon English, cuando hasta ahora su negocio, en nuestro país, se centraba en actividades extraescolares para desarrollar el máximo potencial del alumno, a través de programas propios de matemáticas y lectura. Un sistema –el de inglés– que la compañía lanzó en Japón en 1980 y que después inició su trayectoria internacional.

Pero hay vida más allá de los más pequeños. En el segmento también operan firmas que tienen en el público adulto su foco, como Luis Vera Oposiciones y la escuela de negocios Aicad Business School. Una actividad, en definitiva, que mantiene sus constantes al alza, al pasar de 2.401 centros en el 2016 a los 2.456 con los que cerró el pasado ejercicio, con una facturación que subió de los 382,2 millones a los 384, según los datos de la AEF.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias