Speedy o el éxito del taller de nueva generación

Creada en 1978 y líder en Francia en la reparación rápida de automóviles, la marca cumple dos años en el mercado español, donde cuenta con cuatro centros como punta de lanza para llegar a las 150 unidades en el medio plazo.

Rodrigo de Sebastián Speedy
Speedy

Speedy es una franquicia de talleres de mecánica rápida multimarca. Pero más que talleres, en la compañía prefieren llamarles ‘centros’, como explica Rodrigo de Sebastián, director general de T&S Automóvil, sociedad que ha adquirido la franquicia maestra para desarrollar la marca en nuestro país. “Un centro, en cierto modo, representa un nivel evolucionado de la actividad, superior al de un taller tradicional”.

Y es que la empresa francesa apuesta por espacios diferenciales respecto a la competencia y con valores operativos muy definidos, como puede comprobar cualquier cliente que se acerque a uno de sus centros. “Lo que va a encontrar es limpieza, una imagen de marca atractiva, empleados muy profesionales y preparados, dispuestos a escucharle, detectar cuáles son sus necesidades, aconsejarle, todo con la máxima claridad y transparencia. Cada vez que se plantea una operación se emite un presupuesto, de modo que no se realiza la intervención hasta que el usuario acepta ese presupuesto. En el horizonte, que el cliente no se lleve sorpresa alguna al recoger el coche. Y no olvidemos que las piezas que empleamos proceden de fabricantes de primer nivel”.

En este retrato que De Sebastián esboza de los centros se condensa gran parte de la esencia competitiva de una cadena con más de 500 unidades distribuidas en diferentes países y que en España, mercado al que llegó hace unos dos años, gestiona hoy cuatro centros. Profundicemos ahora en las clave de esta enseña, que aspira a alcanzar los 150 puntos en nuestro país en el medio plazo.

EMPRENDEDORES: ¿Cuál es el origen de Speedy?

RODRIGO DE SEBASTIÁN: La compañía nació en Francia en el año 1978 como especialista en sistemas de tubo de escape. Desde entonces, como es lógico, ha habido un gran cambio en cuanto al tipo de prestaciones que se realizan, de mantenimiento, de incorporación de nuevos conceptos, a lo que sumamos la renovación, en el 2013, de la imagen. En el 2016, además, Speedy Francia fue adquirida por el fabricante de neumáticos a nivel mundial Bridgestone.

EMP.: ¿Cuántos centros tienen en la actualidad?

R.D.S.: A día de hoy la cadena cuenta con más de 500 centros, de los cuales unos 490 están en territorio francés, donde englobamos la presencia en territorios de la Francia metropolitana como la Martinica o Guadalupe. Subrayar que 226 de esas unidades son franquiciadas y que nos situamos como líderes en el mercado galo en el segmento de la reparación rápida de automóviles.

EMP.: ¿Y en qué otros mercados tienen presencia?

R.D.S.: Estamos en Marruecos, Senegal y Túnez, entre otros países, con una estrategia hoy importante de expansión internacional. En España empezamos hace un par de años, con un proyecto también de envergadura.

EMP.: Qué plan de expansión han diseñado para el mercado español.

R.D.S.: Ahora mismo tenemos cuatro centros propios, todos en la zona de Madrid, y de aquí a finales de año pondremos en marcha otros tres, también en régimen de propiedad y en Madrid. Nos encontramos en la fase de desarrollo de la franquicia, con contactos por todo el territorio nacional con gente interesada en el proyecto. A partir de aquí, el objetivo es tener una red de 150 talleres en el medio plazo.

EMP.: De estos 150 talleres, ¿van a ser todos franquiciados?

R.D.S.: Mayoritariamente, sí. Entre el 5 y el 10% serán propios.

EMP.: ¿Cuándo se abrirán las primeras franquicias?

R.D.S: Esperamos que a finales de este ejercicio, pero dependerá de factores como los permisos a obtener. Si se trata de un taller nuevo, hay que solicitar los permisos correspondientes, pero si es un taller que se transforma, el proceso va más rápido… En cualquier caso, nuestro plan de negocio contempla que en el último trimestre se pongan en marcha de 4 a 5 franquicias.

EMP.: ¿Qué perfil de franquiciado están buscando ahora mismo?

R.D.S.: Buscamos, principalmente, a alguien dinámico, con carácter comercial, comprometido con la marca y preparado para afrontar cambios, como ocurre en todos los negocios en determinados momentos.

Dentro de este perfil, encontramos a gente que viene del sector, que a lo mejor ya tiene otro negocio y quiere incorporar nuestro concepto a su porfolio, o que gestiona un taller y lo transforma. Por otro lado, está el perfil de emprendedor que aterriza en el mercado por primera vez. En cualquiera de los dos casos, le prestamos la asistencia y acompañamiento necesarios para asegurar que el proyecto se desarrolla con garantías.

EMP.: ¿Qué soporte dan al franquiciado?

R.D.S.: El apoyo es integral, con una formación exhaustiva en cuanto a los productos y demás parcelas, un acompañamiento en todos los ámbitos, consejos y transmisión de nuestros valores, sin olvidar los acuerdos con los proveedores que nos suministran las piezas, con compañías de seguros y con financieras especializadas en el ámbito de la franquicia.

EMP.: ¿Cuáles son las principales ventajas competitivas de Speedy respecto a la competencia?

R.D.S.: Fundamentalmente, lo que nosotros pretendemos acercar al cliente es transparencia, profesionalidad, proximidad, fiabilidad y honradez.

EMP.: Lo anterior enlaza con el hecho de que aseguran que sus centros y profesionales están preparados para los cambios tecnológicos, ¿no?

R.D.S.: De hecho, una de las grandes ventajas de pertenecer a una cadena como la nuestra es que el franquiciado accederá a información sobre los cambios que se van produciendo en la actividad, referidos, por ejemplo, a evoluciones técnicas. Estamos en la era digital, un ámbito en el que estamos trabajando con la vista puesta en incorporar la conectividad del vehículo, las comunicaciones con los centros de trabajo de la red…

EMP.: ¿Adaptarse a estos cambios es el principal reto del sector?

R.D.S.: Sí, éste es uno de los desafíos. Mucha gente en España, dentro de este sector, se ha quedado un poco obsoleta, ha perdido el tren de las evoluciones tecnológicas y, como consecuencia, ha dejado de ser competitiva.

EMP.: Para terminar, ¿en qué momento se encuentra un sector de actividad como el de la reparación de automóviles, caracterizado por una importante atomización?

R.D.S.: La particularidad del mercado es que hay una densidad importantísima de talleres. Excluyendo la red oficial de fabricantes de vehículos, hablamos que, a finales del 2017, operaban unos 38.000 puntos, el doble que en Francia, lo que da una idea de la gran competencia existente, si pensamos que nuestro parque automovilístico es inferior al francés. No obstante, poco a poco se va reduciendo el número de puntos, a un ritmo del 2-3% anual, de modo que la intensidad de talleres baja.

La crisis económica, por otro lado, se hizo notar en el sector, pero en los últimos ejercicios la cifra de negocio va creciendo. Según la Federación Española de Empresarios Profesionales de la Automoción, la cifra de negocio de los talleres ha subido el 2,3% en el 2018. Lo cierto es que llevamos tres ejercicios de recuperación y a finales del año pasado nos encontrábamos con un nivel de facturación similar al de antes de la crisis. La perspectiva es que la actividad siga creciendo de forma sostenida, lo que, unido a la reducción del número de centros, hace que el mercado vaya saneándose y mejorando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias