Gautier busca expandirse en España con marca propia 100%

La primera fórmula para darse a conocer en España fue distribuyendo sus muebles a través de puntos de venta ya consolidados. Ahora Gautier quiere crear una red de franquicias en nuestro país con tiendas exclusivas de la marca francesa de muebles.

Agnès Cousin, Gautier
Guillermo Jimenez HEARST

Gautier nació cerca de Nantes (en la Bretaña francesa) hace ahora 60 años. Se trata de una empresa familiar orientada a la venta de muebles contemporáneos de alta gama y todo lo relacionado con la decoración del hogar. Una vez consolidada en Francia, la familia Soulard decidió ampliar la actividad distribuyendo sus muebles made in france por todo el mundo. Empezaron la expansión buscando alianzas con los principales puntos de venta en los mercados internacionales. En el caso de España, el partner lo establecieron en Valencia.

Sin embargo, con el paso del tiempo, optaron por crear marca. En esta nueva andadura, no era lo más conveniente limitarse a ocupar un pequeño rincón en otros establecimientos, así que optaron por abrir sus propias tiendas Gautier para la venta del mobiliario que fabrican de forma íntegra en Francia.

Como resultado de la nueva estrategia surge, hace 15 años, la franquicia Gautier. Ésta mantiene la central y el centro de producción en la localidad de Vendée. Aquí dan trabajo a aproximadamente 850 personas y de la fábrica salen cada día más de 8.000 muebles para ser enviados a todos los rincones del planeta. En total son 120 el número de tiendas Gautier existentes en el mundo, 70 propias.

Con una presencia internacional en 65 países, la firma se erige en embajadora de la elegancia francesa en cuanto a muebles y decoración, con una facturación del grupo que supera los 120 millones de euros. La táctica actual consiste en implantarse en los países emergentes de Asia central, el sudeste asiático, África, América Latina o los países del Golfo. Así las cosas, la exportación supone para el grupo el 25% de su actividad.

Solo una en España

Agnès Cousin es la responsable para la expansión de la franquicia Gautier en España, país donde, por ahora, sólo tienen una tienda franquiciada en el sur de Madrid, en la zona de Fuenlabrada. “Mi misión es desarrollar la red de franquicias en España- cuenta- Hemos cambiado mucho las cosas. Ahora sólo vendemos en tiendas 100% Gautier”.

Está convencida de que también en España existe un nicho muy concreto para este tipo de mueble de alta gama y que su trabajo es identificar a esos clientes premium, aquellos que no se ven demasiado afectados por los cambios de ciclo económico. En cuanto a la competencia en el mercado español, cree que más que buscarla entre los fabricantes nacionales hay que estar al tanto de lo que ofrecen otras enseñas internacionales tipo Roche Bobois.

En cuanto a las condiciones para el franquiciado, dependiendo de la ubicación y la dimensión del establecimiento, fijan la inversión media entre los 200.000 y 300.000 euros, amortizables, según Cousin, en 2 o 3 años. Asegura que el mismo servicio de atención personalizada y acompañamiento a lo largo de todo el proyecto que practican con los clientes, lo trasladan también a los franquiciados. “Es un concepto integral desde el principio hasta el fin. Nos encargamos de la localización, del diseño de la tienda, de la formación, de suministrar los muebles que sabemos que mejor funcionan para el lanzamiento del negocio… Tenemos un departamento especial que se dedica a atender todas las necesidades de los asociados”, declara Cousin.

Las claves para triunfar con una tienda Gautier

Sin embargo, si tuviese que elegir las claves principales para el buen funcionamiento de una tienda Gautier, la responsable de Expansión se quedaría con dos: la ubicación y el factor humano.

La superficie de sus establecimientos está entre los 250 y 400 metros cuadrados, pero no existe un criterio unificado en cuanto al emplazamiento. “Dependiendo de cada núcleo de población, tanto puede funcionar en pleno centro como a las afueras”, asegura. En lo que respecta al factor humano, “y yo diría que casi al mismo nivel que el emplazamiento”, se refiere a la motivación del personal que entra en contacto con los clientes, una motivación que ha de empezar por el líder del proyecto y su capacidad para contagiar ese entusiasmo a todo el equipo.

El otro punto fuerte de Gautier es el esfuerzo de la compañía por “renovarse sin descanso” y tomar la delantera a sus competidores no sólo en cuanto a los diseños sino también en cuanto a la producción. Más conservadores parecen, sin embargo, en cuento a la política de expansión si se tiene en cuenta que todavía las tiendas propias predominan sobre las franquiciadas, motivo por el cual Cousin no se atreve a aventurar el número de tiendas con el que les gustaría cerrar el año en España.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias